Comidas exóticas que los latinos adoramos

Checa estas deliciosas recetas latinas de comidas exóticas
Univision.com
28 Ene | 2:28 PM EST



- Texto: Flor Rodríguez, cocinera y bloguera
La gastronomía latina comprende desde platillos elaborados y súper sofisticados, hasta comida callejera y al paso súper deliciosa. Siempre que pruebas un bocado de estas culturas sabes que te embarcas en un viaje de sabores. Pero, ¿sabías que muchos ingredientes de platillos hispanos emblemáticos tienen mala fama en EEUU? Apunta estas recetas ¡y sorprende a tus comensales americanos!

Mondongo, tripa, guatita, mishque, pancita... son los múltiples nombres con los que se conoce al estómago de res, que se cocina en deliciosos guisados a lo largo y a lo ancho de América Latina. Una cucharada de estos tazones humeantes y sabrosos, ¡y cualquiera se volverá adicto!
Para hacerlo en casa: es fundamental cocinar la tripa ya cortada en agua, con antelación. Luego, prepara un sofrito con ají, cebolla y ajo, añade la tripa cocida, incorpora jitomate, condimentos (paprika, comino, sal, pimienta), tocino ahumado, chorizo, papas, zapallo y guisantes. Añade 1 litro (0.2 galones) de agua tibia y cocina hasta que los ingredientes estén en su punto, y el líquido haya concentrado todo el sabor y haya tomado una textura untuosa.

Morcilla, moronga, rellena, prieta o sangrecita. Se trata de un embutido de color negro que tiene como ingrediente principal la sangre coagulada del puerco. Y aunque suene a un plato propio del Conde Drácula, ¡es un manjar!
Cómo disfrutarla: se puede comer como aperitivo, fría, cortada en rodajas como paté, sobre tostadas de pan. O bien a la parrilla, cocinada unos instantes por lado hasta que esté dorada y el interior tome calor. Es un fabuloso entrante en los clásicos ‘asados’ latinos. En Colombia y Venezuela se la utiliza para rellenar las clásicas arepas, mientras que en México suelen freírla en rodajas.

Brains! El seso de res y de cordero es también un ingrediente muy usado en la cocina latina.
Cómo comerlo: se disfruta hervido y sazonado en forma de relleno de pastas (ravioli o cannelloni), o bien se lo rebana, sazona, enharina y fríe como escalopes o bocadillos. La textura suave del interior y la costra dorada combinan de maravillas.

Molleja, contre o riquet. Esta víscera de res es sin dudas el ingrediente más elegante y sofisticado de las comidas ‘exóticas’ de los latinos, muy codiciado por cocineros y foodies del mundo entero.
Para cocinarla: debes primero darle un hervor breve. Luego, se suele servir asada al carbón, rociada con jugo de limón, o salteada en mantequilla con salsas de crema, verdeo o pimienta verde. Un manjar de dioses.