Tsunami

Más de 380 muertos y cientos de heridos por una serie de terremotos seguidos de un tsunami en Indonesia

Después de un sismo de 7.5 de magnitud, se produjo un tsunami que destrozó todo lo que había a su paso. Las olas de hasta 10 pies de altura arrasaron con la isla de Célebes, y las ciudades de Palu, Donggala y Mamuju. Se teme que el número de muertos podría ser mucho mayor, ya que hay lugares donde los rescatistas no hay podido acceder.
29 Sep 2018 – 10:16 PM EDT

Al menos 385 personas han muerto y más de 540 han resultado heridas como consecuencia de un descomunal tsunami provocado tras un terremoto de magnitud 7.5 en Indonesia que tuvo varias réplicas.

El tsunami produjo olas de 10 pies de alto (unos tres metros) que abrumaron las casas en dos ciudades: Palu, capital de la provincia de Sulawesi (también conocida como Célebes) y Donggala, una comunidad más pequeña, además de otros asentamientos costeros, dijo Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de la agencia de manejo de emergencias.

Según el portavoz de la agencia de desastres Sutopo Purwo Nugroho, solo en la ciudad de Palu han muerto 384 personas.

📷"Arrasó con todo a su paso": un devastador tsunami y dos terremotos dejan más de 820 muertos en Indonesia

Loading
Cargando galería


Según Nugroho, los rescatistas ahora batallan por acceder a las ciudades cercanas de Donggala y Mamuju, que también fueron devastadas por las olas de hasta 10 pies (3 metros) del tsunami, algo que hasta ahora debido a los daños en las rutas de acceso y las telecomunicaciones.

Además, afirmó que aún se desconoce el paradero de entre “decenas y cientos” de personas que participaban en un festival en una playa de Palu cuando se desató el tsunami el viernes, por lo que el número de víctimas podría ascender considerablemente.

Sutopo señaló que en el momento en quelas olas gigantes golpearon las costas, muchas de las víctimas estaban en la playa y no se enteraron del peligro. "El tsunami no vino solo. Arrastró carros, troncos, casas y arrasó con todo lo que había a su paso", explicó.


El terremoto de magnitud 7.5, que se produjo a última hora del viernes y tuvo varias réplicas, destrozó miles de edificios y afectó a las comunicaciones de la zona. Posteriormente el tsunami cortó carreteras debido a los deslizamientos de tierra, inhabilitó un puente y cortó las comunicaciones.

Ciudades reducidas a escombros

La televisión indonesia mostró videos tomados con teléfonos celulares donde se ve a la gente en Palu huyendo despavorida ante el impacto de una ola enorme que embistió inmuebles y una mezquita que ya estaba semiderruida por el temblor.


Según reportó la agencia AP, Palu, la capital provincial que tiene una población de más de 380,000 personas, estaba salpicada de escombros de inmuebles que colapsaron. El agua de mar se adentró y dejó parcialmente sumergida una mezquita que ya había resultado dañada por el sismo. Un centro comercial quedó reducido a escombros. Y un puente quedó derrumbado. Los cadáveres quedaron cubiertos parcialmente con mantas y un hombre cargaba a un niño muerto entre los escombros.

Se cree que el hecho de que esa ciudad esté construida alrededor de una estrecha bahía pudo haber amplificado la fuerza de las aguas del tsunami.

Dwikorita Karnawati, directora de la agencia meteorológica nacional, dijo que las olas generadas por el tsunami alcanzaron los 3 metros (10 pies). Una advertencia de tsunami emitida por las autoridades fue derogada media hora después cuando cedieron las aguas.

Sutopo dijo que los militares serán despachados a Palu y a Donggala y anunció la movilización de la policía nacional para ayudar en el rescate, junto con miembros de las agencias de manejo de desastres.

El aeropuerto de Palu tuvo que suspender operaciones durante 24 horas debido a los daños causados por el sismo, según la agencia nacional a cargo del tráfico aéreo AirNav.

Las imágenes televisivas mostraban a la gente corriendo aterrorizada por las calles. La agencia de desastres mostró un video en que se veía a mujeres y niños llorando y una foto de una tienda por departamentos dañada gravemente.

"En mi casa empezaron a moverse los objetos y se agrietó una pared", dijo por teléfono Mohammad Fikri , habitante de Donggala.

Indonesia es propensa a los terremotos debido a su ubicación en el "Anillo de Fuego", una serie de volcanes y fallas tectónicas en la cuenca del Pacífico.

En diciembre de 2004, un enorme terremoto de 9,1 frente a las costas de Sumatra, en el oeste de Indonesia, desencadenó un tsunami que causó la muerte de 230.000 personas en una decena de países.

Tsunami, olas de la destrucción

Loading
Cargando galería
Publicidad