publicidad
Antonio Pardo Andretta.

El pasado persigue al único esquiador venezolano en Sochi

El pasado persigue al único esquiador venezolano en Sochi

Antonio Pardo Andretta es el único atleta venezolano que está participando en las Olimpíadas de Invierno en Sochi.

Antonio Pardo Andretta.
Antonio Pardo Andretta.

Por Casto Ocando

Univision Investiga Antonio Pardo Andretta es el único atleta venezolano que está participando en las Olimpíadas de Invierno en Sochi, Rusia. La novedad generó entusiasmo entre muchos seguidores de los deportes invernales en Venezuela, que a través de las redes sociales auparon al esquiador de 43 años.

La presencia de Pardo Andretta en el escenario olímpico, sin embargo, también puso de relieve el pasado controversial del atleta que lo persigue por sus vínculos con el gobierno venezolano.

De acuerdo a su registro en el portal oficial de las Olimpíadas de Sochi, Pardo se inició en el deporte del ski por puros motivos “recreacionales” en 1988. No lo hizo en Venezuela, donde la única nieve que puede verse está en los inalcanzables copos nevados del Pico Simón Bolívar, en el tramo venezolano de la Cordillera Andina, sino en St. Moritz, Suiza, el país donde actualmente reside.

publicidad

Comenzó a competir muy tardíamente en 2011, a los 41 años, principalmente debido a que el ski es un deporte que le permite “rodearse de naturaleza”, y desarrollar su “natural espíritu competitivo”.

Su primera competencia fue en la localidad austríaca de Solden, pero fue dos años después, en 2013, cuando comenzó a incrementar sus registros de competencias, la mayoría de ellas en Austria, Suiza e Italia.

Por ejemplo, ha participado en eventos de Giant Slalom en resorts de Laax y Brigels, en los Alpes suizos, y en Madonna di Campiglio, un conocido resort de esquí en el noroeste de Italia, en la provincia de Trentino, de acuerdo a la página oficial de Sochi.

El venezolano consiguió clasificar para las Olimpíadas de Sochi en la carrera de St. Moriz, en el que alcanzó el lugar 45 y una puntuación de 135.82, suficiente para garantizarle un cupo de participación en el evento olímpico.

“Mis expectativas ya fueron cumplidas y superadas, lograr clasificar para mí es ya mi medalla de oro”, afirmó en una entrevista .

Pardo es el quinto venezolano que clasifica para los Juegos Olímpicos de Invierno. Le antecedieron Iginia Boccalandro, que participó en las olimpiadas de Nagano, Japón, en 1998, y en Salt Lake City, 2002, en la disciplina de luge; Julio César Camacho y los hermanos Chris y Werner Hoeger, todos especialistas de luge que participaron en los juegos de invierno en Salt Lake City, 2002, y Turín, 2006.

Pardo logró arrancar aplausos de las gradas cuando entró bailando entusiasta al estadio Fisht en la ceremonia de inauguración el pasado 7 de febrero, como único representante de Venezuela en las olimpíadas de invierno.

El venezolano había llegado al ski competitivo luego que quedó “desempleado” como banquero, según su propia declaración.

“Antes no tenía el tiempo o los recursos, tenía que trabajar. Trabajo en finanzas y con la paralización del mercado de valores, me convertí en desempleado, así que me dije a mi mismo: ‘este es el momento de realizar mi sueño”, declaró .

La trayectoria de Pardo no ha sido únicamente notable en el campo de los deportes de invierno. Su historial como banquero ha estado rodeado de controversia tanto en Venezuela como en Estados Unidos.

En 2003, la firma donde Pardo era directivo en Venezuela, Inmobiliaria Chacao, vendió el edificio Citibank al Ministerio de Finanzas por un precio de $9.5 millones, $5 millones por encima de su valor real, de acuerdo a una investigación realizada por la Contraloría General de Venezuela (CGR).

De acuerdo a revelaciones que surgieron posteriormente en una corte federal de Miami, durante el juicio contra empresarios vinculados al gobierno chavista acusados de espionaje, la transacción de venta del edificio Citibank se hizo de forma irregular e implicó el pago de sobornos. De acuerdo al testimonio de uno de los acusados en el juicio de espionaje, el empresario Carlos Kauffman, socio de Pardo Andretta, la venta del edificio de Citibank el inicio de negocios con el entonces ministro de Finanzas, Tobías Nóbrega, que generaron unos $100 millones en ganancias.

publicidad

Como consecuencia de la investigación, el esquiador resultó sancionado por la CGR en 2011, que lo inhabilitó por un período de 15 años para ejercer funciones públicas o hacer negocios con el gobierno venezolano. La misma medida recayó también sobre el ministro Nóbrega.

Curiosamente, aunque el pasado 5 de febrero declaró en su cuenta de Twitter (@antoniopardoski) que él mismo era su “único patrocinante” en el evento olímpico, momentos antes había agradecido al gobierno venezolano por el apoyo prestado a su participación en Sochi.

“Muchísimas gracias al ministerio y al ministro Antonio Alvarez por el apoyo y la logística para hacer posible mi participación en los juegos”, indicó en un mensaje.

Univisión envió un cuestionario a Pardo Andretti, pero el deportista dijo que dará entrevistas únicamente después que concluya su participación en las olimpíadas. “Después de los juegos le respondo con gusto”, dijo en un mensaje directo por a través de su cuenta twitter.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad