null: nullpx
Terremotos

"Algunos niños ni siquiera recuerdan sus propios nombres": los traumas emocionales después del terremoto en México

Un equipo de psicólogos y terapeutas ofrece ayuda a personas que perdieron familiares, amigos o sus viviendas. A los niños que han enmudecido les proporcionan materiales de dibujo para tratar de sacar alguna respuesta que drene sus emociones.
26 Sep 2017 – 3:59 AM EDT

"Los niños están en crisis y no quieren hablar. Algunos ni siquiera recuerdan sus propios nombres", afirma Enriqueta Ortuno, una de los psicoterapeutas que ha estado ayudando a las víctimas del terremoto en México que han sufrido la pérdidas de familiares o amigos, o incluso de su propia casa, y presentan un fuerte choque emocional.

Se trata de un golpe sicológico masivo que los especialistas afirman, tomará tiempo superar.

Es el caso, por ejemplo, de Maximiliano, un niño de 10 años que perdió a un amigo y vecino cuando el complejo habitacional de cinco pisos donde vivía en Ciudad de México se derrumbó después del terremoto de magnitud 7.1, el más mortal de México en una generación.

Maximiliano escribió una carta para su fallecido amigo Julián, que adornó con dibujos de ambos y del edificio colapsado, en la que dice: "Para Julián, hermano, te quiero muchísimo, no te olvidaré" y en la que se despide: "Nos veremos en el cielo".

Julián Astudillo, de 11 años, y su hermana Jimena Lora, de seis años, se sentían mal el martes por la mañana, dijo su madre, Nayeli Flores, por lo que les dio el día libre. Pero finalmente, Flores dijo que había tenido que dejarlos para irse a trabajar, y poco después de la 13.00 hora local ocurrió el sismo.

Los rescatistas encontraron los cuerpos de Julián y Jimena enterrados bajo los escombros de su antigua casa en el barrio de Tlalpan.

En algunos de los barrios más afectados de Ciudad de México, psicólogos y terapeutas han establecido tiendas para ofrecer ayuda sicológica a las personas traumatizadas.

En la delegación Xochimilco, Ortuno y sus colegas han llevado materiales de dibujo para tratar de sacar alguna respuesta de los enmudecidos niños.

Maximiliano ya ha hablado con sicólogos y le escribió esa carta a su amigo tratar de hacerle frente a la pena.

"Mis dos hijos (menores) eran amigos íntimos de los angelitos que se nos fueron, están muy afectados mis niños", dijo el padre de Maximiliano, Israel Carranza, quien ha estado durmiendo bajo una lona junto al edificio destruido.

"Mi hijo tartamu

dea"

Casi una semana después del terremoto que deja hasta ahora 326 muertos, muchos menores todavía no tienen escuelas donde asistir, porque solo 103 planteles que equivalen a alrededor de 1% del total de la capital, estuvieron listas para reanudar clases tras ser certificados como estructuralmente seguros.

En el fuertemente golpeado estado de Morelos, cerca del epicentro del terremoto, Verónica Dircio, de 34 años, dijo que sus hijos necesitaban apoyo emocional desesperadamente después de que perdieron su casa.

"Necesitamos ayuda emocional para los niños, mi hijo desde ese día se cuida, tartamudea y tiene un brazo roto", dijo Dircio.

En fotos: Las mascotas también fueron afectadas por el terremoto en México

Loading
Cargando galería

Los empleados del servicio nacional de salud montaron cinco tiendas de campaña en la Ciudad de México y en los estados vecinos, y para el domingo habían atendido a casi 1,200 personas.

El lunes, filas de personas se formaron para solicitar ayuda. "La gente siguió viniendo, una tras otra (...) un montón de historias tristes y corazones rotos. Personas que se quedaron sin nada y que solo por tomarlas de la mano se sentían agradecidas", dijo la sicoterapeuta Alejandra Alcocer.

Un sondeo del periódico Reforma sobre el sentimiento que describe mejor el estado actual de los mexicanos arroja estos resultados: tristeza (29 %), impotencia (25 %), miedo (24 %) y esperanza (15 %).

El jefe de gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, dijo que se inició una campaña de salud para enfrentar posibles traumas y crisis emocionales, así como para orientar a las familias sobre cómo deben tratar a los niños tras el sismo.

"Acá viene todo lo que es recomendable hacer: darles contención física, abrazarlos, explicarles en palabras sencillas lo que pasó, hacerles sentir que están seguros y acompañados, evitar exponerlos a videos e información que puedan aumentar su miedo (...)", agregó Mancera.


RELACIONADOS:Terremotos
Publicidad