publicidad

La justicia tiene en la mira propiedades de los implicados en el Fifagate

La justicia tiene en la mira propiedades de los implicados en el Fifagate

Las propiedades de los implicados en el caso de corrupción de la FIFA podrían ser confiscadas, si se comprueba que fueron compradas con dinero de sobornos.

Confesión de Chuck Blazer revela sobornos para Mundiales de 1998 y 2010 Univision

Por Ney Alvarez / Univision Investiga

Las acusaciones del gobierno de Estados Unidos en contra de 14 directivos de la FIFA no solamente afectan su libertad, también tocan sus bolsillos y sus propiedades.

La fiscalía de Nueva York ha puesto en la mira casas y apartamentos que podrían ser confiscados de comprobarse que fueron obtenidos con el dinero producto de sobornos o que fueron usados para cometer delitos.

En particular los fiscales han puesto atención en 14 propiedades en Estados Unidos de cuatro de los implicados.

Lea también: El auto exhibe la impunidad en la FIFA

Jeffrey Webb, vicepresidente de la FIFA, ex presidente de Concacaf y originario de Las Islas Caimán, posee cuatro de las propiedades que menciona la acusación como susceptibles de ser incautadas.

Así funcionaba el esquema de corrupción de la FIFA Univision

La primera es una mansión de 9,851 pies cuadrados con seis habitaciones y ocho baños, localizada en 2116 Adel Dr, Loganville, Georgia, valorada aproximadamente en 940,000 dólares.

Mientras, las otras dos propiedades -una en Stone Mountain y otra en Conyers, en el mismo estado- están valoradas en 83,000 y 90,000 dólares, respectivamente.Su segunda propiedad, ubicada en la ciudad de Stone Mountain, Georgia, comprende un total de 2,846 pies cuadrados. Tiene cuatro habitaciones, cuatro baños y un valor en el mercado de 239,000 dólares.

En el documento se afirma que Jeffrey Webb pidió a otro de los acusados, Costas Takkas, que transfiriera dinero a una cuenta perteneciente a una empresa constructora de piscinas que estaba trabajando en la casa de Webb en Loganville, Georgia.

publicidad

El dinero no tenía ninguna relación con obras que realizaba la empresa. En realidad, era parte del soborno por 1.5 millones de dólares que recibió Webb de la empresa Traffic USA y de una compañía de mercadeo de productos deportivos por los derechos de explotación conjunta de la Copa Mundial de la Unión Caribeña de Fútbol (CFU, por sus siglas en inglés).

Parte del millón y medio de dólares fue también transferido a SunTrust Bank en Georgia para el pago de una casa que Webb estaba comprando en ese momento en Stone Mountain, alega la demanda.

En la lista de propiedades en la mira del gobierno también hay varias que pertenecen Rafael Esquivel, venezolano, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol y miembro ejecutivo de CONMEBOL. Esquivel posee un total de ocho propiedades entre Miami y Hialeah, Florida.

Cinco de las casas de Esquivel están en una misma cuadra de la ciudad de Hialeah, Florida. Suman aproximadamente 925,000 dólares.

Dos apartamentos, ubicados en el 8660 SW 149th Street de Miami y con un valor cercano a los 150,000 dólares cada uno, podrían ser confiscados también. La última propiedad enlistada se encuentra por el orden de los 140,000 dólares y está cerca de los otros dos apartamentos, en el suroeste de Miami.

Por su parte, Daryll Warner, ex oficial de desarrollo de la FIFA e hijo del también acusado Jack Warner, exvicepresidente de la FIFA, ambos de Trinidad y Tobago, enfrenta cargos por recurrir a la estafa para adquirir una propiedad en Miami mediante una hipoteca. El condominio fue comprado por el monto de 990,000 dólares y está ubicado en el 2101 Brickell Avenue.

Mientras, el empresario radicado en Miami Aaron Davidson, presidente de Traffic Sports USA Inc., aparece señalado en los documentos de la Corte del Distrito Este de Nueva York por ofrecer sobornos para obtener derechos de mercadeo y transmisión de eventos futbolísticos en EEUU y el mundo. Su propiedad en Brickell Key Drive está valorada en 1.5 millones de dólares y podría ser confiscada por las autoridades americanas en caso de ser hallado culpable.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad