publicidad
Nevada en New Jersey

Calculan en 850 millones de dólares el impacto económico de la tormenta de nieve

Calculan en 850 millones de dólares el impacto económico de la tormenta de nieve

Restaurantes, cines, lugares de entretenimiento y algunas tiendas minoristas fueron los más afectados.

Nevada en New Jersey
Nevada en New Jersey

La tormenta de nieve que azotó el fin de semana la Costa Este de Estados Unidos podría tener un impacto económico por hasta 850 millones de dólares, de acuerdo con expertos, debido a que ocurrió durante el fin de semana y no hubo grandes apagones. Eso significa que se perdió poca productividad en el sector gubernamental y empresarial.

Los restaurantes, cines, otros lugares de entretenimiento y algunas tiendas minoristas fueron los más afectados, pero en general, el impacto podría no representar grandes pérdidas, dijo Chris Christopher, un macroeconomista en la empresa de datos IHS Global Insight.

Imágenes: la costa este cubierta de blanco y en estado de emergencia

Muchos negocios habrían tenido ingresos extra, o al menos realizado algunas ventas, poco tiempo antes de la tormenta debido a que las personas acumularon reservas de alimentos, gasolina, alcohol, palas y otros objetos, dijo Christopher.

Otros gastos solo habrían sido demorados, como la compra de autos, casas, aparatos de gran tamaño e incluso botas y ropas de invierno, ya que la gente apenas cayó en cuenta que el invierno llegó. Y las personas que sufrieron afectaciones en sus casas o vehículos tendrán que comprar repuestos o pagar reparaciones en el futuro cercano.

Otros gastos posiblemente fueron destinados a otros objetos. Por ejemplo, el fin de semana estuvieron cerrados los centros comerciales o las salas de cine, pero había otras opciones para las personas.

Trabajadores retiran la nieve de la pista en el aeropuerto nacional Rona...
Trabajadores retiran la nieve de la pista en el aeropuerto nacional Ronald Reagan, en Arlington, Virginia, cercano a Washington, el domingo 24 de enero de 2016. Al fondo se aprecia el domo del capitolio en Washington. Millones de estadounidenses comenzaron el domingo a recuperarse de la gigantesca tormenta invernal debido a la cual cayó nieve sin precedente en un solo día en Washington y la ciudad de Nueva York. (AP Foto/Alex Brandon)

"Luego de palear la nieve", dijo Christopher, "pudieron comprar en línea u ordenar películas" vía Netflix y servicios similares.

Christopher comentó que el impacto económico podría ser de entre 350 y 850 millones de dólares, basado en los costos de tormentas pasadas, pero los datos no estarán disponibles sino hasta el mes entrante, cuando se publiquen las estadísticas económicas de enero.

Mak Zandi, economista en jefe en Moody's Analytics, resaltó que las aerolíneas y otros servicios de transporte perdieron dinero, pese a que prevén al menos una gran tormenta cada invierno.

"Entre los ganadores están los servicios de limpieza, incluyendo trabajadores del gobierno y privados", escribió Zandi en un correo electrónico.

publicidad

"Si la tormenta hubiera caído entre semana, habría causado algunos daños económicos", escribió al detallar que la economía de la región afectada produce unos 16,000 millones de dólares al día.

Los trabajadores que reciben su paga por horas y no por salario habrán perdido ingresos y podrían tener menos dinero para gastar, particularmente aquellos en la industria de servicios que laboran durante el fin de semana. Pero las tiendas que se mantuvieron abiertas, en las zonas en donde los consumidores pudieron llegar, también se beneficiaron de la poca o nula competencia.

Se despeja nieve a lo largo de una calle en el vecindario del Upper West...
Se despeja nieve a lo largo de una calle en el vecindario del Upper West Side de Nueva York el domingo 24 de enero de 2016, tras la tormenta que provocó fuertes nevadas en la costa este de Estados Unidos. (Foto AP/Craig Ruttle)


Minoristas afectados

Planalytics, que ayuda a las compañías a evaluar y atender el impacto climático en su negocio, estima que los minoristas pudieran tener una pérdida neta de 850 millones de dólares.

"Algunos minoristas tal vez registraron un incremento previo a la tormenta, pero no para compensar el hecho de que perdieron o dos días de fin de semanas de negocios a causa de la tormenta", dijo el presidente de Planalytics, Scott A. Bernhardt.

Bernhardt resaltó que a nivel nacional, las ventas de abrigos, sombreros, guantes, bufandas y botas aumentaron en casi un 25% en la última semana debido a las temperaturas más bajas luego de un diciembre más cálido de lo habitual. En tanto, algunas pérdidas al menudeo se compensarán más adelante, aunque no todas, escribió.

"Uno no sale a cenar dos veces el próximo fin de semana, debido a que no tuviste tu habitual salida de sábado en la noche, ni se compran dos tazas de café, debido a que perdiste tu dosis habitual un día", subrayó.

Por ejemplo, en Washington D.C., la mayoría de los Starbucks y Dunkin' Donuts seguían cerrados la tarde del domingo.

Relacionado
Se despeja nieve en una calle del Upper West Side de Nueva York
La costa este se recupera del paso de fuerte tormenta invernal
Máquinas quitanieve trabajaron el domingo en Nueva York, Washington y otras ciudades para retomar la normalidad.

Sector de transporte

Las empresas de transporte cerraron casi por completo durante el fin de semana, pero se recuperaban la tarde del domingo. Las cuatro aerolíneas principales, que manejan más del 80% del tráfico aéreo en Estados Unidos, reanudaron parcialmente sus servicios el domingo por la noche y esperaban estar cerca del máximo de su capacidad para el lunes.

Sin embargo, eso no lucía posible en algunas zonas, particularmente en la azotada región de Washington, D.C.

Debido a que las aerolíneas suspendieron las cuotas por cambios de vuelo, algunas personas viajaron antes de lo planeado. Algunos pospusieron sus vuelos, lo que significa que los vuelos del inicio de la semana podrían estar más ocupados que de costumbre.

Amtrak operó el domingo en todas sus rutas, pero con un número reducido de trenes. Mantendrá un calendario modificado el lunes entre Boston y Washington y un servicio reducido entre Washington y algunos sitios de Virginia. Se sigue evaluando otro servicio entre Washington y el sureste y la región centro norte.

La tormenta caída en la Costa Este ha sido histórica
La tormenta caída en la Costa Este ha sido histórica

Encomiendas

UPS, que tuvo entregas limitadas entre sábado y domingo, interrumpió sus operaciones en Washington, D.C. y partes de 13 estados: Connecticut, Delaware, Kentucky, Maryland, Massachusetts, New Jersey, Nueva York, North Carolina, Pennsylvania, South Carolina, Tennessee, Virginia y West Virginia.

El portavoz de UPS, Steve Gaut, dijo que restaurarán el lunes los servicios de recolección y entrega en las calles que hayan quedado despejadas, y añadió que sus equipos siguen evaluando las condiciones de los caminos e implementan planes de contingencia para asegurarse de que los envíos lleguen tan rápido como lo permitan las condiciones. Las entregas del lunes serán procesadas la noche del domingo en sus centros de paquetería.

publicidad

Por medio de un comunicado, FedEx comentó que brindará servicios en zonas accesibles, pero que los clientes podrían experimentar demoras en zonas que aún están afectadas por la nevada.

Mercados financieros

Todos los mercados del Nasdaq en Estados Unidos operarán el lunes en su horario habitual.

La New York Stock Exchange no respondió a un cuestionamiento sobre su horario de operaciones del lunes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad