null: nullpx

A 95 millas por hora hasta que acabó en la cuneta: así fue la persecución para atrapar al pistolero de Texas

Johnnie Langendorff, un joven que pasaba por la iglesia cuando ocurrió el tiroteo, siguió al atacante tras ser informado de lo que pasaba hasta que finalmente el auto que perseguía se salió de la carretera y se detuvo. El sospechoso apareció muerto en el interior del vehículo.
6 Nov 2017 – 08:50 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Antes de que el autor de la mayor masacre por armas de Texas falleciera, dos hombres lo persiguieron para tratar de atraparlo. Todo ocurrió tras el tiroteo en Sutherland Springs, al sureste de San Antonio, que dejó al menos 26 muertos y decenas de heridos.

Según contó Johnnie Langendorff a la prensa, el domingo había comenzado como un día normal y, tras tomar su desayuno, se dirigió a ver a su novia. Sin embargo, cuando pasó cerca de la Iglesia bautista donde ocurrió la tragedia, se dio cuenta de que algo raro estaba sucediendo.

Aparcada estaba la camioneta blanca que utilizó Devin Patrick Kelley, de 26 años, sospechoso del tiroteo. La puerta del piloto estaba abierta. De repente, un hombre se acercó a Langendorff: era un residente que se había enfrentado a tiros ya con el atacante.

"El señor con el rifle vino a mi camioneta mientras el pistolero salía disparando y me explicó rápidamente lo que había sucedido y dijo que teníamos que agarrarlo. Y eso es lo que hice", comentó a los medios este joven con un gran tatuaje en su cuello. "Él se subió al vehículo y supe lo que era tiempo de irse", añadió.

Langendorff y el otro vecino -que no ha sido identificado hasta ahora- salieron tras Kelley para tratar de atraparlo, sin pensarlo, sin saber seguramente aún la escena dantesca que dejaba atrás en la iglesia: la mayor masacre por armas en la historia de Texas. Al menos 26 personas murieron. Las víctimas van desde los 5 años a los 72 y, según algunas informaciones, familias enteras están entre los muertos.

"Lo perseguimos. Aceleramos por la 87 atravesando el tráfico a 95 (millas por hora) … tratando de alcanzar a ese tipo".

Al final, el vehículo del atacante se salió de la carretera. "Perdió el control por sí mismo y terminó en la cuneta", contó Langendorff. "Fue como si se diera por vencido. Se fue a la cuneta, chocó contra una paca de heno y luego nunca se movió más. No salió, no intentó hacer nada. Nada".

La policía encontró el cadáver en el interior. Las autoridades locales confirmaron este lunes que el atacante fue herido de bala en dos oportunidades por uno de los dos hombres que lo perseguían, pero murió luego de darse un tiro en la cabeza. Se sabe que durante esta persecución, el sospechoso llamó a su padre y le dijo que estaba herido.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:TiroteosMuertesTexasLocalSan Antonio

Más contenido de tu interés