null: nullpx
cancer

Brazaletes de superhéroes para niños con cáncer: un invento mexicano para apoyarlos en la quimio

Publicado 17 Ene 2020 – 12:36 PM EST | Actualizado 17 Ene 2020 – 12:36 PM EST
Reacciona
Comparte

El cáncer es una de las principales causas de muerte en niños y jóvenes alrededor del mundo. De los 18 millones de casos que se diagnostican en el mundo cada año, 250 mil corresponden a pacientes menores de edad.

Los tratamientos para eliminar las células cancerosas son muy agresivos, debido a que la radiación y los fármacos usados durante las terapias no distinguen entre las células afectadas y las sanas, lo que provoca daños colaterales al organismo.

Los niños tienden a ser más vulnerables a las radioterapias y quimioterapias que los adultos; no solo por los efectos secundarios en su salud, sino también por el estrés y el miedo que el procedimiento les genera.

Para intentar aliviar el estrés psicológico causado por las terapias, Rodrigo Medina Castillo, egresado de la Licenciatura de Diseño Industrial de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), creó un brazalete para niños con cáncer que les ayuda a disminuir la ansiedad y la angustia durante el procedimiento médico.

Medina Castillo padeció cáncer durante su niñez, así que conoce de primera mano el desgaste psicológico y emocional que provocan los tratamientos para combatir la enfermedad. Fue precisamente su experiencia lo que lo motivó a buscar una solución.

Su idea era desarrollar un proyecto en el cual la parte médica se pudiera combinar con la parte emocional, para brindarle al paciente alivio y tranquilidad.

«Hay un malestar físico, pero también desde la psicooncología se ha estudiado que la existencia de un impacto emocional durante la terapia puede tener ciertas consecuencias que acompañan al paciente por el resto de su vida».

Por tal motivo, el brazalete está diseñado para ser usado por el niño de manera interactiva, estimulando su participación y creando una distracción cognitiva.

El brazalete motiva al niño a que use su imaginación, de tal suerte que la experiencia resulte menos desagradable y no se genere un recuerdo traumático. Todo esto gracias al empleo de la tecnología de realidad virtual.

El brazalete posee un panel de iluminación de leds, que se encienden de manera secuencial o aleatoria dependiendo de la dirección en la que corre el medicamento.

Las luces generan la ilusión de que el niño se está recargando de poder, representado por un color en específico: azul es energía, amarillo es alegría, verde es fortaleza y rojo es valentía.

De acuerdo con la investigación del diseñador, los sentimientos negativos más identificados durante el tratamiento contra el cáncer son miedo, tristeza, enojo y cansancio, por lo cual Medina decidió contrarrestarlos con los colores del brazalete.

Una de las características más llamativas del dispositivo son sus carcasas intercambiables, las cuales se fijan de manera magnética y tienen diseños de personajes populres, como el escudo del Capitán América, la armadura de Iron Man o el vestido de Elsa de la cinta Frozen.

La batería del brazalete es recargable mediante un cable USB, lo que le otorga mayor autonomía y menor costo ambiental.

Medina Castillo planea iniciar su proyecto con los niños del Hospital Infantil de México (donde fue atendido), por lo que está a la espera de la autorización.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte