null: nullpx
Virus del Zika

El zika puede causar microcefalia en uno de cada cien embarazos con infección

El primer trimestre del embarazo es el de mayor riesgo para el desarrollo del feto, según un estudio.
16 Mar 2016 – 4:19 PM EDT

Una de cada cien mujeres infectadas por el virus del Zika durante el primer trimestre del embarazo puede dar a luz un hijo con daño cerebral, de acuerdo al primer estudio que ha cuantificado el riesgo, realizado por el Instituto Pasteur y dado a conocer este miércoles.

El brote más reciente del virus ha sido asociado sobre todo con la microcefalia, una malformación congénita que provoca un crecimiento alterado del cerebro y que hace que los bebés tengan la cabeza más pequeña. El zika ha hecho que el riesgo de que un bebé nazca con este trastorno sea 50 veces mayor al normal.

El trabajo está basado en datos obtenidos durante un brote de zika en la Polinesia Francesa entre 2013 y 2014 y refuerza la hipótesis de que existe una relación causal entre el virus y ciertos problemas neurológicos.


" El primer trimestre del embarazo es el de mayor riesgo, el más crítico", dijo a la agencia AFP el doctor Simon Cauchemez, principal autor del estudio, basado en cálculos matemáticos y publicado en la revista médica The Lancet. En un comentario que acompaña el estudio la doctora brasileña Laura Rodrigues, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, agrega que "la constatación del riesgo más fuerte de la infección durante el primer trimestre es biológicamente plausible, dado el calendario de desarrollo del cerebro y el tipo y gravedad de los trastornos neurológicos".

Según el estudio, el 1% de los fetos o recién nacidos de madres infectadas durante el primer trimestre de embarazo sufre de microcefalia, cuando el riesgo en tiempo normal es sólo de un 0,02%. "Este nivel de riesgo por mujer embarazada infectada es más bajo que con otras infecciones virales asociadas a lesiones cerebrales durante el embarazo", mencionó Cauchemez. En el caso de la rubeola contraída el primer trimestre del embarazo, el riesgo de complicación grave es del 38% al 100%.

Estos resultados, no obstante, siguen siendo inquietantes porque contrariamente a la rubeola, que afecta a menos de 10 mujeres embarazadas al año en un país como Francia y además tiene vacuna, la proporción de personas infectadas durante una epidemia de zika puede superar el 50% y "esto se convierte en un problema de salud pública", señala Cauchemez.


Sin embargo, otros investigadores que no participaron en el estudio han dicho que la cifra parece demasiado baja dados los defectos de nacimiento vistos en Brasil. Laura Rodrigues, una profesora de epidemiología de enfermedades infecciosas en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, comentó a la agencia AP que esperaba que la cifra fuese cercana al 10%.

"Si 1% es correcto, entonces sería una gran noticia", señaló Rodrigues, quien ha pasado tiempo en Brasil investigando el brote. "Pero parece un poco inverosímil en este momento".

Otros expertos dijeron que el zika podría haber mutado a una forma más peligrosa desde que apareció por primera vez en la Polinesia francesa.

"Algo en el virus podría haber cambiado para hacerlo más o menos perjudicial para el feto", dijo el doctor Ganeshwaran H. Mochida, un neurólogo en el Hospital Infantil de Boston.

Lea también:

Publicidad