publicidad

Potente tormenta invernal pone en estado de emergencia la costa este de EEUU

Potente tormenta invernal pone en estado de emergencia la costa este de EEUU

Después de advertencias, los 80 millones de habitantes amenazados hicieron caso a las exhortaciones de permanecer en sus casas

Por lo menos 18 muertos por mega tormenta invernal Univision

Una gran tormenta de nieve y fuertes vientos paralizó este sábado diez estados de la costa este de Estados Unidos y dejó al menos 18 muertos, decenas de heridos y centenares de personas atrapadas durante horas en las carreteras.

Después de días de advertencias, la mayoría de los 80 millones de habitantes amenazados por la tormenta hicieron caso a las exhortaciones de que permanecieran en sus casas, y las calles y carreteras estaban casi desiertas. Sin embargo, a mayoría de los fallecimientos reportados fueron relacionados con la inclemencia del clima, la mayor parte a consecuencia de accidentes de tránsito, aunque varias personas también murieron mientras paleaban nieve.

publicidad

La emergencia incluso obligó a algunas autoridades a restringir el tránsito. El propio gobernador de Nueva York emitió una prohibición de circulación de autos por la ciudad de Nueva York ante el peligro que representa el fenómeno climatológico.

La ciudad más poblada del país suspendió el metro exterior, la isla de Manhattan cerró los túneles y puentes que la conectan, y hasta se quedó sin uno de sus iconos: todos los espectáculos cancelados en Broadway, la gran avenida de los teatros.

La capital, Washington DC, está desde el mediodía del viernes en máxima alerta y el sábado sufrió la peor fase de la tormenta, con violentos vientos, visibilidad casi nula, grandes acumulaciones de nieve y temperaturas gélidas en descenso hasta mínimas cercanas a los menos 20 grados centígrados.

En doce estados de la costa este, de Carolina del Sur a Nueva York, el mal tiempo obligó a desplegar 2.372 efectivos de la Guardia Nacional, 490 de ellos en Virginia.

Para este domingo se esperan más nevadas, con condiciones peligrosas en la madrugada, advirtieron los meteorólogos.

"Este será uno de esos eventos generacionales en que los padres relatan a los hijos lo mal que la pasaron", dijo Ryan Maue, meteorólogo de WeatherBell Analytics, en Tallahassee, Florida, donde también cayeron algunos copos.

La nieve acumulada

publicidad

Según el cibersitio del Servicio Nacional de Meteorología, hacia la tarde del sábado habían caído más de 18 pulgadas (45 centímetros) en Ulysses, en el este de Kentucky, mientras que en Beattyville se acumulaban 16 pulgadas (40 cms). Entre 14 y 15.5 pulgadas (35.5 y 39 centímetros) se registraron en otros puntos de Kentucky, entre ellos Frenchburg, Mount Vernon, Eglon y Lancer.

El servicio meteorológico explicó además que la tormenta dejó cerca de siete pulgadas (18 centímetros) de nieve en Washington D.C. mientras que en Maryland la cantidad osciló entre los aproximadamente 4.5 pulgadas (11.5 cms) y las 13.5 pulgadas (34 cms) de Oakland. En Virginia, el aeropuerto nacional Reagan informó que había registrado 6.8 pulgadas (17.2 centímetros) de nieve y en Elma cayeron 15 pulgadas (38 cms). Entre los estados que registraron nevadas de más de seis pulgadas (15 centímetros) están Delaware, Georgia, North Carolina, Nueva Jersey, Ohio, Pennsylvania, South Carolina, Tennessee y West Virginia. Varios puntos de Georgia y Alabama recibieron entre 1 y 3.5 pulgadas (2.5 y 8.9 centímetros).

Imágenes: la costa este cubierta de blanco y en estado de emergencia

Estado de emergencia

Antes incluso de que la nieve comenzase a caer el viernes por la tarde, se declaró el estado de emergencia en varias zonas, los legisladores regresaron a sus casas y las escuelas, oficinas gubernamentales y sistemas de transportes cerraron antes en la costa este del país, desde Georgia - en el sur - hasta la ciudad de Nueva York.

Precisamente en Nueva York, el tráfico a primera hora del sábado era muy reducido, tanto porque la tormenta llegó en el comienzo del fin de semana y también por los llamamientos hechos por las autoridades en las últimas horas para que los neoyorquinos salgan de casa lo menos posible.

Los pocos vehículos que circulaban por la ciudad lo hacían a una velocidad muy reducida, que compartían las vías con las máquinas quitanieves.

Brooklyn, NY, este sábado.
Brooklyn, NY, este sábado.

La tormenta llegó procedente de Washington, y se encontraba ahora tocando de pleno en Nueva York, con una trayectoria que comenzaba a afectar ligeramente a Boston, al noreste de la ciudad, perdiendo fuerza en la zona de la capital estadounidense.

Tanto el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, como el gobernador del estado, Andrew Cuomo, habían advertido que los neoyorquinos eviten salir de casa este sábado. Está declarado el estado de emergencia en el estado y en la ciudad, adoptado tanto por Cuomo como por De Blasio.

Esta mañana se anunció que a partir del medio día se suspende todo el servicio de autobuses, mientras el metro seguirá funcionando de forma limitada y con retrasos.

Aunque las carreteras de la ciudad y el estado no se han cerrado oficialmente, en una conferencia de prensa, el gobernador instó a los conductores a no salir a las vialidades “a menos que haya una situación de emergencia o una necesidad crítica”.

Imágenes de la tormenta desde la Tumba del Soldado Desconocido

Accidentes carreteros

El hielo y la nieve complican los desplazamientos, con miles de accidentes y al menos nueve muertes en las carreteras de la costa este.

publicidad

Funcionarios informaron que hay zonas con automovilistas varados en los carriles con dirección al oeste en la autopista de cuota Pennsylvania en el condado de Somerset y se ha llamado a la Guardia Nacional.

Un vocero de la autopista, Carl DeFebo, le dijo a The Associated Press que está al tanto de algunas de las zonas de tráfico en la autopista en la parte occidental del estado conforme la tormenta de nieve atraviesa la región. Agregó que algunas personas se quedaron varadas durante la noche.

DeFebo agregó que las condiciones de viaje son muy peligrosas y que en algunas secciones el tráfico se mueve a ritmo muy lento.

Las calles de Nueva Jersey.
Las calles de Nueva Jersey.

Un funcionario de emergencias dice que se ha reabierto la autopista interestatal I-75 al sur de Lexington, Kentucky. Muchos conductores estuvieron varados durante horas en la tormenta de nieve, pero no se reportaron víctimas.

Buddy Rogers, vocero del servicio de emergencias, dijo que el tráfico estaba nuevamente en marcha, aunque lentamente, en un tramo de unos 50 kilómetros de Berea a London.

Rogers dijo que cayeron unas 17 pulgadas (50 centímetros) de nieve entre el viernes y el sábado.

A última hora del viernes, la policía estatal de Virginia había reportado 989 choques de autos en todo el estado desde el inicio de la tormenta, y agregó que se asistió a casi 800 vehículos en problemas, dijo Ken Schrad, portavoz del Centro de Información Conjunto de la Policía Estatal de Virginia.

En fotos: la tormenta de nieve que amenaza a EEUU

En Kentucky, Mike Edmonds estaba atrapado en una parada para camiones el viernes mientras la nieve se acumulaba a su alrededor, sin atreverse a conducir su vehículo por el resbaladizo estacionamiento ni por una carretera estatal sembrada de autos siniestrados.

"Aquí tenemos camiones que literalmente no pueden salir", dijo Edmonds en conversación telefónica. "Estamos patinando. No merece la pena ni salir a la carretera".

En Washington, el gobierno federal cerró sus oficinas a mediodía y el transporte público permanecerá inactivo hasta el domingo. El presidente Barack Obama, recluido en la Casa Blanca, fue uno de los muchos que se quedó en casa.

"Hallen un lugar seguro y permanezcan en él", dijo la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, a residentes y turistas.

publicidad

Más de siete mil vuelos cancelados

Unos 7,600 vuelos fueron cancelados el viernes y el sábado, el equivalente al 15% de los servicios de las aerolíneas, según el servicio de rastreo de vuelos FlightAware. Esperan volver a estar totalmente operativas el domingo por la tarde.

Entre los desafortunados viajeros que se quedaron varados por la tormenta estaba Jennifer Bremer, de Raleigh, North Carolina. Bremer voló a Chicago el jueves por la mañana con un maletín como único equipaje para lo que pensaba sería apenas un día de reuniones. Su primer vuelo de regreso a casa fue cancelado el jueves por la noche, y lo mismo le ocurrió el viernes.

"Tengo mi computadora, mi celular y un buen libro, pero no tengo ropa", dijo Bremer mientras miraba la información sobre vuelos en el aeropuerto internacional O'Hare el viernes. "Tengo una agente de viajes que está intentando ser creativa. Estoy esperando su llamada (...) Intento llegar a algún lugar cerca de la Costa Este donde pueda conducir esta noche o a primera hora de mañana".

Quienes no estaban tristes por la noticia de la tormenta eran los pasajeros de un crucero que debía regresar desde Bahamas al puerto de Baltimore el domingo. Su llegada se ha retrasado hasta al menos el lunes debido a la climatología.

Se prevé que caigan al menos dos pies (60 centímetros) de nieve en Washington y Baltimore, y casi la misma cantidad en Filadelfia.

publicidad

El viernes por la noche, zonas de Kentucky, las Virginias y North Carolina tenían ya más de un pie (30 centímetros) de nieve, y en algunas áreas de Pennsylvania, South Carolina y Tennessee había caído más de medio pie (15 centímetros).

LEA TAMBIÉN:

° Información sobre servicios de transporte suspendidos

° ¿A dónde llamar en caso de emergencia?

° La preparación para enfrentar una tormenta de nieve

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad