null: nullpx
Entretenimiento

Cuentas claras: así se dividiría la fortuna de Kim Kardashian y Kanye West en caso de un divorcio

Ante los rumores de una posible separación, muchas son las dudas sobre cómo se repartiría el patrimonio de la pareja, estimado en 335 millones de dólares. Esto es lo que sabemos.
3 Jul 2018 – 7:44 PM EDT

Como la marea que viene y se va, los rumores de separación entre Kim Kardashian y Kanye West vuelven a ocupar portadas. Desde la revista Life & Style hasta In Touch, la prensa de corazón reseña con insistencia que la pareja atraviesa por una grave crisis debido a los continuos exabruptos del rapero, quien no sabe medir sus palabras. Tampoco ayuda su comportamiento errático. Los allegados a la pareja aseguran que Kim está cansada de tanto lío y que quiere regresar a su “antigua vida”.

El propio Kanye reconoció en una entrevista reciente con el diario The New York Times que temió que su esposa lo dejara tras su polémico comentario sobre la esclavitud, cuando el músico argumentó en otra entrevista con TMZ que la esclavitud le parecía una elección.


Kanye West lo acepta: temió que Kim Kardashian lo dejara por su comentario sobre la esclavitud

Loading
Cargando galería

No solo admitió el enojo de su media naranja, sino que el rapero abordó el incidente en la canción ' Wouldn't Leave', de su último álbum 'Ye'. Al presentarse la producción, la propia Kim reconoció que lloró al escuchar la canción porque documentaba el amargo episodio. Pese a sus diferencias, ambos han negado una ruptura.

Ante esta reciente oleada de rumores de divorcio, comienzan a discutirse públicamente las implicaciones de una separación de estos dos pesos pesados de la industria de la música y el entretenimiento: ¿qué pasaría con la custodia de los hijos?, ¿cómo se dividirían los bienes?, ¿cuánto dinero hay en juego?

Kim y Kanye se juraron amor eterno el 24 de mayo de 2014 en una boda de ensueño en el Forte di Belvedere en Florencia, Italia. Casi un año antes, el 3 de junio de 2013, nació su primera hija North West. Luego llegaron Saint y finalmente Chicago.

Las capitulaciones matrimoniales

Antes de unir sus vidas formalmente la pareja habría firmado un acuerdo prenupcial, según el portal de noticias de entretenimiento RadarOnline. En ese documento, Kanye y Kim estipularon que la mayor de las Kardashian recibirá un millón de dólares por cada año de matrimonio hasta un tope de 10 millones.

El título de su mansión en Bel Air se colocaría a nombre de Kim, aunque el intérprete de ‘Gold Digger’ pagaría por la mayor parte de los gastos de compra de la propiedad. La empresaria también se quedaría con todas las joyas y los obsequios que recibió de su marido.

El dinero que Kim genere a través de sus negocios, no se dividiría. Los ingresos de ‘ Keeping Up With the Kardashians', sus líneas de productos (ropa, maquillaje y perfume) y sus apariciones promocionales, según las capitulaciones (acuerdos matrimoniales), se considerarán como una ganancia separada y única.

Una de las pólizas de seguro de vida de Kanye, valorada en 20 millones de dólares, nombraría a Kim como beneficiaria de por vida, incluso en caso de divorcio. Pese a que ya tenían una hija al momento de casarse, la pareja no acordó arreglos en cuanto a la custodia.


En 2014 In Touch estimó la fortuna de Kanye en 100 millones de dólares y la de Kim en 40 millones, pero una nota del portal TMZ cuestionaba dicho cálculo y señalaba que la fortuna de la socialite era mayor a la del rapero, aunque no ofreció una cifra.

A inicios de 2018 la revista Time y el portal Celebrity Net Worth calcularon el patrimonio de Kim en 175 millones de dólares, mientras que la revista Time la identificó como el miembro más famoso y rico del clan Kardashian-Jenner. Celebrity Net Worth también estimó la fortuna de Kanye en 160 millones de dólares. Partiendo de dichos cálculos, el capital de la pareja habría aumentado 239% durante los cuatro años de matrimonio, lo cual significaría que el capital combinado de ambas celebridades sería de unos 335 millones de dólares.

Tomando en cuenta las capitulaciones, un eventual divorcio entre Kim y Kanye no debería ser un proceso muy engorroso, por lo menos en el renglón económico, ya que existen acuerdos previamente definidos, pero la ausencia de un arreglo en cuanto a la custodia de sus tres hijos deja la puerta abierta a una posible confrontación.

Hay que recordar que un acuerdo prenupcial no garantiza un divorcio sin drama. El conocido chef Bobby Flay y su esposa, la actriz Stephanie March, se enfrascaron en una tortuosa separación pese a que habían establecido capitulaciones matrimoniales antes de casarse. Y después de su separación, los actores Angelina Jolie y Brad Pitt (quienes también firmaron un acuerdo prenupcial) no pelean por dinero, pero luchan con uñas y dientes por la custodia de sus seis hijos.

También te puede interesar:


Más contenido de tu interés