null: nullpx
Toyota

Prueba: Toyota Supra 2020, el regreso del samurái

El fabricante japonés dedicó 20 años para resucitar uno de sus vehículos deportivos más conocidos históricamente. La pregunta es: ¿el nuevo Supra (E90) cumple con las expectativas del mercado?
31 May 2019 – 2:34 PM EDT

Durante estos largos años de espera, las era inevitable la aparición de expectativas en los impacientes entusiastas. Toyota reconoció estas como un problema potencial, por ello encontramos la estratégica dosificación de información clave para pavimentar la llegada del nuevo Supra.

Para quienes no conocen la historia de este carro, es importante ilustrarlos para que puedan comprender la importancia de su reaparición y comprendan el nivel de expectativa creada alrededor de esta.

Esta es la historia del Toyota Supra

Loading
Cargando galería


Fui uno de los primeros en manejar la nueva generación del Supra (E90). Pase todo un día conduciéndolo por calles, montañas y por el circuito Summit Point en Virginia en las afueras de Washington DC.

Diseño:
Su techo tipo ‘doble burbuja’, tomó como inspiración el del espectacular Toyota 2000GT de 1967. Fue esculpido para mejorar su desempeño aerodinámico reduciendo el área frontal/central sin sacrificar espacio para los ocupantes.

Su largo capo es del tipo almeja y gracias a que es fabricado en aluminio han podido aplicar un tratamiento con curvas que resaltan los músculos en sus hombros.

Una de las consideraciones en el diseño en el Supra 2020, es que muchos de los usuarios estarán interesados en modificarlos, es por eso encontramos los extractores sobre el capo llegan cubiertos de serie, pero pueden cumplir la función en caso se necesitara mayor enfriamiento. Lo importante es que esto evitaría costosas modificaciones que no solo comprometerían la integridad del carro, pero cancelarían la garantía.

En general su diseño me recuerda mucho al del Toyota FT-1 concept presentado en el auto show de Detroit en el 2014 como una muestra del radical ajuste en la visión de diseño dentro de la compañía dirigida desde el 2009 por Akio Toyoda, nieto del fundador.

Así como el concept Future Toyota-1, el nuevo Supra fue diseñado por el equipo norteamericano en Calty en California, tomando como inspiración algunos modelos deportivos históricos de la marca como el 2000GT, Célica y por supuesto la cuarta generación del Supra que fue fabricado entre 1993-2002.

Esto lo vemos reflejado en su parrilla central, tomas de aire laterales y especialmente en sus faros. El diseño de estos últimos son quizás la pieza más evidente en cuanto a inspiración del A80. Las luces diurnas y direccionales se apoyan en tecnología LED aportando la identidad visual del nuevo supra, mientras las modernas unidades principales usan 6 lentes y se ajustan automáticamente a la ruta.

Tal como lo habíamos visto en los extractores en el capo, las que están en las esquinas de los faros pueden ser liberadas para mejorar el flujo de aire.
Como era de esperarse los elementos aerodinámicos frontales han sido cuidadosamente diseñados y afilados, así pueden cortar y canalizar el aire para enfriar y aportar suficiente apoyo sobre las ruedas delanteras.

El diseño de su nariz parece inspirado en el TF109 recordándonos que Toyota participo en el circo de la Formula 1 entre los años 2002 y 2009.

El Supra 2020 cuenta con ruedas de aleación de aluminio forjadas de 19 pulgadas, calzando neumáticos Michelin Super Sport 255/35 en el eje delantero. Su sistema de frenos fue desarrollado por Brembo y emplea rotores de 13.7 pulgadas al frente con cálipers de 4 pistones.

En su parte baja encontramos una delgada alta lateral que ayuda a mantener la estabilidad a altas velocidades. La distancia entre ejes es 97.2”, 4 pulgadas más corto que el Toyota 86.
Sus espejos exteriores integran luces direccionales destacando su forma y el largo tallo que lo asegura sobre la base del Pilar A. Esto ayuda a mejorar desempeño aerodinámico y reducir el ruido dentro de la cabina.

El diseño del ‘Greenhouse’ o la sección de su cabina fue inspirada también en la del 2000GT.

Sus tomas de aire verticales frente a los guardafangos posteriores se encuentran cubiertos, pero como lo vimos en otros elementos, pueden ser destapados para dejar fluir el aire a través de ellos.

Sus caderas son enormes, exageradas no solo para destacar su carácter de tracción posterior, pero para aportar sensualidad y alojar sus neumáticos 275/35 y rotores de 13.6”.
El diseño de su parte posterior es extremadamente parecido al Toyota FT-1 concept.

Detroit 2019: El Toyota Supra regresa en 2020 después de una vacación de 20 años

Loading
Cargando galería

Su vidrio posterior mantiene la forma original, pero integra la barra de luz de freno en la parte superior.

Como parte del esfuerzo en minimizar el peso del carro, Toyota decidido usar un polímero para la construcción de la compuerta posterior. Es posible que sea el mismo material que usaron en la compuerta del Corolla hatchback…pero no me lo confirmaron.

Otro de los beneficios del uso de este material es que permite materializar diseños super complejos como este que integra el alerón sin romper con el flujo de las líneas de diseño y cumpliendo la presión aerodinámica necesaria sobre el eje posterior para maximizar la transferencia del torque hasta pista. Además, con este rinden homenaje a la versión turbo de la cuarta generación.

Sus faros posteriores se integran muy bien al diseño futurista con su diseño en 3D, pero cumplen una función aerodinámica para maximizar el apoyo posterior.



A primera impresión el emblema del nuevo Supra es el mismo que el antiguo…pero en realidad fue refinado. La ‘S’ en la versión más reciente fue inspirada en la sección conocida como ‘Adenauer Forst’ en el Nurburgring. Esto, porque Akio Toyoda, además de ser el presidente, es uno de los ‘testers’ más respetados dentro de la compañía. El formó parte del equipo que calibró el carro y uno de sus lugares favoritos para este trabajo fue el Nurburgring.

Otro detalle importado del FT-1 e inspirado en carros de competencia es la ubicación de la luz de reversa: en la parte central y debajo del paragolpes.

Su paragolpes mantiene la forma trapezoidal, pero una de las grandes diferencias visuales con el concepto es que su difusor fue extendido horizontalmente incorporando los tubos de escapes en sus esquinas y no en el paragolpes.

Motor:
No es ningún secreto que el chasis del Toyota Supra 2020 fue desarrollado por BMW basandose en el de su Z4.

Su motor es un I6 de 3.0 litros turbo (doble aspa) que puede producir hasta 335 HP y 365 Lb-Pie de torque.

Uno de los pocos detalles anunciados previos al lanzamiento oficial del A90 fue que no ofrecería una transmisión manual, causando revuelo entre entusiastas y público en general.

Toyota mantuvo su promesa, porque la única transmisión disponible es una automática 8 velocidades. Toyota justifica la decisión indicando que no existe demanda suficiente (por ahora) para una manual y, por otro lado, el desempeño del vehículo se vería comprometido por la intervención humana a través de su operación.

La curva de torque repunta a bajas revoluciones gracias a su sistema de turbocargador con doble hélice, inyección directa, sistema de válvulas variables (inducción y escape) y -sobre todo- la calibración del turbo fue trabajada por Gazoo Racing apoyándose en su experiencia en el escenario del rally mundial.

Bajo el capo encontramos un par de detalles compartidos con el Supra A80 como los ganchos dobles para asegurar el capo y el número de serie sobre el guardafangos derecho.

Seguridad:
En la parte superior del parabrisas encontramos la cámara para el sistema de ‘cruise control’ activo y un poco más abajo un sensor para los limpiaparabrisas automáticos.

Toyota no ha olvidado su compromiso con la seguridad instalando 8 bolsas de aire de serie y ofreciendo sistemas electrónicos preventivos como el de advertencia de colisión frontal, frenado de emergencia automático con detección de peatones, advertencia de salida de carril con corrección automática y luces altas automáticas, detección de puntos ciegos, advertencia de tráfico cruzado posterior y sonar para ayudar estacionar.

Manejo:
El Supra 2020 cuenta con ‘ launch control’, el cual le permite maximizar su aceleración hasta las 60 millas por hora en solo 4 segundos. Su velocidad máxima ha sido limitada electrónicamente en 155 mph (248 km/h).

El nuevo Supra trae solo 3 modos de manejo: Individual, Normal y Sport. Este sistema afecta el sonido, suspensión, dirección, reacción del motor y transmisión. Esto brinda cierta versatilidad en su conducción que se adapta bien para la ciudad y mejor para el circuito.

¿Es adecuado para el día a día?
Su espacio de carga ofrece hasta 10 pies cúbicos. Trae un cobertor para cubrir el espacio que puede ser removido, dando cierta flexibilidad para cargar bultos.

Otra prueba del esfuerzo de ingenieros conseguir la distribución perfecta de su peso (50:50), la encontramos debajo del piso de este espacio, donde ubicaron elementos pesados como la batería y otras partes del sistema eléctrico.

El sistema de sonido opcional ha sido desarrollado por JBL y cuenta con 12 altavoces capaz de producir hasta 500 watts.

Versiones / Precios / Opciones:
Supra 3.0: $50,920. Opciones: Driver Assist Package ($1,195); Navigation and JBL Audio ($2,460)
Supra 3.0 Premium: $54,920. Opciones: Driver Assist Package ($1,195)
Launch Edition: $56,180. Opciones: Driver Assist Package ($1,195)

Más contenido de tu interés