null: nullpx
Coronavirus

Récord de hospitalizaciones pediátricas durante el fin de semana: ¿por qué tarda tanto la vacuna para niños?

Ahora que los casos de covid-19 en niños se han disparado justo en el momento en que muchos regresan a las aulas, la impaciencia por protegerlos crece por igual entre pediatras y padres. “No tenemos el lujo de esperar”, advierten algunos especialistas. Sigue aquí las últimas noticias sobre el coronavirus.
16 Ago 2021 – 11:41 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

EEUU registró una cifra récord de 1,902 hospitalizaciones pediátricas por covid-19 durante el fin de semana, una cifra que, se teme, podría seguir aumentando con el regreso a clases y que destaca la urgencia de que haya una vacuna disponible para los menores de 12 años quienes están más desprotegidos ante el coronavirus que en cualquier otro momento de la pandemia.

Según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos reseñados por la agencia de noticias Reuters, la mayor cantidad de hospitalizaciones ocurrieron en Texas (311) y Florida (204), dos estados donde los mandatos de máscaras y requisitos de vacunación están prohibidos en los planteles.

En muchas ciudades como Dallas, las unidades de cuidados intensivos pediátricos se están quedando sin camas disponibles ante el repunte de covid-19 y de otros virus respiratorios como el RSV. “Tenemos cero camas en las UCI para niños. Eso significa que si tu hijo tiene un accidente o tiene un defecto congénito del corazón o algo y necesita una cama, no tenemos una para él. Tu hijo tendrá que esperar a que otro niño muera”, alertó el juez del condado de Dallas, Clay Jenkins en estos días.

Hace poco, una bebé de 11 meses con covid-19 tuvo que ser llevada en helicóptero desde Houston a otra localidad porque en la considerada capital médica de Estados Unidos en ese momento no había disponibilidad para ella.

Si bien los niños siguen teniendo un bajo riesgo de hospitalización y muerte por covid-19, los índices de contagios y hospitalización son más altos que en cualquier otro momento de la pandemia. Entre el 22 y el 29 de julio, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés) reportó casi 72,000 casos en niños, casi el doble de la semana anterior y el mayor aumento de una semana del que se tenga registro.

En este contexto, el sentido de urgencia de que haya una vacuna disponible para los menores de 12 años aumenta por igual entre padres y pediatras, sobre todo cuando algunos especialistas sospechan que la variante Delta podría ser más agresiva entre los pequeños -algo que por ahora no pasan de ser meras conjeturas-.

La Academia Estadounidense de Pediatría instó a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) a que no retrase más de lo necesario la autorización de emergencia de la vacuna para menores de 12 años.

Es muy importante que nos aseguremos de que estamos abordando la autorización de una vacuna para los niños pequeños con la misma urgencia que lo hicimos con los adultos. Es realmente una situación muy urgente”, dijo el presidente de esa organización, Lee Savio Beers, en entrevista con CNN.

“No tenemos el lujo de esperar”

Hace un mes, la FDA había solicitado duplicar la cantidad de participantes de los ensayos clínicos y reportar data de seguimiento de seis meses, lo que podría postergar los resultados que, bajo el esquema inicial, hubieran podido estar listos en septiembre/octubre.

“En nuestra opinión, el aumento de la variante delta cambia el análisis de riesgo/beneficio para autorizar las vacunas en niños. La FDA debería considerar autorizar estas vacunas para niños entre 5 y 11 años basándose en la cohorte inicial de participantes en los ensayos clínicos, que ya está disponible, mientras continúa revisando la data de seguridad de la cohorte expandida”, recalca la AAP en la carta.

En el criterio de esta organización que representa a miles de pediatras en el país, “esperar por data de seguimiento de seis meses afectará la capacidad de reducir esta contagiosa variante” y “no hay justificación biológica para que efectos adversos inmunológicos o inflamatorios ocurran dos meses después de administrada la vacuna”.

“Esa prolongación de la recopilación de datos de seguridad no tiene sentido. En realidad, solamente necesitas dos meses. Estoy frustrado porque a medida que nos encaminamos al otoño, esto pone a los niños en un riesgo mayor”, comentó a CNN Paul Offitt, miembro del comité independiente que asesora a la FDA al evaluar las vacunas.

Especialistas como Yvonne Maldonado, profesora de enfermedades infecciosas de la Universidad de Standford, recalcan a ese medio que “no tenemos el lujo de sentarnos a esperar por datos adicionales como estos”.

¿Por qué tarda tanto?

No precipitarse a una autorización es fundamental para generar confianza en la vacuna y asegurarse de que sea eficaz y segura, sobre todo cuando en casos sumamente raros ha habido reportes de efectos adversos como miocarditis en adolescentes.

“Apurarse con esto no es una decisión sabia”, comenta a National Geographic, Joseph Domachowske, profesor de Pediatría de la Universidad Estadal de Nueva York quien supervisa uno de los ensayos clínicos de Pfizer en niños.

El sistema inmune de los niños es distinto al de los adultos, por lo que no se trata simplemente de ajustar la dosis en función de su tamaño. Hay que ver cómo responde el organismo.

Típicamente los ensayos clínicos analizan primero las vacunas en adultos saludables antes de probarlas en poblaciones más vulnerables como embarazadas y niños. Y también se va ‘desescalando’ los ensayos clínicos para probarlos progresivamente en edades menores, como está ocurriendo con los ensayos clínicos pediátricos de la vacuna contra el covid-19.

¿Cuándo llegará?

Pfizer ha dicho que espera tener los resultados para niños de 5 a 11 años en septiembre y, si todo marcha bien, podría solicitar la autorización de emergencia a finales de ese mes. Los niños de 2 a 5 años vendrían un poco después y, más adelante la de bebés de 6 meses a 2 años.

Pero la FDA puede tardarse varias semanas en evaluar la solicitud de autorización de emergencia.

Moderna -que empezó más tarde sus ensayos clínicos pediátricos- espera tener resultados hacia finales de año o comienzos del 2022.

“Creo que si todo va bien podríamos ver una vacuna para menores de 12 años antes de que termine el año”, dijo a CNN el Cirujano General Vivek Murthy.

Mientras tanto, lo mejor que pueden hacer los padres para mantener a sus pequeños libre de contagio es vacunarse si no lo han hecho, que todos los mayores de 2 años en la familia usen la máscara en espacios cerrados y evitar las multitudes.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés