null: nullpx

Kanye West asegura en televisión que 400 años de esclavitud "fueron una elección"

En una entrevista en el canal TMZ, el rapero lanzó una insólita duda sobre la esclavitud tras admitir sentirse bien por poder hablar libremente sobre lo que siente por Donald Trump. Desde su colapso mental de 2016 el comportamiento del rapero ha sido errático.
1 May 2018 – 07:03 PM EDT
Comparte
En el programa TMZ Live’ de este marte el cantante hizo polémicas declaraciones sobre la esclavitud. Crédito: Getty Images

Después de mostrar la semana pasada un apoyo rotundo al presidente Trump en una avalancha de 40 tuits, el cantante de rap Kanye fue el invitado al programa de 'TMZ Live’ de esta semana solo para soltar comentarios aún más polémicos.

Mientras los entrevistadores lo miraban atónitos, el cantante no solo ratificó que “ama a Trump”, que todos los mensajes que ha publicado los últimos días han venido de su subconsciente, sino que además dijo a viva voz: “Cuando oyes hablar de 400 años de esclavitud… ¿400 años? Eso me suena a mi a una elección”.


Insistiendo que sentía la necesidad de hablar libremente, el cantante continuó: "¿Todos ustedes estuvieron allí por 400 años? Es como si estuviéramos mentalmente en prisión”.


En medio de la delirante disertación del rapero, un periodista del equipo de TMZ se levantó indignado e increpó al cantante a asumir las consecuencias de sus declaraciones.

“Tienes derecho a creer lo que quieras, pero hay hechos reales y un mundo real, y consecuencias de por vida detrás de todo lo que acabas de decir. Y mientras haces música y eres un artista vives la vida que has ganado siendo un genio, el resto de nosotros en la sociedad tenemos que lidiar con estas amenazas en nuestras vidas. Tenemos que lidiar con la marginación que proviene de los 400 años de esclavitud que dijiste que para nuestra gente había sido una elección”.

Dudas infundadas sobre la esclavitud

Las polémicas consignas del cantante se insertan en una teoría conspirativa que hace ver la esclavitud como un invento, como un asunto de interpretación más que de hechos. No hace falta ir muy lejos para recordar otro episodio parecido.

En enero de 2017, durante su primera semana como secretario de Vivienda, Ben Carson también generó polémica cuando se refirió a los afroestadounidenses que llegaron al país, algunos de ellos siendo esclavos, como “inmigrantes” que venían en búsqueda del llamado sueño americano.

“Hubo otros inmigrantes quienes vinieron en el fondo de barcos esclavistas, trabajaron aún más, más duro por menos. Pero ellos también tenían el sueño de que algún día sus hijos, hijas, nietos, bisnietos, pudieran lograr la prosperidad y la felicidad en esta tierra”, dijo Carson.

El problema con estas dos declaraciones es que es difícil imaginar que la mayoría de los esclavos pudieran “tomar una decisión” o albergar la aspiración de mejoramiento para las futuras generaciones, cuando eran personas sin derechos que trabajaban sometidos en EEUU como propiedad de sus amos.

Las redes sociales no tardaron en manifestar su indignación llamando al cantante “una persona peligrosa” y haciendo bromas satíricas: “Sí, la próxima vez que vaya al supermercado podré decidir entre la leche o la esclavitud”.

A otros les parecía imposible dejar de lado el asunto político: “Ni siquiera estoy enojado con Kanye. Creo que lo que está haciendo públicamente es un ejemplo perfecto de cómo se siente y piensa una gran parte del país. Hay una ola de mala educación y falsedades y conspiraciones que se aprovechan de aquellos que son susceptibles. Kanye es uno de ellos”.

La caída de Kanye

Esta no es la primera vez que West hace comentarios polémicos, por no llamarlos desafiantes y ofensivos. En sus redes sociales se ha atrevido a apoyar las versiones sin fundamentos de que el “Sida es una enfermedad creada por el gobierno” y clamó por la inocencia de Bill Cosby, quien esta semana fue encontrado culpable de agresión sexual contra una mujer que trabajó en su programa de TV.

El comportamiento errático del cantante tuvo un pico en noviembre de 2016, cuando después de cancelar abruptamente uno de sus conciertos en California, los médicos del rapero confirmaron que el artista había sido internado en hospital de la universidad UCLA porque había sufrido un colapso mental.

El cantante en apariencia empezó a actuar de manera errática según los reportes médicos “debido a la falta de sueño y la deshidratación”. West opuso resistencia a su traslado al hospital por lo que fue puesto en una camilla esposado. Unas semanas después fue dado de alta.

Sin embargo, en su aparición en el programa reveló que su salud no está en su mejor momento, una vez que confesó tener problemas de adicción con los opioides que le dieron después de su hospitalización, además de haber recibido una liposucción.

Vea también:

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Trending

Más contenido de tu interés