publicidad
En julio pasado las autoridades hallaron un vehículo en un parking en la ciudad de San Antonio con inmigrantes muertos por asfixia o deshidratación y otros al borde de la muerte. James Bradley Jr, el conductor, ahora podría enfrentar una pena de cadena perpetua.
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad