null: nullpx

El Fútbol y la Cebolla: ¿Qué tienen en común?

El fútbol, para los latinos, es un elemento vital en nuestras vidas y la cebolla es un ingrediente imprescindible en nuestra cocina.
24 May 2016 – 4:30 PM EDT

El fútbol, como la cebolla, tienen sus orígenes en el continente asiático. Si nos montamos en la máquina del tiempo tendríamos que retroceder miles de años, pero encontraríamos detalles increíbles.



En estos días el mundo está de fiesta. La Copa América Centenario acapara la atención de todos los que habitamos en este planeta. Este evento tan importante, no cabe dudas que las familias se reúnen en sus casas o la gente se agrupa en lugares públicos para disfrutar de cada uno de los juegos de este torneo. Todo el mundo está de fiesta y la comida no puede faltar, entonces pudiéramos decir que el Fútbol es la sal de nuestras vidas en este mes de junio y que la cebolla es la sal de lo que comeremos.

El fútbol, para los latinos, es un elemento vital en nuestras vidas y la cebolla es un ingrediente imprescindible en nuestra cocina. Sin el fútbol nuestras vidas serían muy desanimadas y sin la cebolla nuestras cocinas estarían tristes y melancólicas.

La cocina latinoamericana es única y sustanciosa. Tenemos esa cocina iberoamericana tan variada, tan millonaria en sabores, sensaciones y olores que se hace inagotable.

Así mismito es el fútbol, un partido es energía, un espectáculo multicolor, multicultural, lleno de espiritualidad y pasión. Tanto la cocina como el estadio centran su atención en un objeto circular.

Los orígenes de jugar con un balón se remonta a la China de la dinastía Han, de esto hace más de 2,200 años. A esta especie de juego se le conoce como ts’uh kúh, que significa dar patadas a un balón de cuero. Este esférico estaba relleno de plumas y pelos y se tenía que lanzar con los pies a una pequeña red. Este juego se practicaba de una forma violenta y nació como un método de adiestramiento militar en el que los espectadores hacían grandes apuestas, y al finalizar, el capitán del equipo derrotado era castigado y flagelado en público.



En el caso de la cebolla también tendríamos que remontarnos al continente asiático. Esta es una de las primeras plantas en cultivarse en la historia de la humanidad. Se tiene constancia de el consumo y de sus propiedades medicinales por lo menos desde hace 5 mil años atrás.
Los romanos y los griegos alimentaban a sus tropas para el combate con cebolla, de esa manera creían que le daban fuerza en las batallas cuerpo a cuerpo.

Fueron los Romanos los que esparcieron el uso de la cebolla en Europa y también el fútbol; y fueron los europeos los que introdujeron ambas en América. Increíbles las coincidencias, ¿no?



La cebolla es uno de los ingredientes imprescindibles de la dieta latinoamericana, esa no puede faltar en ningún guiso o salsa que salga de nuestra cocina. Además, tiene mucho valor nutritivo y aporta un montón a nuestro paladar. Por eso está en los recetarios de todo el continente.

Nada, pudiéramos afirmar que los latinos llevamos en la sangre… Fútbol y Cebolla.

Aquí los dejo con un fragmento de “ Oda a la Cebolla” un poema que le hizo el gran poeta de América, Pablo Neruda, a este prodigioso bulbo .

Oda a la Cebolla (fragmento)

… Pero al alcance
de las manos del pueblo,
regada con aceite,
espolvoreada
con un poco de sal,
matas el hambre
del jornalero en el duro camino.
Estrella de los pobres,
hada madrina
envuelta en delicado
papel, sales del suelo,
eterna, intacta, pura
como semilla de astro,
y al cortarte el cuchillo
en la cocina
sube la única lágrima
sin pena.
Nos hiciste llorar sin afligirnos.
Yo cuanto existe celebré, cebolla,
pero para mí eres
más hermosa que un ave
de plumas cegadoras,
eres para mis ojos
globo celeste, copa de platino,
baile inmóvil
de anémona nevada.

Para conocer más sobre la calidad y frescura de tu tienda Walmart favorita y descubrir recetas para disfrutar con toda la familia visita Walmart.com/RecetasySonrisas


RELACIONADOS:Celebrando Juntos

Más contenido de tu interés