publicidad
El papa Francisco en la Catedral de la Ciudad de México.

Papa Francisco: "El narco es como una metástasis que devora"

Papa Francisco: "El narco es como una metástasis que devora"

Hizo un llamado a los obispos para que no tengan miedo. Les pidió no "dormirse en sus laureles".

El papa Francisco en la Catedral de la Ciudad de México.
El papa Francisco en la Catedral de la Ciudad de México.

En su segundo discurso en México, el papa Francisco condenó el narcotráfico y la violencia que el país vive día a día en el marco de su visita que este sábado incluyó el Palacio Nacional y la Catedral Metropolitana.

“Les ruego no minusvalorar el desafío ético y anticívico que el narcotráfico representa para la entera sociedad mexicana, comprendida la iglesia".


Con una fuerte metáfora, Francisco aseguró que el narcotráfico, por su proporción y por su extensión en el país, "es como una metástasis que devora".

Para sorpresa de todos, el pontífice se salió de pronto del discurso y dijo con claridad a los religiosos que lo acompañaban: “Si tienen que pelearse, peléense. Si tienen que decirse cosas, se las digan. Pero como hombres, en la cara. Y como hombres de Dios, que después van a rezar juntos, a discernir juntos. Y si se pasaron de la raya, a pedirse perdón. Pero mantengan la unidad del cuerpo episcopal”.

"La gravedad de la violencia que disgrega y sus trastornadas conexiones no nos consienten a nosotros, pastores de la Iglesia, refugiarnos en condenas genéricas", les insistió a los obispos del país reunidos en la catedral.

Por ello, les pidió "coraje profético y un serio y cualificado proyecto pastoral" para contribuir a crear una "delicada red humana, sin la cual todos seríamos desde el inicio derrotados por tal insidiosa amenaza".

publicidad

La encendida palabra del obispo de Roma siguó a su discurso en la sede del gobierno, donde lo recibió el presidente Enrique Peña Nieto.

El pontífice llamó a los miembros de la Iglesia a apoyar el combate al narcotráfico y la violencia, "comenzando por las familias; acercándonos y abrazando la periferia humana y existencial de los territorios desolados de nuestras ciudades; involucrando las comunidades parroquiales, las escuelas, las instituciones comunitarias, la comunidades políticas, las estructuras de seguridad".

"Solo así se podrá liberar totalmente de las aguas en las cuales lamentablemente se ahogan tantas vidas, sea la de quien muere como víctima, sea la de quien delante de Dios tendrá siempre las manos manchadas de sangre, aunque tenga los bolsillos llenos de dinero sórdido y la conciencia anestesiada", denunció.

El Papa llegó el viernes en la noche y, como ningún otro predecesor visitará varias ciudades.

El Papa se reunió con Peña Nieto en el Palacio Nacional.
El Papa se reunió con Peña Nieto en el Palacio Nacional.

El Papa también le dijo a los obispos: “Les ruego no caer en la paralización de dar viejas respuestas a las nuevas demandas. Vuestro pasado es un pozo de riqueza donde escarbar que puede inspirar el presente e iluminar el futuro. ¡Ay de ustedes si se duermen en sus laureles!”, sentenció.

“Es necesario no desperdiciar la herencia recibida, custodiándola con un trabajo constante. Están asentados sobre espaldas de gigantes, obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, fieles hasta el final, que han ofrecido la vida para que la Iglesia pudiese cumplir la propia misión, desde lo alto de ese podio están llamados a lanzar una mirada amplia sobre el campo del señor para planificar la siempre y esperar la cosecha”, agregó.

publicidad


No tardó en pronunciar que México es un país “enorme y rico”, con un pueblo "bueno" y "fiel", pero padece problemas tan graves como la migración, la pobreza o la violencia.

Fieles mexicanos le rinden honores al Papa

"México encuentra situaciones difíciles cuando personas que habiéndose dejado seducir por el pecado provocan injusticia, inequidad, pobreza, corrupción, migración, violencia, daños al medio ambiente, sufrimiento y muerte", dijo Robles, también presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

En su mensaje, celebrado en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, donde el papa Francisco sostuvo un encuentro con los obispos del país, el cardenal definió México como "un país bendecido por Dios con grandes recursos naturales".

Dijo que la nación es un país "enorme y rico, mosaico de cultura indígenas y mestizas" y subrayó que el pueblo lucha "para superar la adversidad", siendo en su mayoría "bueno, alegre, hospitalario, solidario y fiel".

Papa a los obispos: "si se tienen que pelear, peléense" /Univision


Destacó que el viaje papal dará "luz e iluminará a hombres y mujeres de buena voluntad en la tarea de construir día a día un México mejor".

A su vez, el arzobispo primado de México, cardenal Norberto Rivera, celebró la visita del papa a esta Catedral, que cumple 470 años este 2016.

"Su presencia entre nosotros la consideramos como un gesto delicado de la divina providencia, otros también le llaman coincidencia", bromeó.

El papa Francisco estará hasta el próximo miércoles en México, donde recorrerá seis ciudades de cinco estados.

Lea también:

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad