Subastas de Autos

El primer ejemplar del Shelby Cobra se convierte en el auto estadounidense más caro en subasta

A un precio de 13.75 millones de dólares, el legendario chasis CSX2000 supera a un Ford GT40 1968 como el auto estadounidense por el cual se ha pagado más dinero en una subasta.
22 Ago 2016 – 6:37 PM EDT

El legendario primer modelo Shelby 260 Cobra del año 1962, conocido como chasis CSX2000, fue subastado por 13.75 millones de dólares convirtiéndose así en el automóvil americano más caro que se ha vendido en subasta. Este vehículo fue armado por el propio Carroll Shelby, un reputado piloto texano que se retiró de las pistas en el año 1959 para dedicarse a la construcción de automóviles, con una carrocería de AC Ace, un sexy roadster ingles, y un motor V8 de bloque pequeño de alto desarrollo proporcionado por Ford.

Este Shelby Cobra toma el título de manos de un Ford GT 40 1968 que en el año 2011 había sido subastado por 11,000,000 de dólares.

El Shelby Cobra CSX 2000 dispone de un motor V8 de 260 pulgadas cúbicas (4.3 litros) con 260 caballos de fuerza y una transmisión manual de 4 velocidades provista por Ford. A fines de la década del 60' la revista Road & Track había puso a prueba a este mismo modelo, el cual fue capaz en aquel momento de acelerar de 0 a 60 mph en sólo 4.2 segundos, una excelente marca para la época.

El CSX 2000 es un ejemplar único, a pesar de que muchos creyeron que existieron varias unidades del mismo. La confusión se explica por el hecho de que durante la década del 60' Carroll prestó el CSX2000 para pruebas de manejo, pintando la carrocería del vehículo con un color diferente cada vez, lo que creo una gran confusión en relación al número de las unidades existentes.


Así luce el primer Shelby Cobra a casi 55 años de su creación

Loading
Cargando galería

El pésimo estado de la tapicería del CSX 2000 es prueba fehaciente de que en un clásico de este calibre el estado del vehículo no tiene ninguna incidencia en su valoración. Carroll Shelby lo conservó hasta muerte, habiéndolo empleado en su escuela de conducción, utilizado en incontables pruebas de manejo y exhibido en diferentes auto shows.

Lea también:


Más contenido de tu interés