Entretenimiento

Marjorie de Sousa y su largo día en juzgados: Julián Gil "se hubiera ido directo al ADN y nos hubiéramos ahorrado tantos juicios"

Matías Gregorio estuvo con su madre en la Fiscalía Central de Investigaciones para la Atención a Menores, donde la actriz está acusada de presunto Fraude Procesal. Antes, el pequeño acudió a la visita semanal con su padre, aunque no se vieron ya que los abogados de la venezolana no se dieron por enterados de que un juez cambió las visitas a los sábados. Julián y el menor se verán hasta enero de 2018.

Este viernes 15 de enero parecía ser un viernes común para Marjorie de Sousa y su hijo Matías Gregorio, pues el bebé de la actriz venezolana llegó a los juzgados de lo familiar para encontrarse por última vez en este 2017 con su padre Julián Gil, ya que este fue el último día laboral del año, sin embargo, se dio a conocer que por determinación judicial la visitas habían cambiado para los días sábados y serían a partir de enero, sin embargo la actriz venezolana y sus abogados dijeron que nunca se les avisó del cambio.

“Nosotros no estamos enterados, no se nos ha notificado personalmente. De hecho, el horario de la visita se llevó a cabo como corresponde todos los viernes (de 11 a 12), no nos llegó ese documento y yo estuve en el juzgado de lo familiar así que no tenemos conocimiento de porqué no llegó (Julián Gil)”, expresó Marjorie de Sousa a quien no se le vio en los juzgados de lo familiar acompañando a Matías, quien llegó acompañado de su nana alrededor de las 10:50 de la mañana.


Después de la visita al Centro de Convivencia de lo Familiar, el pequeño Matías Gregorio tuvo que acudir a otro juzgado. Poco antes de las 13:00 horas llegó su madre Marjorie de Sousa acompañada de sus abogados, a la Fiscalía para atención a Menores, donde fue citada ya que debía acudir a escuchar en qué consistía la denuncia penal que presentó en su contra el padre de su hijo: “El señor Julián Gil dice que la señora no ha permitido que conviva con su hijo y eso es mentira, las visitas se han dado de acuerdo a lo que el juez de lo familiar ha establecido”, declaró Ricardo Sánchez, abogado penalista.

Univision Entretenimiento logró captar a Marjorie jugando con Matías al interior de la Fiscalía, donde estuvieron cerca de dos horas. Posteriormente le entregó el pequeño de once meses a una nana quien lo llevaría a casa, mientras su mamá atendía a la prensa y, posteriormente, acudía a otro citatorio de la Procuraduría Capitalina.

“Quien va a hablar de ahora en adelante van a ser mis abogados. Es un proceso que ya es muy desgastante para nosotros, para mi hijo y para mí y es molesto tener que estar exponiendo a mi hijo a esto”, expresó la actriz venezolana en la puerta de la dependencia gubernamental donde hubo algunos empujones por querer obtener la mejor imagen de Marjorie, quien no hablaba ante los medios de comunicación desde el pasado 6 de octubre acerca de su situación legal.


El día de trámites legales no acabó ahí para la venezolana, ya que, en compañía de sus abogados Marjorie se dirigió a otra instancia de la Procuraduría General de Justicia para que le informaran que su expareja Julián Gil la tiene demandada por Fraude Procesal y otro delito hasta entonces desconocido para los medios de comunicación. Sus abogados explicaron: “Venimos ante las autoridades porque tiene dos impugnaciones que el señor (Julián Gil) interpuso, la primera dice que la señora está cometiendo un fraude procesal, porque dice que el hijo no es de él y que con eso la señora (Marjorie) está obteniendo un beneficio económico. Y lo segundo es que ahora está manifestando que se le está notificando en los juzgados cuando la señora sabe dónde vive”.

Ante esto, Marjorie dijo: “Llegaron mis abogados a su casa a notificarlo y los trató horrible y los sacaron del edificio y que tenían órdenes estrictas de que mis abogados no podían dejar ningún documento por órdenes del señor. De ahí, hay una actuaria que tomó informe de todo lo que había pasado y por eso se le notificó en el juzgado, porque no había otra alternativa”.


Ante el delito que probablemente está realizando, la venezolana puntualizo: “ Él alega que me he negado a hacerle la prueba de ADN a mi hijo, cosa que es completamente falso, eso no existe. Yo misma le pedí en el juzgado que por favor, que aún sabiendo que no tenía nada que ver con ese tema, pedí que por favor se hiciera la prueba de ADN aunque para mí es bastante bajo y una burla pública, el tener que estar de boca en boca que soy una cualquiera, la verdad no es nada bonito”, asegurando que ella está dispuesta demostrar el resultado de la prueba que se realizará el 4 de enero próximo para que ya no sea mal juzgada.

La actriz venezolana se dijo confundida sobre el rumbo que ha tomado el juicio para saber quién es el padre biológico del pequeño Matías: “¿Para qué me demanda en lo familiar? Si tenía duda, se hubiera ido directo al ADN y nos hubiéramos evitado tantos juicios. En verdad que no entiendo este circo”.

Marjorie fue cuestionada sobre si en realidad pensaría en quitarle la patria potestad a Julián Gil en caso de que se comprobara que efectivamente es el padre de Matías Gregorio: “No te puedo contestar eso, esperaré lo que tenga que pasar y lo único que te puedo decir que él que va a ver esto el día de mañana es mi hijo, (Julián) no me está humillando a mí, está humillando a mi hijo”.

Sobre la pensión alimenticia para el pequeño, la estrella sostiene que ella se está haciendo cargo económicamente de todo respecto a lo que necesita su hijo: “Yo te podría decir en que colaboro y en qué no, pero no lo voy a hacer porque soy una dama”. Por último, añadió que no conoce a la hermana de Julián Gil , Paty Verdusco, y que al no saber quién es, no tiene contacto con ella.

También te va a interesar:

RELACIONADOS:Marjorie de SousaJulián Gil