null: nullpx

Su amante la traicionó y no fue el único: probada bajo el fuego la fortaleza de Sara Corrales

Hace casi 10 años, un escándalo de grandes proporciones la puso contra la pared, cuando se supo que era la tercera en el matrimonio de 17 años del actor Róbinson Díaz con Adriana Arango. Perdió el trabajo y su reputación quedó seriamente lacerada. Sin embargo, Corrales no optó por la salida fácil sino que enfrentó la situación y hoy día da testimonio de que se puede salir adelante y con éxito.
7 Ago 2018 – 4:31 PM EDT

A sus 32 años, la actriz Sara Corrales tiene una lección bien aprendida: solo puede confiar en ella para alcanzar lo que se propone, pues la vida le enseñó, de una manera muy pública y dolorosa, que confiar en los demás, aunque le juren amor eterno, no la hace inmune a la traición. Lo vivió hace nueve años, cuando la ojiverde colombiana se convirtió en el centro de un escándalo mayúsculo el día en que Adriana Arango, esposa del actor Róbinson Díaz, rompió una supuesta promesa y la señaló públicamente por involucrarse sentimentalmente con su marido.

La crisis fue grande, pero Corrales, quien esta semana se juega la vida frente a MIke Bahía por su permanencia en Mira Quién Baila, logró salir adelante como pocas, en un situación similar, lo han conseguido. De quedarse sin novio, sin trabajo y con la reputación severamente afectada, resurgió más fuerte.

Era el verano de 2009, específicamente el 7 de junio, cuando estalló la bomba. Ese domingo, en horas de la tarde, el actor Róbinson Díaz, con quien Sara Corrales trabajaba en la teleserie 'Vecinos', llegó a su casa "llorando, destrozado". Ya entre ambos existía una relación profunda, pues según la actriz colombiana, él comenzó a tener muestras de afecto "muy lindas" con ella. Con el tiempo, esas expresiones se transformaron en amor. "Él me decía 'Sara yo te amo, yo te adoro, dame tiempo'", recordó ella en entrevista con 'La W'.


Sara Corrales demuestra por qué es la villana más deseada

Loading
Cargando galería

Róbinson Díaz, conocido a nivel internacional por su interpretación de Milton Jiménez, 'El Cabo', en la serie 'El Señor de los Cielos', estaba casado desde el 1993 con la productora Adriana Arango, con quien tuvo un hijo. El matrimonio, según él, no estaba bien. En Sara Corrales, 20 años menor que él, supuestamente había reencontrado el amor y la pasión que ya daba por perdidas.

Entonces, el domingo 7 de junio, llegó a la casa de Corrales "llorando, destrozado", porque había tenido un fuerte altercado con su esposa. Lo consoló y buscó que se calmara, sin sospechar que lo peor estaba por ocurrir. Unas horas más tarde, la actriz colombiana recibió una llamada telefónica que la dejó fría: al otro lado de la línea estaba Adriana Arango preguntándole por su marido.

Y es que supuestamente, la policía había encontrado el carro del actor abandonado en el barrio La Esmeralda y al revisar las placas contactaron a la esposa, pues temían que algo le hubiese pasado. Ella, ni corta ni perezosa, llamó a Sara Corrales, que vivía muy cerca, para preguntarle si sabía algo de su marido... En ese momento, comenzó la implosión de una relación prohibida.


Sara Corrales, camaleónica, intensa y apasionada en Mira Quién Baila y otras pistas

Loading
Cargando galería

"Ella entró a mi apartamento y no hubo escándalo", declaró en aquél entonces Corrales, cuando se vio obligada a ofrecer su versión de lo ocurrido. Y es que contrario a lo que Arango y Díaz le hicieron jurar, de no decir ni pío sobre el incidente, a los pocos días, ambos ofrecieron declaraciones a la revista 'Elenco', donde la ojiverde no quedaba bien parada. "Yo les di mi palabra de que no iba a decir nada a los medios.... y me sorprende que ella sale a dar declaraciones", dijo la estrella en aquél entonces, devastada por lo que ocurría, pues no solo se sintió traicionada por la mujer, sino por su amante, quien después de haberle jurado amor eterno, se echó hacia atrás y se alió con su esposa.

No quedó ahí, pues la también modelo trabajaba en la obra de teatro 'Infraganti' junto a Róbinson Díaz. Después del incidente, cuando se presentó a los ensayos, él la despidió frente a todos sus compañeros de trabajo. Lo próximo que se informó, públicamente, fue la separación del actor y su esposa, quienes con el paso del tiempo se reconciliaron y hoy día viven juntos, con todo perdonado.

Sara Corrales, por su parte, admitió su responsabilidad. Sollozando y a través de la radio en Colombia, pidió disculpas. "Si se trata de pagar las cosas, ya las estoy pagando con el sufrimiento y el dolor que me ha ocasionado esta situación.... Me duele en el alma como me han juzgado por haberme enamorado de la persona equivocada... Me enamoré, desafortunadamente, de una persona casada. Acepto mi error, le pido disculpas a las personas que haya afectado este sentimiento que yo tenía... Mi único error fue haberme enamorado de él y haberle creído todas las cosas me dijo", declaró.


En fotos: así fue la segunda gala de Mira Quién Baila

Loading
Cargando galería

Aunque aceptó que durante un tiempo, se encerró en su casa "y no quise salir, pero ni a la esquina", al final resurgió. Se enfocó en su carrera y, con el insuperable apoyo de su madre, Mercedes Castillo, recobró fuerzas. Asumió con entereza los distintos retos que se le presentaron y así evolucionó hasta dejar huellas profundas con su trabajo actoral en series y telenovelas, como 'El Señor de los cielos', 'El Clon', 'Despertar contigo' y 'La doble vida de Estela Carrillo', entre otras.

Ahora se ha propuesto ganar esta sexta temporada de Mira Quién Baila. Y, a juzgar por su actuación ante otros desafíos, no habría razón alguna para pensar que no dejará todo en la pista para conseguirlo.

Más contenido de tu interés