null: nullpx

El príncipe Harry está "preocupado" por la "histeria" mediática alrededor de Meghan Markle

Los duques de Sussex aprovechan su receso de verano para alejarse de las cámaras y los reflectores, pero la presión de los medios ha provocado que la pareja tome medidas extremas.
6 Ago 2018 – 3:21 PM EDT

La unión de un príncipe y una actriz es material suficiente para despertar el interés constante de los medios de comunicación, pero el príncipe Harry ha llegado al nivel de inquietarse por la presión mediática y " le preocupa que hay demasiada histeria alrededor de Meghan (Markle)", según fuentes de la revista Vanity Fair. Y ha puesto todas sus energías en aislarse para ahuyentar las cámaras.

La duquesa de Sussex, que cumplió 37 años el pasado sábado 4 de agosto, se encuentra en medio de un escándalo gracias a las frecuentes declaraciones a la prensa por parte de su padre, Thomas Markle, y otros miembros de su familia. La han tildado de creerse "superior", de abandonar a su progenitor, de vestir de manera ridícula y muchas otras cosas, pero ni ella ni el palacio de Kensington han se han pronunciado públicamente sobre la situación.


De la mano de Harry y sonriente: así se dejó ver Meghan Markle al cumplir 37 años

Loading
Cargando galería

Además, la pareja le ha pedido a sus amigos que no hablen con los medios. " Harry ha dejado de compatrir con su grupo de amigos y ha urgido a Meghan a hacer lo mismo", explica la revista. " Si hablas a la prensa, estás fuera", compartió un allegado que aseguró haber visto una transformación en el acercamiento del príncipe a los medios. "A Harry no le solía importar mucho lo que se escribía, simplemente decía que era un montón de mier**a, pero es muy protector de Meghan", añadió.

Reporteros y fotógrafos que han cubierto la realeza británica por años como Richard Palmer, corresponsal del Daily Express en Londres, han observado que desde la boda real, la familia mantiene cada vez más lejos a Markle de los medios. "Mi esperanza es que cuando regresen de su receso de verano, Meghan tendrá libertad para expresarse (al alcance de los oídos de los medios) y abordar algunos de los temas serios de los que quiera hablar. Ella tiene el poder para ayudar a muchas personas en este mundo", publicó Palmer en su Twitter.

Un fotógrafo que prefirió no ser identificado dijo a Vanity Fair que "es evidente que no quieren a la prensa cerca". El último evento público de la pareja fue su visita a una competencia de polo donde Harry participó y golpeó la pelota en dirección a los miembros de la prensa. El hijo de la difunta Lady Diana se disculpó diciendo que solo quería que los fotógrafos lograran una buena instantánea, su mejor ángulo, pero eso no convenció a todos.

"El príncipe Harry golpeó la pelota de polo directo hacia mí (...) y gritó que me saliera del medio. Me alegra que esté mostrando preocupación genuina por los miembros de la prensa", ironizó el fotógrafo Tim Rooke en su Twitter.


"Los fotografiaron en la alfombra roja y al finalizar el torneo ellos querían estar solos el resto del tiempo a pesar de que se trataba de un importante evento de caridad para Harry, con una fuerte presencia de medios de comunicación internacionales", agregó la fuente anónima.

El recuerdo de Lady Di

No sería la primera vez que el segundo hijo de Diana Spencer y el príncipe Carlos toma acciones por el interés que genera su vida privada. En una acción inédita, el 8 de noviembre de 2017, antes del anuncio de su compromiso, el príncipe Harry condenó (mediante un comunicado de prensa) el tono racista en algunos de los artículos publicados sobre su novia.

En expresiones firmes, censuró el sexismo, el acoso y la voracidad con la que los medios de comunicación seguían cada dimensión de la vida de Markle, quizás recogiendo esa frustración que le ha acompañado luego de la muerte de su madre, Lady Di, en un accidente automovilístico mientras trataba de huir de paparazzi en París el 31 de agosto de 1997.


Las fotos nunca vistas de Lady Di en un paseo de cacería

Loading
Cargando galería

A esconderse en su casa de campo

Por el momento, la familia real, incluidos los Duques de Sussex, disfrutan de su receso de verano. La pareja visitará a la reina Isabel II y el duque de Edimburgo en el castillo de Balmoral, en Escocia. También se ha reportado que Markle pasará unos días en Los Ángeles para ver a su mamá, Doria Ragland.

Pero pasan la mayor parte de su tiempo en su casa de campo en Cotswolds, una zona boscosa. "Están más en el campo de lo que están en Londres y disfrutan el inicio de su vida matrimonial con un bajo perfil. Harry ya no sale tanto. A Meghan le gusta que él mantenga libre sus fines de semanas para que puedan estar juntos en el campo", citó la revista.

La pareja rentó por dos años una residencia en Great Tew Estate y, según vecinos del lugar, el área siempre está protegida por oficiales armados y cámaras de seguridad. "Es evidente que quieren permanecer en privado", dijo uno de ellos. " La propiedad está en medio de un bosque y no se sabría que están allí. Es un lugar muy remoto, que es lo que ellos quieren. Es como una fortaleza. Hay una gran presencia de seguridad, no te puedes acercar", agregó.

Más contenido de tu interés