publicidad
El informe de Human Right Watch sobre la tortura china

La tortura china existe hasta hoy (no es leyenda), pero el gobierno comunista plantea eliminarla

La tortura china existe hasta hoy (no es leyenda), pero el gobierno comunista plantea eliminarla

Desapariciones forzadas, privación del sueño, de agua o comida, hasta palizas contra disidentes o sospechosos de corrupción ha sido la práctica común en China para obtener "confesiones". El presidente Xi Jiping quiere instaurar un sistema que garantice los derechos de los acusados.

El informe de Human Right Watch sobre la tortura china
El informe de Human Right Watch sobre la tortura china

En el pasado la empleaban solo contra disidentes o activistas. Hace unos años la aplican también miembros del partido comunista para obtener confesiones. El 'shuanggui', la célebre tortura china, podría ser proscrita totalmente en virtud de un proyecto de ley que han presentado en el órgano de gobierno, informó este miércoles la agencia estatal de noticias Xinhua.

Algunas de las técnicas a las que recurre el 'shuanggui' son las desapariciones forzosas y todo tipo de torturas, desde la privación del sueño o de agua o comida, hasta palizas, según aseguró el año pasado la organización Human Rights Watch en un informe que documenta esa práctica supuestamente utilizada como parte de la campaña anticorrupción del presidente de China, Xi Jiping.

publicidad

De acuerdo con ese reporte de HRW, los detenidos que son sometidos a esta práctica "se enfrentan a interrogatorios sobre corrupción u otras violaciones de las reglas del partido".

"El sistema se basa en confinamiento indefinido y a veces prolongado; los individuos tomados en custodia típicamente no tienen ningún contacto con el mundo exterior, incluyendo los miembros de la familia y los abogados, y son observados por funcionarios que operan como protectores. Los detenidos no gozan de ninguna de las prerrogativas contempladas por el derecho internacional de los derechos humanos, o en la propia ley China, como el acceso a abogados o la comparecencia previa ante un juez".

En muchos casos, indica el informe de la organización el 'shuanggui' comienza con una desaparición forzada, y las familias de los detenidos no tienen idea de dónde se encuentra su ser querido o por qué están detenidos. Los sospechosos denominados 'detenidos CDI') no son recluidos en comisarías u otros centros oficiales de detención, sino en albergues y centros de formación para cuadros de los partidos.

Varios exdetenidos sometidos a la tortura china, citados por HRW en su informe, afirman haber sido víctimas de palizas, privación prolongada del sueño, u obligados a permanecer de pie o a mantener posiciones incómodas durante horas o incluso días.

El aislamiento indefinido de 'shuanggui' hace que las mentes de los detenidos "se derrumben después de ... de tres a cinco días" y "contesten todo lo que pidan", según Li Peng, citado en el informe, quien se identificó a sí mismo como un oficial de CDI.

Una vez que obtienen una "confesión", entonces los sospechosos son pasados a disposición de la justicia ordinaria.

Interrogatorios serán grabados

El nuevo sistema de detención que se propone en el proyecto de ley pretende "salvaguardar los derechos de las personas que están siendo investigadas" a través de diferentes medidas eliminando los "delicados problemas legales" que ha causado el 'shuanggui', según reconoce la agencia oficina china citada por Efe.

Fue el propio presidente Xi quien adelantó en su discurso de apertura al 19 º Congreso del partido comunista chino el pasado 18 de octubre que 'shuanggui' será sustituido por 'liuzhi', como se le llama al nuevo sistema de detención, como parte de reformas más amplias al sistema legal.

El proyecto de ley prohíbe que cualquier cuerpo de supervisión o los investigadores puedan insultar o maltratar a los detenidos, por lo que el interrogatorio deberá grabarse en video.

Los familiares de los detenidos deberán recibir un aviso sobre la detención en un plazo de 24 horas especificando la fecha y la duración del interrogatorio para "garantizar la seguridad de los detenidos", detalla el borrador.

Según Xinhua, las autoridades chinas pusieron en marcha un programa piloto el pasado enero para probar este nuevo sistema de supervisión en Pekín y en las provincias de Shanxi y Zhejiang.

publicidad

El proyecto de ley estará abierto a comentarios hasta el próximo 6 de diciembre, aunque no se especificó cuándo podría entrar en vigor.

Trump hace llamado a países como China y Rusia para que rompan lazos con Corea del Norte Univision
En fotos: El congreso del Partido Comunista de China, entre la solemnidad, la tradición y la fiesta
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad