null: nullpx
Coronavirus

Daniel Ortega reaparece después de 34 días de ausencia

El mandatario reapareció en una transmisión televisada en la que aseguró que Nicaragua ha seguido las normas de salud emitidas en todo el mundo para combatir al coronavirus.
16 Abr 2020 – 09:05 PM EDT

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reapareció este miércoles en televisión, tras 34 días sin dar la cara en público en medio la pandemia por el coronavirus, y defendió la estrategia que ha adoptado su Gobierno.

Al mandatario, de 74 años y que salió acompañado de su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, se le vio con unas ojeras pronunciadas y unas manos excesivamente blancas, según las imágenes trasmitidas por cadena obligada de televisión.

Durante su discurso, Ortega defendió la decisión de su Gobierno de no decretar ningún tipo de emergencia por la pandemia, no suspender las clases ni restringir la entrada o movilidad en su territorio a ningún viajero, porque "si el país deja de trabajar, el país se muere, el pueblo se muere, se extingue"

Tras estar ausente de la palestra pública por más de un mes Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, aseguró que desde que se detectó el brote del coronavirus han muerto 1,237 personas en el país, “pero solo una causa del virus”. Añadió que los nueve casos positivos reportados han sido importados.


El mandatario aceptó que, debido a la pandemia, muchas inversiones en el país se verán afectadas, “pero el pueblo no se va morir de hambre”, dijo. Insistió en que si ordena a la policía, ejército o campesionas aislarse, el país se acaba.

Asimismo, aseguró que el 90% de los hospitales públicos están listos para atender a la gente, gracias al ritmo tan bajo de afectados que su gobierno ha logrado. “No salimos en estampidas, porque si no nos pasa lo que pasó en otros lugares”, comentó.


Criticó también a Estados Unidos al no darle la atención suficiente a migrantes detenidos y en peligro de contagio. "Pero qué atención pueden dar si la potencia económica y militar más grande en la historia de la humanidad no tiene la capacidad de asistir a sus propios ciudadanos", dijo.

Ortega señaló que la actual crisis de salud pública "nos llama a la solidaridad y unidad de los pueblos del mundo", pidiéndole a los países desarrollados dejar de producir armas y armamento nuclear para atender a los ciudadanos. "Es una señal de Dios. Nos está diciendo: 'Ustedes van mal por el camino', aseveró.

Una vida en fotos: Daniel Ortega, de revolucionario marxista a autoritario corporativo

Loading
Cargando galería
Publicidad