null: nullpx
Violencia de Género

Rescatan a la hija de la mujer que suplicó ayuda de rodillas a un ministro mexicano

Nayelly García fue localizada en Ecatepec, Estado de México, a unas 45 millas de Pachuca, donde fue secuestrada.
27 Jul 2016 – 1:06 PM EDT


Las súplicas de rodillas de una madre mexicana terminaron. Nayelly Elizabeth García Vargas, la hija de la mujer que interceptó a Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación (ministro de Interior) para pedirle ayuda, fue localizada en la colonia El Salado del municipio de Ecatepec, en el céntrico Estado de México.

García, de profesión maestra, fue rescatada por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), informó la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO). Dos personas fueron detenidas.

“Por favor, ayúdenme, se los suplico. Ayúdenme, es mi hija. No es justo señor, se lo suplico”, había sido la petición hecha el martes por María Vargas, tras la desaparición el sábado de Nallely afuera de su casa en la colonia Venta Prieta, del municipio de Pachuca, en el céntrico Hidalgo. La señora dirigió esas palabras al ministro cuando él había acudido a un encuentro con mujeres para hablar de la violencia de género.


El cateo que derivó en el rescate de la víctima "fue ejecutado la mañana del 27 de julio de 2016 (...) en el cual se logró la liberación de la víctima, de 29 años", precisó la SEIDO. Ecatepec se encuentra a unas 45 millas (70 kilómetros) de Pachuca.

Luego que la mujer pidiera ayuda, el secretario Osorio Chong publicó en Twitter una fotografía y dijo que tuvo una reunión con la señora María con el fin de atender el secuestro de su hija.

Durante su participación en el evento, el funcionario federal dio instrucciones para que la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) atienda de manera puntual el caso, pues dijo: “es parte de la violencia de género”.

En México la ola de violencia contra las mujeres ha cobrado la vida de miles de víctimas. En algunos estados del país se han implementado mecanismos para combatir este problema, pero organizaciones civiles aseguran que no es suficiente, pues la taza de feminicidios sigue creciendo.

De acuerdo con el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, las defunciones femeninas con presunción de homicidio acumuladas en los periodos 1985-2010 son 36,606; y de 2005-2010, se registraron 9,385 casos.

Vea también:


Publicidad