Celebrando Juntos

Sabías que el mejor restaurante del mundo pudiera ser…tu casa?

La modernidad ha traído a la sociedad la rapidez y con ella la necesidad de consumir apresurado para seguir camino. Hay que lograr un punto medio en que podamos, comer lo que nos gusta y no hacernos daño.
3 Jun 2016 – 11:20 AM EDT

Comer con gusto y saludable es la llave que abre la puerta de la buena cocina. La modernidad ha traído a la sociedad la rapidez y con ella la necesidad de consumir apresurado para seguir camino.



Éste es el origen de porque, un número muy grande de familias, se han acostumbrado a
“resolver” los apuros con la comida fácil que tanto le gusta a los niños y también a los adultos.
Entonces creo que no es tan difícil crear en tu hogar el mejor restaurante del mundo.
Si no nos detenemos y meditamos un poco sobre esta situación, nuestro cuerpo va a sufrir grandes daños con el paso del tiempo. Para evitarlo comiendo con gusto y sano sólo hay que leer un poco sobre los beneficios de ciertos alimentos y como combinarlos. No tiene que dejar de comer lo que te gusta, sólo tienes que saber cómo comerlos. No todo se resuelve comiendo vegetales, sopitas y dejando fuera todo lo que a los latinos nos agrada. El secreto está en el equilibrio de las cosas que consumimos.
Hay que lograr un punto medio en que podamos, comer lo que nos gusta y no hacernos daño.



Creo que es hora de dar algunos consejos que sirvan para comenzar a cambiar hábitos de alimentación y entrar, de una vez y por todas, al mejor restaurante del mundo… tu propia casa.

1- Debes dejar de cocinar con aceites muy corrientes y tratar de usar más el aceite de oliva. Sabemos que es más caro, pero por eso mismo hace una doble función, lo ahorras más y por lo tanto consumes menos.

2- Evita freír los alimentos.

3- Evita las comidas en conserva o pre cocidas. Ahora en los supermercados hay cada día más platos que le quitas la envoltura lo metes en el microonda y ¡listo! Es fácil, rápido y no hay ni que fregar. ¡La maravilla del siglo!, pero estos alimentos contienen mucho sodio y sustancias para conservarlos que a la larga va dañando tu cuerpo. Un día estas apurada y no puedes más, pues hay que hacerlo, pero como costumbre no debemos.



4- Trata de usar alimentos frescos y naturales. Esto lo puedes encontrar en los mercados donde anuncian sus productos frescos como; frutas, vegetales, carnes molidas orgánica, carnes enteras frescas y muchos otros. Lo fresco es todo lo que no ha sido procesado para su conservación.

5- Trata de consumir la menor cantidad de sal y azúcar. Esta demostrado científicamente que hacen mucho daño cuando no se consumen adecuadamente.

6- Alterna la manera de preparación de los alimentos. Uno día lo haces al vapor, otro a la plancha y también es muy recomendable usar la parrilla o barbecue.

Y algo muy importante, trata de hacer la comida de por la noche en familia y lo más temprano posible. Ahí matas dos pájaros de un tiro: Salud y amor.

Si sigues estos consejos podrás portarte un poco mal en las épocas en que se hace difícil seguir ciertas rutinas como las festividades de Navidad, Día de Acción de gracias, vacaciones o cuando se ven unos partidos de fútbol que te hacen olvidar las reglas.

Son pocos consejos pero muy útiles.


RELACIONADOS:Celebrando Juntos

Más contenido de tu interés