null: nullpx
Tragedias

El jefe de los forenses egipcios desmiente la información de una explosión en el avión de EgyptAir

Un forense, citado por varias agencias de noticias, apuntaba a una explosión en el vuelo que hacía el trayecto entre París y El Cairo. Por ahora, no pueden confirmar si esa fue la causa del derribo de la aeronave.
24 May 2016 – 8:10 AM EDT

Casi una semana después de la desaparición del vuelo MS804 de EgyptAir en el Mediterráneo, aún los investigadores no saben qué ocurrió. El hallazgo de restos humanos y del avión son las únicas pistas que tienen los investigadores ante la falta de las cajas negras para poder descifrar qué ocurrió para que la nave se estrellara en el agua.

Este martes, un forense egipcio citado por las agencias Reuters y AP, señalaba que la "explicación lógica es que una explosión lo derribó". Según esta fuente, el pequeño tamaño de los restos humanos apuntababa hacia esta hipótesis como la razón que acabó con el Airbus 320 que cubría el trayecto entre París y El Cairo, según reveló una fuente forense egipcia.

Sin embargo, poco después, el jefe de los forenses egipcios desmintió esta información. Hesham Abdelhami indicó que "todo lo que se ha difundido sobre ese asunto es algo infundado y simples suposiciones de las que ni el Servicio Forense ni ninguno de sus médicos han sido responsables".

Abdelhami pidió a los medios "tener cautela a la hora de difundir asuntos que el Servicio Forense estudia porque generan confusión en la opinión pública, propagan rumores falsos y dañan el interés supremo y la seguridad nacional del Estado".

Con los datos hasta ahora obtenidos, no se puede confirmar o no si hubo una explosión a bordo.

Los restos, encontrados a unos 290 kilómetros de la costa de Alejandría (Egipto), incluyen asientos y pertenencias personales de los pasajeros. También hay aproximadamente 80 fragmentos humanos, que se encuentran en El Cairo siendo analizados. Sin embargo, su tamaño y estado dificultan la investigación. "Ni siguiera hay una parte completa de cuerpo, como un brazo o una cabeza", dijo un forense, quien especificó que uno de los fragmentos era la parte izquierda de una cabeza.


El tamaño minúsculo de estos fragmentos es la razón por la fuente citada por las agencias se había inclinado por la hipótesis de una explosión pese a que no se han encontrado restos de explosivos.

Oficiales estadounidenses consultados por la agencia Reuters descartaron el viernes esta explicación tras analizar imágenes de satélite y no observar ninguna explosión.

Egipto ha apuntado desde un principio a la pista terrorista antes a una falla técnica. También la Agencia Francesa de Investigación Aérea (BEA) sostuvo el pasado sábado que se había detectado humo en algunas zonas cercanas a la cabina donde estaban los pilotos aunque no se aventuró a dar una causa de la caída al mar.


Las labores de búsqueda no se han detenido desde el día de la desaparición del Airbus en el Mediterráneo. Tanto aviones y barcos de Gran Bretaña, Chipre, Francia, Grecia y Estados Unidos tratan de encontrar los restos del avión, especialmente las cajas negras, que pueden develar el misterio que rodea al vuelo MS804. Para apoyar estos esfuerzos, Egipto envió un submarino con el fin de encontrarlas.

En el avión viajaban 66 personas y todas están dadas por muertas. Familiares de los fallecidos se congregaron el martes en una morgue en El Cairo para facilitar la identificación de restos humanos gracias al ADN, según informó AP.

RELACIONADOS:TragediasAccidente AéreoMuertes
Publicidad