null: nullpx

Ratifican la cadena perpetua a la expolicía que asesinó y robó a una pareja de jubilados para pagarle un viaje a Disney a su hija

Las autoridades comprobaron que la sentenciada ejecutó a la pareja de un tiro en la cabeza, luego de aprovechar la confianza que le había otorgado la pareja, gracias a que patrullaba la zona de su casa y entrar sin problema a la vivienda.
Publicado 6 Dic 2022 – 06:42 PM EST | Actualizado 6 Dic 2022 – 06:43 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Una expolicía de 37 años pasará el resto de su vida en prisión por el asesinato de un matrimonio de jubilados para robarles sus ahorros.

Sonia Rebeca Soloaga fue encontrada culpable del homicidio de Alberto Antonio Chricio y su esposa, María Delia Speranza, de 71 y 63 años respectivamente, en el barrio de Parque de Avellaneda de Buenos Aires Argentina, señaló la agencia Télam.

Soloaga, en aquel momento agente de la policía consignada a la zona, mató a la pareja dentro de su vivienda el 11 de junio de 2019, aprovechándose de la confianza que las víctimas le habían otorgado.


Tras ser encontrada culpable del homicidio y condenada a cadena perpetua en 2021, este domingo la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional confirmó dicha sentencia.

Quería pagarle a su hija un viaje a Disney

Según el fallo, el 11 de junio de 2019 era el último día que Soloaga tenía para abonar el pago final de un viaje a Disney que le había apartado a su hija, como regalo de 15 años.

Al ver que no contaba con el dinero, la sentenciada decidió asesinar a la pareja -que confiaba en ella a tal grado que tomaban café juntos- y llevarse consigo unos 80,000 dólares que ambos tenían guardados en su casa.

"Es correcto el razonamiento del tribunal al concluir que la imputada necesitaba ese día contar con una importante suma de dinero para saldar el viaje de su hija y que, paralelamente, sabía que Chirico y Speranza contaban con ahorros en su domicilio”, sostuvo el juez Jorge Luis Rimondi.

“No tuve nada que ver”

Las autoridades explicaron que, una vez en la vivienda, la condenada ejecutó a la pareja “de un disparo certero en la cabeza (de atrás hacia adelante), atenuando el sonido de las detonaciones mediante un almohadón (…) y sustraer los ahorros de la pareja que guardaba en distintos lugares de la casa", señaló Clarín.


Aunque Soloaga, quien fue captada ingresando a la vivienda por cámaras de seguridad, denunció que su arma había sido robada, las autoridades encontraron restos de pólvora en la ropa que llevaba consigo aquel día.

En su última comparecencia en el tribunal, previo al veredicto emitido el año pasado, Soloaga se declaró inocente al declarar que “lamentablemente de lo que les pasó a estas personas no pienso hacerme cargo nunca porque no tuve nada que ver".

El juez Rimonid fue claro al decir que Soloaga “no solo tenía conocimiento acerca de la capacidad económica de las víctimas”, sino que la ausencia de signos de violencia para poder ingresar al domicilio comprobó “el grado de confianza entre las partes”.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés