null: nullpx
Terrorismo

Italia desbarata un presunto complot de partidarios de Estado Islámico para atacar el Vaticano

"Juro que seré el primero en atacarlos en esta Italia de cruzados, juro que atacaré, en el Vaticano", aseguró uno de los sospechosos que según las autoridades italianas planeaban integrarse a las filas de Estado Islámico.
28 Abr 2016 – 3:15 PM EDT

"Juro que seré el primero en atacarlos en esta Italia de cruzados, juro que atacaré, en el Vaticano", aseguró uno de los seis sospechosos que según las autoridades italianas planeaban integrarse a las filas del grupo extremista Estado Islámico.

Al menos tres de los detenidos habían analizado la concreción de atentados en la Santa Sede y en la embajada de Israel en Roma durante el Año Santo, reportó la agencia Reuters, que accedió a documentos de la corte. El expediente judicial incluía transcripciones de conversaciones telefónicas entre esos tres sospechosos, agregó la agencia.

El fiscal de Milán, Maurizio Romanelli, detalló en una conferencia que cuatro fueron arrestados este jueves en Italia. Todos son marroquíes: dos hombres y dos mujeres que habrían conspirado para unirse al grupo yidahista que busca instaurar un califato en Irak y Siria.

Romanelli afirmó, según The Associated Press, que los mensajes que promovían los ataques en solitario eran "muy fuertes, muy serios y muy eficientes", con la consigna de promover los atentados en lugares donde viven combatientes extranjeros "como la mejor manera de infundir terror en países occidentales".

Las autoridades arrestaron a Abderrahim Moutahrrick, y a su esposa, Salma Bencharki en la localidad de Lecco. Otro hombre de 23 años, identificado como Abderrahmane Khachia fue detenido en la ciudad de Varese.



Los otros dos, un marroquí y su esposa italiana, salieron de Italia el año pasado y viajaron precisamente a Irak y Siria, agregó el funcionario. Las autoridades también emitieron una orden de arresto en su contra. El hombre fue identificado como Mohamed Koraichi

Partidarios de Estado Islámico (también conocido en inglés como ISIS) han sembrado el terror en Europa desde fines del año pasado. En noviembre de 2015, atentados simultáneos en distintos puntos de la capital de Francia dejaron unos 130 muertos y se convirtieron en los ataques terroristas más sangrientos en la historia de esa nación.

Asimismo, en marzo pasado la capital de Bélgica fue estremecida por dos atentados en un concurrido aeropuerto y una estación de metro que dejaron una treintena de fallecidos.

Italia ha escapado, hasta el momento, a la retahíla de ataques y complots que han tenido como blanco al corazón de Europa.

Publicidad