null: nullpx
Trending

Que el invierno no te pille solo: cómo el coronavirus ha impulsado la carrera por encontrar pareja

Es otro efecto colateral de la pandemia, como atestigua el incremento de visitas en los sitios de citas online: los solteros buscan con más ahínco y tienen menos remilgos con tal de encontrar compañía para afrontar los tiempos difíciles que se avecinan. Y el frío invierno.
Comparte
Cargando Video...

En la llamada 'temporada de amarres' (o ' cuffing season', en inglés) convergen este año dos factores que empujan a huir de la soledad: el frío del invierno y el coronavirus, con su carga de incertidumbre, miedo y ansiedad.

Pongamos el caso de María M., una mujer de Majadahonda (cerca de Madrid, en España) de 30 años que trabaja en un restaurante de esta localidad. María (prefiere mantenerse en el anonimato) señala que su soltería se le hizo muy dura en el estricto confinamiento que sufrió el país la pasada primavera, cuando perdió su trabajo (muchos restaurantes se vieron obligados a cerrar) y pasó hora tras hora encerrada en el piso que comparte con otras dos amigas. “Hasta ahora he sido de picar de flor en flor, pero la soledad se me hizo muy dura esta primavera”, señala.

Comenzó a buscar pareja por internet en agosto, y desde entonces se ha visto, señala, con más gente que en todo el año anterior. “El invierno puede ser muy cruel ya un año cualquiera. Pero la idea de un invierno con pandemia se me hace insoportable”, señala.

No es la única. La actividad de los usuarios de los principales sitios de citas refleja una tendencia al alta en los últimos meses.

Hinge, que se promociona como “una app para la gente que quiere dejar las aplicaciones de citas”, señaló recientemente que sus ingresos procedentes de suscripciones se han triplicado en comparación con el mismo período del año pasado. El 69% de las personas que utilizan la aplicación “piensan más en quién buscan realmente” y el 50% dice que “ya no persiguen a personas que no están interesadas en ellas”, según los sondeos a sus usuarios.

“Creo que la gente se está volviendo específica y realista sobre lo que quiere”, dijo Justin McLeod, fundador y director ejecutivo de Hinge en declaraciones a The New York Times. De acuerdo con este medio, algo similar ocurre con todas las aplicaciones de citas de Match Group, que incluyen Tinder, OKCupid, Match.com y Plenty of Fish, además de Hinge. Amarnath Thombre, director ejecutivo de Match Group Americas, dijo que los mensajes aumentaron entre un 30 y un 40% en la mayoría de las aplicaciones de la compañía, en comparación con el mismo periodo del año pasado.


"Es casi cuffing season y lo que está en juego nunca ha sido mayor ... ¡Envía esto a alguien para tu salud!"

'Temporada de amarres'

La tendencia a buscar pareja al comienzo de la temporada de meses más fríos se conoce como 'temporada de amarres' o cuffing season, un término que aterrizó en Twitter en 2008 y que tomó fuerza en 2013 con la canción “Cuffin season”, del rapero neoyorkino Fabolous.

El diccionario Collins, que incluyó el término cuffin season en su lista de palabras del año en 2017, define la frase como “ el periodo de otoño o invierno en el que se considera más probable que los solteros busquen relaciones estables en lugar de aventuras pasajeras”.

Las métricas de los sitios de citas reflejan, año tras año, una mayor actividad de los usuarios y disposición a suscribirse a estos espacios. Pero esta vez la temporada ha comenzado mucho antes, y los usuarios parecen tener más ahínco. La ansiedad, la incertidumbre y el miedo ante el futuro conducen a mayor deseo de emparejarse.



Meredith Golden, de 45 años, que se dedica a escribir para otros en las aplicaciones de citas en Nueva York, con un trabajo que incluye administrar las aplicaciones de citas de sus clientes, enviar mensajes y organizar citas en su nombre, distingue entre dos tipos de personas que buscan citas: los que quieren algo permanente y los que no. En su opinión, la crisis sanitaria ha transformado la composición de ambos bandos. “Solía ser que si alguien estaba en el bando B en vez del bando A, y a mitad de invierno cambiaba de opinión, podía hacerlo”, sostiene. “Pero no puedes cambiar de opinión cuando todo el mundo está confinado”.

Golden dijo que su negocio está en auge y que ha notado que sus clientes se han relajado más en sus criterios de búsqueda.

Al inicio de la pandemia, la gente se limitaba a las citas virtuales. Pero a medida que transcurría la primavera y la paranoia por contagiarse se iba diluyendo, la gente optó por citas en las que se puede mantener la distancia social, como los paseos o los picnics, dice Damona Hoffman, autora del podcast Dates & Mates. Ahora, con el invierno a la vuelta de la esquina, Hoffman ha notado que la gente intenta citarse con tantas personas como pueden a la búsqueda de alguien con quien emparejarse al menos hasta la primavera.

Desde luego es el caso de María. “Estoy más dispuesta a probar y emplear más tiempo quedando con gente”, señala.“Pero solo para conocerlos. No se me ocurriría mudarme a casa de nadie que no parezca, al menos en principio, mi media naranja".

“La conexión verdadera se desarrolla despacio, a lo largo del tiempo”, corrobora Hoffman. “Creo que si hay algo bueno en la pandemia es que nos fuerza a ir más despacio y ser más cuidadosos con las personas que queremos tener en nuestras vidas”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés