null: nullpx
Coronavirus

Por qué este año es más importante que nunca vacunarse contra la gripe

Vacunarse de la influenza, el virus que causa la gripe, y cuya incidencia comienza a principios de octubre, nunca fue más urgente. Los síntomas de la gripe y de covid-19 se parecen y los expertos no están seguros de los efectos que pudiera tener una infección combinada.
8 Sep 2020 – 05:57 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Fiebre, malestar general y tos. ¿Cómo distinguir entre covid y gripe? La sintomatología puede ser tan similar que no podrá desestimarse la posibilidad de tener coronavirus sin hacerse un test, con la sobrecarga que esto supone para el sistema hospitalario. En zonas del país que ya experimentan problemas y retrasos para ofrecer los resultados de los tests de covid-19, la situación podría resultar caótica.

Al temor del colapso del sistema de tests y la sobrecarga del sistema hospitalario se suma la falta de conocimiento sobre cómo podría interaccionar el nuevo coronavirus con el de la influenza. Aunque infrecuente, es posible infectarse con coronavirus e influenza de forma simultánea. Quizá más preocupante sea la incógnita de si un virus incrementa la susceptibilidad al otro. No se sabe qué ocurre si contraemos gripe a la vez que coronavirus. "Un virus es malo, dos o tres pueden ser muy malos", dijo Ian Barr, subdirector del Centro Colaborador de Referencia e Investigación de la Organización Mundial de la Salud sobre la Gripe en Melbourne, Australia.

Con la temporada de la gripe a punto de dar comienzo (los casos comenzarán a incrementarse a principios de octubre, señalan las autoridades sanitarias), septiembre es el mes ideal para vacunarse. A pesar de que es segura y barata, menos de la mitad de los estadounidenses se ponen la vacuna de la gripe (el 49% en la temporada 2018-19), y el porcentaje es todavía inferior entre personas de otras razas, a pesar de que son especialmente vulnerables al coronavirus. En la temporada del 2017 al 2018, solamente el 28.4% de los hispanos en EEUU se vacunó contra la influenza, el virus que causa la gripe.

Al margen del coronavirus, la gripe es, en sí misma, peligrosa para los grupos vulnerables, entre los que se encuentran las personas mayores, los niños pequeños y las mujeres embarazadas. Las estimaciones preliminares de la temporada anterior se refieren a unas 62,000 muertes por influenza en EEUU. Vacunarse no solamente reduce las posibilidades de enfermar, sino también de que los síntomas sean menos severos.

"Este es un año crítico para que nos quitemos la gripe de encima tanto como podamos”, dijo Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC) en una entrevista reciente con Jama Network, de la Asociación Médica Americana (AMA). Los CDC esperan tener listas entre 194 y 198 millones de dosis de vacunas este año, un incremento del 30% con respecto al año anterior.

La salud de la comunidad

"Tanto los casos severos de covid-19 como de la gripe requieren el mismo equipamiento médico que salva vidas. Esto pone de manifiesto la importancia de vacunarse de la gripe no solo para tu salud sino también la de tu comunidad. Recibir la vacuna contra la gripe ayudará a reducir la carga de enfermedades respiratorias en nuestro sistema de atención médica, que ya está sobrecargado”, escribe Libby Richards, profesora de Enfermería en Purdue University. Aumentar las tasas de vacunación contra la influenza reduciría el impacto general de las enfermedades respiratorias en la población y, por lo tanto, la carga resultante en el sistema de atención médica durante la pandemia.


La pandemia puede complicar el acceso a la vacuna. El miedo a acceder a las clínicas produjo una reducción en las vacunas pediátricas, y uno de los lugares donde muchas personas recibían la vacuna de la gripe, el centro de trabajo, previsiblemente quedará relegado dada la reticencia a las reuniones y al teletrabajo.

Algunos estados como Michigan ya han anunciado que dispondrán de ubicaciones especiales al aire libre para vacunarse, mientras que instituciones como Kaiser Permanente ofrecen la posibilidad de acceder a la vacuna desde el coche. También es posible vacunarse en farmacias de cadena como Walgreens o CVS. Para encontrar el lugar donde vacunarse en cualquier estado, puedes utilizar el VaccineFinder de los CDC.

Algunos colectivos estarán este año obligados a recibir la vacuna de la gripe. Es el caso de los estudiantes y empleados de la Universidad de California o del sistema educativo de Massachusetts, donde desde los niños desde edad preescolar hasta los jóvenes universitarios recibirán la vacuna. Este es el primer estado en proponer esta medida, e iniciativas similares están pendientes de aprobación en Nueva Jersey y Vermont.

Las buenas noticias

No todo son malas noticias. Lo ocurrido en el hemisferio sur, donde la temporada de gripe ya concluyó, permite ser optimistas. Las medidas tomadas para evitar la propagación de la covid-19 evitaron también las de la gripe en Australia.

Algo similar sucedió en otras zonas del hemisferio sur como Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Chile y Sudáfrica, países en los que se implantaron medidas de confinamiento y de distanciamiento social muy estrictas. En estos países, los casos de gripe descendieron notablemente con respecto a otras temporadas. Y todo ello puede ser muy relevante de cara al invierno en el hemisferio norte.

El caso de Sudáfrica trae a la luz otras dudas. Mientras la gripe no tuvo apenas incidencia, el país se encuentra entre uno de los más afectados por el coronavirus en todo el mundo. La respuesta podría estar en las diferencias fundamentales entre los dos virus. “Parece claro que el coronavirus es simplemente mucho más contagioso que la gripe”, señaló Halima Dawood, directora de enfermedades infeccionas de Greys Hospital, uno de los mayores del país, al Washington Post. “Esto es una prueba de que las medidas simples de contención son efectivas contra la gripe, pero no suficientes para el coronavirus”.

Otra duda más: las vacunas de la influenza, un virus con muchas mutaciones, se preparan tras comprobar cuál de ellas, en concreto, ha incidido en el hemisferio contrario. Esto quiere decir que, basándose en la incidencia en el sur, el norte hace acopio de una u otra vacuna. Como la incidencia ha sido muy escasa, en el norte hay menos pistas para saber cuál es el virus que ha causado más casos.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:CoronavirusInfluenzaVacunas

Más contenido de tu interés