null: nullpx
Consejos de Limpieza

9 tips para evitar que el polvo y la suciedad entren y se queden en tu hogar

Publicado 26 Sep 2014 – 07:00 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Todas estamos siempre buscando el equilibrio perfecto entre tener una casa que luzca impecablemente limpia y ordenada, al tiempo que invertimos menos tiempo y esfuerzo limpiando y ordenando.

Y si bien la mayoría de los trucos consisten en limpiar de determinada manera o con ciertos productos, hoy nos vamos a concentrar en el otro lado de la historia: cómo ensuciar menos para así tener menos que limpiar.

#1 Barre la entrada

La mayor cantidad de suciedad –del 75 al 80 por ciento– que ingresa al hogar lo hace desde el exterior. Mantén la mugre afuera barriendo periódicamente entradas, calzadas, porches, aceras y las puertas y accesos del garaje. Luego agrega un felpudo para el interior y el exterior de cada puerta.

#2 Sacude los felpudos

Pasa la aspiradora o sacude los felpudos y alfombras de la entrada cuando limpies el resto de la casa, y lávalos por lo menos una vez al mes.

#3 Quítate los zapatos

Mantén a raya el polvo, la tierra y las marcas en el piso solicitando a los miembros de la familia e invitados que se quiten los zapatos al entrar en la casa. Ten una cesta con zapatillas en la puerta para que cada uno pueda ponérselas al sacarse los zapatos.

#4 Usa el paragüero

Ten un paragüero cerca de la puerta para mantener los chorreantes paraguas mojados lejos de los pisos de la casa.

#5 Limpia a la mascota

No permitas que tu mascota entre directamente a la casa durante o después de un día de lluvioso. Utiliza una toalla para secar el pelaje y limpiar las patas de tus mascotas cuando vuelven del exterior.

#6 Limpia cuando hay luz

Cuando inevitablemente llegue el momento de limpiar, pasa la aspiradora cuando la luz natural en la sala se encuentra en o cerca de su mejor momento. Vas a hacer un mejor trabajo y no tendrás que volver a hacer retoques.

#7 Evita la acumulación de polvo en los adornos

Utiliza aire comprimido para quitar el polvo de artículos casi imposibles de limpiar, para eliminar el polvo de las flores secas, velas, floreros, figuras intrincadas y piezas de madera tallada.

#8 Cepilla las pantallas de las lámparas

En las pantallas de las lámparas utiliza un cepillo de pelusa acolchado para desempolvarlas.

#9 Evita el polvo en los tapizados

Aspira el sofá y sillas tapizadas con regularidad, aunque no parezca que lo necesitan. Cuando la suciedad y el polvo invisible quedan en la superficie de la tela, la gente se sienta en él y presiona las partículas profundamente en el tejido de la tela. Con el tiempo, estas se acumulan y se vuelven más notable, y en ese momento, ya es demasiado tarde para aspirarlo.

Mantener el polvo y la suciedad fuera de tu hogar no requiere mucho esfuerzo, sino más bien que prestes atención a pequeños detalles que evitarán que entren en tu casa. ¡Y también te servirá aplicar los 9 hábitos de las personas que nunca tienen que limpiar su casa!

Reacciona
Comparte