publicidad
Protesta contra las redadas

Junta escolar del distrito de Los Angeles le cierra las puertas a las redadas

Junta escolar del distrito de Los Angeles le cierra las puertas a las redadas

El gobierno advirtió que las escuelas y las iglesias no son blanco de batidas de inmigrantes

Protesta contra las redadas
Protesta contra las redadas

Por Jorge Cancino – @cancino_jorge

Las redadas del servicio de inmigración -que comenzaron a ejecutarse la primera semana de enero- siguen activando alarmas en las ciudades de mayor concentración de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

El martes la junta de gobierno del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD, por su sigla en inglés) aprobó por unanimidad una resolución que declara como “zonas seguras y centro de recursos para estudiantes y familias amenazadas por el cumplimiento de las leyes de inmigración” todas las escuelas, desde kínder hasta 12 grado de secundaria.

Las redadas se conocieron en vísperas de la Navidad del 2015. Una semana más tarde, agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) llevaron a cabo operativos en los estados de carolina del Norte, Georgia y Texas arrestando a 121 migrantes indocumentados que entraron al país después del 1 de enero de 2014 y tenían orden de deportación.

¿Te afectan las redadas de inmigración? Univision

Clima de terror

Las batidas generaron el inmediato rechazo de la comunidad hispana, abogados y legisladores demócratas, entre otros, quienes pidieron a la Administración Obama el cese inmediato de los arrestos.

También solicitaron a la Casa Blanca que conceda el estatus de refugiado a los migrantes indocumentados centroamericanos que llegan a la frontera sur en busca de asilo.

La Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su sigla en inglés) advirtió que el debido proceso de los migrantes no estaba siendo respetado por las autoridades federales.

El documento

La resolución permite que las escuelas públicas de Los Ángeles, donde cerca del 50% del alumnado es hispano, le cierre las puertas a las autoridades de inmigración cuando van en busca de migrantes para arrestarlos y deportarlos.

publicidad

La iniciativa fue presentada por el presidente de la junta, Steve Zimmer.

La resolución estipula que cualquier petición de ICE para ingresar a un establecimiento educativo bajo la supervisión de la junta, deberá ser remitida para decisión al Superintendente y al abogado general del distrito escolar.

ICE respondió que los estudiantes no están en peligro de ser arrestados mientras permanecen en una escuela. Los establecimientos educativos y las iglesias son considerados lugares “sensibles” en los que “no se llevan a cabo redadas”, dijo Virginia Kice, portavoz de ICE.

Asilo para migrantes en una iglesia californiana Univision

Desconfianza en aumento

Pero las familias no confían en la palabra de ICE, dijo el diario Los Angeles Times este miércoles.

Algunos padres de familia indocumentados tienen miedo de enviar a sus hijos a la escuela después de las redadas de ICE el primer fin de semana de enero.

Tras los operativos, Jeh Johnson, jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos, dijo que las redadas no debían ser “una sorpresa”, y reiteró que el departamento que dirige seguirá llevando a cabo arrestos de indocumentados con orden de deportación.

La advertencia de Johnson fue corroborada por la directora de política interna de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, al programa Despierta América de la cadena Univision. La funcionaria precisó que una de las prioridades de ICE es el memorando del 20 de noviembre de 2014 que fijó las prioridades de deportación y donde se incluyen a los migrantes indocumentados que entraron a Estados Unidos después del 1 de enero de 2014, no tienen causa de asilo y tienen una orden final de deportación.

publicidad

Medidas de prevención

La resolución de la junta también otorga al superintendente 90 días de plazo para crear un plan de contingencia que proporcione recursos e información a las familias indocumentadas, e incluya una red de respuesta rápida para ayudar a los niños cuyos familiares sean detenidos por los agentes de ICE.

En marzo de 2007 en New Bedford, Massachusetts, una redada culminó con el arresto de más de 380 trabajadores indocumentados, muchos de ellos padres de niños ciudadanos estadounidenses que quedaron abandonados en sus escuelas y jardines infantiles.

"Llegaron agentes federales, y policías locales y estatales a la fábrica donde se hacían los chalecos antibala que usaban los soldados del Ejército de Estados Unidos en las guerras de Irak y Afganistán", dijo el esposo de una de las detenidas.

El recuerdo de aquella batida persiste y las redadas de enero activaron las preocupaciones.

Respuestas sobre las deportaciones y redadas Medio Tiempo

Aplauden la medida

El anuncio fue aplaudido por organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes en Los Angeles.

“Es un anuncio muy importante que nos alienta”, dijo a Univision Noticias Juan José Gutiérrez, presidente del Movimiento Latino USA. “Sobre todo tomando en cuenta el comportamiento de las autoridades de inmigración en varias partes importantes del país, donde han continuado las redadas, y también los arrestos y las deportaciones”.

“No creo que la migra termine haciendo en California lo mismo que llevó a cabo en Carolina del Norte, Georgia y Texas”, agregó el activista.

Para el Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN) la resolución de la junta “es algo muy importante”.

“Hay que estar claro que internamente ICE ha dicho que no llevará a cabo redadas en escuelas e iglesias. Pero es bueno oír al sistema escolar que no permitirá redadas en los establecimientos”, dijo a Univision Noticias Abel Núñez, director ejecutivo de CARECEN. “La resolución le da seguridad a los padres, aplaca los miedos y permite que envíen a sus hijos a las escuelas para que sigan recibiendo su educación”.

publicidad

Notas relacionadas:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad