null: nullpx

Por qué hasta Naciones Unidas usa la realidad virtual, la tecnología de moda en SXSW

Puedes sentir que estás en una montaña rusa o una bicicleta, pero también te lleva a un atentado en Siria o la crisis del ébola.
14 Mar 2016 – 5:41 PM EDT

Por Diego Graglia @TheDailyDG, enviado a Austin, Texas

Si caminas por el centro de Austin, verás decenas de gente girando cabezas y cuerpos en 360 grados, aislados del mundo exterior en una experiencia que, desde afuera, no entiendes.

Tienen colocadas unas lentes enormes con una pantalla adentro —muchas veces, un teléfono— y auriculares envolventes que los aislan del mundo exterior.

Algunos pedalean una bicicleta fija; otros están sentados en butacas que se mueven, inclinan y sacuden; otros caminan dentro de un espacio pequeño, tanteando el aire con las manos.

A medida que se mueven, las imágenes que tienen delante y que envuelven su campo visual acompañan su mirada y les permiten sumergirse en una historia o un lugar.

Estas personas, por ejemplo, están viviendo la experiencia simulada de subirse a una montaña rusa:

realidad virtual

Pero queda claro que está tecnología no solo sirve para entretener.

Hay organizaciones que quieren aprovechar su potencial para generar compasión y empatía con causas importantes, como la paz en Siria, el conflicto entre israelíes y palestinos o la lucha contra el ébola en África.

La innovación más cool
Muchas empresas buscan asociarse con esta innovación que está en la cresta de la ola. Gigantes como IBM y Samsung armaron sus propios locales en Austin para que los participantes puedan probar las experiencias.

La exhibición de IBM tenía una fila de varios ciclistas pedaleando y girando las cabezas como si estuvieran recorriendo un camino en el campo o una calle de Amsterdam.

startups
para qué puede servir esta tecnología
acercarse

La realidad de Siria y Gaza
Pero la realidad virtual no es solo una herramienta de entretenimiento.

Naciones Unidas ya está produciendo videos de VR para contar historias de refugiados sirios, afectados por el ébola o víctimas del conflicto entre Israel y los palestinos. “Algunas de las grandes crisis de nuestros tiempos”, resume Gabo Arora, un cineasta que trabaja como asesor de Naciones Unidas.

"Espero que no se sientan fascinados sólo por la tecnología, sino también por la manera diferente de contar historias centradas en una persona”.

Este experimento es una manera en que Naciones Unidas busca lograr más impacto que con las maneras usuales de llamar la atención hacia una crisis: “Llamar a una celebridad, escribir una columna editorial, escribir un informe para tratar que a la gente le importe”, dice Arora, que hacía ese trabajo tradicional dentro de la oficina de Comunicaciones.

“Era cada vez menos eficaz —agrega—. Realmente necesitamos maneras nuevas de contar historias”.

La realidad virtual demostró ser particularmente efectiva para convencer a la gente de donar a las causas de la ONU.

Arora cuenta que el proyecto distribuyó gafas de VR a los voluntarios que recaudan donaciones en 40 países. Lograron elevar la cantidad de donantes: pasó de una de cada 12 de las personas a quienes paraban en la calle a una de cada seis. Y el monto recaudado aumentó 10%.

Los próximos proyectos incluyen usar VR para entrenar a los soldados de fuerzas de paz en métodos de pacificación sensibles al género o preparar a refugiados para reubicarse en un nuevo país.


En proyectos como el de Gaza, que se estrenó en Israel, dice Arora, la realidad virtual puede ayudar a la gente a ver las cosas desde la perspectiva de otros, a veces considerados enemigos. “Estamos tratando ver si esto puede hacer una diferencia en la pacificación”.

Una de las empresas que compiten por el premio a la innovación interactiva de SXSW, Emblematic Group, de la periodista Nonny de la Peña, exhibe su Proyecto Siria.

En él, el participante recorre una calle de ese país en los segundos antes de que ocurra una explosión. La idea es transportarlo a una de las crisis más graves del momento.


Ganar dinero

"Todavía no hay una respuesta", explica Mehrshad Mansouri, ejecutivo de la empresa de cámaras GoPro.

Algunas de las tendencias que aparecen son: el product placement o uso de productos pagados dentro de las historias de ficción, publicidad en formato de realidad virtual y el uso de patrocinantes para los videos.

Además, los lentes de cartón como el Cardboard de Google pueden usarse como vehículo publicitario, advierte Sarah Hill, de la startup Story Up Studios VR: "Esa caja es un espacio vendible".

"Es un nuevo medio", concluye Andrey Doronichev, ejecutivo de Google a cargo de Productos de VR. "Llevará tiempo monetizarlo".

A pesar de las dudas, la inversión de las marcas presentes en Austin, sobre todo las que producen los dispositivos para ver y grabar VR, muestra que ésta es la tecnología de consumo que se viene.

Publicidad