null: nullpx
Tráfico de Personas

El conductor del camión en el que murieron 10 inmigrantes en Texas tenía la licencia suspendida

James Bradley está acusado por conducir el vehículo que transportaba decenas de indocumentados en el que 10 murieron por deshidratación o asfixia, en San Antonio. Autoridades de Florida -estado que le dio la licencia comercial- dijeron que desde abril estaba suspendida.
25 Jul 2017 – 05:20 PM EDT
Comparte
James Bradley, el conductor del camión en el que murieron 10 inmigrantes en Texas. Crédito: AP Images

James Bradley, el conductor del camión en el que murieron 10 inmigrantes por asfixia y deshidratación en Texas tenía suspendidos los "privilegios de conducción comercial" por Florida, el estado que le otorgó su licencia de conducir.

Alexis Bakofsky, portavoz del Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados de Florida, confirmó a Univision Noticias este martes que el conductor de 60 años de edad estaba descalificado para conducir vehículos comerciales desde abril de este año, momento en que no presentó la tarjeta médica actualizada.

"El privilegio de conductor comercial es descalificado por no proporcionar una tarjeta médica, lo que significa que no estaba autorizado a operar un vehículo comercial en cualquier estado", explicó Bakofsky por correo electrónico a Univision Noticias.

La ley federal requiere que los conductores comerciales presenten comprobantes de salud para demostrar que están físicamente aptos para la coducción.

Bakofsky confirmó que la licencia de Bradley fue descalificada indefinidamente y agregó que habría sido ilegal que él intentara obtener una segunda licencia de otro estado.

El historial de manejo de Bradley muestra que se le otorgó una licencia de conducir comercial en Florida en 2004.

El conductor se enfrenta ahora a cargos por transporte ilegal de inmigrantes para ganancias financieras que resultaron en la muerte, lo que en Texas podría acarrear la pena capital.

Los inmigrantes indocumentados fueron encontrados dentro de su camión en el estacionamiento de un Walmart en la ciudad San Antonio.

El caso

Autoridades de inmigración hallaron un camión lleno de inmigrantes indocumentados aparcado en un supermercado Walmart de San Antonio, Texas, en la madrugada del sábado al domingo. En el tráiler había 38 personas, aunque una víctima más, la 39, fue hallada en un área cercana. En total 10 personas murieron.

Aunque no se conocen todos los nombres de los 39 inmigrantes hallados, los consulados de México y Guatemala han dicho que hay ciudadanos de ambos países entre las víctimas fatales y los sobrevivientes.

Cargando Video...
Hacinamiento de indocumentados en camiones, la práctica mortal que sigue viva en la frontera

Entre las víctimas había dos "niños en edad escolar" y el resto tenían entre 20 y 30 años, confirmó William McManus, jefe de la policía de San Antonio.

De las 30 personas que lograron sobrevivir, varias fueron encontradas en "estado crítico" y algunos presentaban daños menores por el calor y la deshidratación; todos fueron llevados de inmediato a hospitales para atención médica urgente.

Este lunes, el conductor del camión fue presentado ante un juez y acusado de transportar a inmigrantes en EEUU ilegalmente con el agravante de provocar la muerte a 10 personas. El acusado James Matthew Bradley Jr., tiene 60 años y es originario de Clearwater, Florida.

"Texas seguirá dando protección a las víctimas que han sido despojadas de sus derechos más básicos y aplicará todo el peso de la ley sobre quienes perpetraron este despreciable crimen", había dicho el domingo el gobernador de Texas, Greg Abbott, en un comunicado.

De acuerdo con entrevistas iniciales con sobrevivientes, más de 100 personas pudieron haber viajado en la parte trasera del camión en algún momento del viaje, dijo Thomas Homan, director de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés).

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés