Terremotos

"Me quedé sin nada": el testimonio de una sobreviviente del terremoto de Ecuador

Amarily Murillo, una vecina de Canoas, en la costa ecuatoriana, le cuenta a Univision Noticias cómo vivió el terremoto: "Yo he visto esto pero en peliculas, pero no lo que viví el sábado", afirma.
19 Abr 2016 – 8:48 PM EDT

Canoa, ECUADOR. - Junto a la iglesia devastada de Canoa, una de las poblaciones afectadas por el terremoto e magnitud 7.8 en la escala de Richter que este sábado remeció a Ecuador, una mujer en una pequeña capilla con una vela y absolutamente nada más, espera algún tipo de ayuda o información.

"Yo estoy aqui porque me quedé sin nada porque ni carpa tengo. El terremoto comenzó a las 6:50 de la tarde. Yo ya vi el foco que se movía, lo iba a apagar y me levante y me estaba tambalenado. Vi a mi papá y a mi marido debajo de la mesa y les dije que se levanten y por suerte agarramos la puerta y salimos", cuenta Amarily Murillo, una de las víctimas del terremoto que ha dejado al menos 413 muertos, más de 2,068 heridos y seis provincias afectadas.


Según la mujer, de unos 60 años, al poco de salir de su casa, otra construcción cayó sobre ella y la dobló. "Al ir por la calle, vimos un hotel que se vino abajo. Yo he visto esto pero en peliculas, pero no lo que viví el sábado", afirma.

Residente en este pueblo a 90 kilómetros de Pedernales donde el fuerte sismo dejó más de una veintena de muertos, Murillo se muestra aliviada de que su nieto, con el que vive, estuviera de vacaciones en Guayaquil cuando se produjo el terremoto.


La ayuda empezó a llegar a Canoa este lunes. Según cuentan los vecinos, en la víspera, el día después del potente sismo, el lugar era un verdadero caos. Nadie sabia qué hacer o cómo actuar.

La población temía un tsunami y la mayor parte durmió en la intemperie, en zonas altas.

Hasta hoy no hay agua ni electricidad, así como tampoco hay información sobre lo sucedido. Al sentimiento de desesperación se le suma la impotencia por sentirse desplazados del mapa.

Hoy la fiscalía encontró 23 cuerpos entre los escombros. Diecisiete de ellos fueron enterrados por sus familiares. Cinco permanecen sin identificar en el parque de Canoa. Y si no los identifican irán a una fosa común después de que se recolecten todos sus registros.

"Calculamos que lo que hemos encontrado es solo el 20%", informó Diomedes Solis de la Fiscalía.

En 1998 un sismo destruyó otra iglesia en Canoa. Dieciocho años después se repite la historia, con consecuencias aún más devastadoras.

Si desea colaborar con las labores de emergencia y reconstrucción en Ecuador puede llamar a la línea de ayuda de Univision y La Cruz Roja Americana al 1-800-842-2200.

RELACIONADOS:TerremotosEcuadorVíctimas
Publicidad