publicidad
El senador por Illinois Dick Durbin.

El senador Durbin se encara con Sessions por culpar a los indocumentados del crimen en Chicago

El senador Durbin se encara con Sessions por culpar a los indocumentados del crimen en Chicago

El senador por Illinois tuvo un duro enfrentamiento en el Congreso con el fiscal general por su amenaza de retirar subvenciones federales a Chicago porque la policía no desempeña labores de agentes de inmigración y por echarle la culpa a los inmigrantes indocumentados de la violencia en las calles.

El senador por Illinois Dick Durbin.
El senador por Illinois Dick Durbin.


Dick Durbin, senador por Illinois, confrontó este miércoles por la mañana a Jeff Sessions, fiscal general, por las amenazas del gobierno Trump de retirar subvenciones federales a las llamadas "ciudades santuario", entre ellas Chicago.

Mientras el procurador general testificaba ante el Comité Judicial del Senado, Durbin, demócrata, manifestó que retirar las ayudas para combatir la violencia obstaculizaría los esfuerzos de la policía.

"Desea reducir estos fondos, porque quiere que la ciudad de Chicago desempeñe el papel de la policía de inmigración… Señor Procurador General, no nos está ayudando a resolver el problema de asesinatos en Chicago al quitar estos fondos federales", dijo Durbin.

"Lo he dicho antes y lo vuelvo a decir", continuó Durbin citando a Eddie Johnson, el superintende de la policía de Chicago. "Los inmigrantes indocumentados no están impulsando la violencia en Chicago. Es por eso que quiero que nuestros oficiales se centren en la policía comunitaria y no intenten ser policía de inmigración".

Por su parte, Sessions expresó que una fuerte labor policial comunitaria "es absolutamente esencial", pero también exigió que Chicago ayude a deportar a inmigrantes indocumentados que cometen crímenes violentos.

"Creo que los políticos no pueden decir que si usted saca a un criminal violento de Estados Unidos, que está ilegalmente en el país, y es arrestado por la policía de Chicago, y puesto en la cárcel de Chicago, que una vez que sean liberados, no deberían ser entregados a los oficiales federales de ICE para que puedan ser removidos del país. Estaban aquí ilegalmente para comenzar", dijo Sessions. "¿Cómo haces que la ciudad de Chicago sea más segura cuando no eliminas a los delincuentes que están ilegalmente en el país?"

publicidad

Durbin criticó a Sessions por comenzar su testimonio elogiando a la policía local, pero ignorando lo que Johnson le había dicho sobre que los indocumentados “tienen poco o nada que ver con la violencia armada en Chicago", agregó.

“Esto no tiene nada que ver con violencia, usted quiere cortar los fondos federales a la ciudad y viene aquí y critica la tasa de asesinatos”, dijo Durbin.

Sessions alegó después que envió una docena de agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de los Estados Unidos (ATF por su sigla en inglés) para ayudar a combatir la violencia armada en la ciudad.

Cuando Durbin pareció burlarse de la cantidad de agentes adicionales de la ATF, el fiscal general afirmó es más grande que cualquier otra ciudad.

Jeff Sessions reitera su objetivo de perseguir y erradicar la Mara Salvatrucha

El fiscal general Jeff Sessions calificó DACA como "ilegal" y se mostró contrario a otorgar la ciudadanía a los dreamers Univision


"El gobierno de Estados Unidos no puede hacerse cargo de la aplicación de la ley para la ciudad de Chicago. No lo estamos haciendo para Nueva York, no lo estamos haciendo por muchos otros lugares", dijo Sessions.

A lo que Durbin replicó que "tampoco la ciudad de Chicago puede hacerse cargo de la inmigración".

Finalmente, Sessions mantuvo su exigencia de que la Ciudad de los Vientos tome un papel activo en la aplicación de las leyes de inmigración.

"No quiero que las subvenciones no vayan a Chicago, pero necesitamos su apoyo. Cuando alguien es arrestado en la cárcel, que debe ser deportado, simplemente pedimos que nos llamen para que podamos venir y recogerlos si necesitan ser removidos, Eso no está sucediendo, y tenemos que resolverlo de alguna manera", expresó el procurador.

En agosto pasado, Chicago presentó una demanda contra el Departamento de Justicia por intentar bloquear fondos a ciudades que se nieguen a eliminar sus políticas de protección a indocumentados.

La ciudad de Chicago solicitó al juez una medida restrictiva nacional que bloqueara las nuevas reglas del Departamento de Justicia para las localidades que solicitaran dinero del Byrne JAG Grant, el mayor programa federal de fondos de justicia criminal del país.

Las normas decían que cada localidad de Estados Unidos que recibiera estos fondos debía permitir que agentes migratorios entraran a sus cárceles y estaciones de policía para cuestionar el estatus migratorio de cualquier detenido.

Chicago había solicitado 2.2 millones de dólares en subvenciones federales, 1.5 millones de dólares para la ciudad y el resto para el condado de Cook y otros 10 suburbios.

Durbin expreso que el dinero que Chicago recibe de las subvenciones federales se ha utilizado para financiar los sensores ShotSpotter, que ayudan a la policía a detectar de inmediato los tiroteos y responder más rápidamente a los disparos.

El año pasado, Chicago alcanzó niveles de violencia no vistos en décadas con 762 asesinatos. De acuerdo con la base de datos del Chicago Tribune, hasta el momento la ciudad ya supera los 559 homicidios.

Presentan nuevas herramientas para combatir la violencia en las calles de Chicago
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad