null: nullpx
Coronavirus

¿Por qué cada vez más jóvenes dan positivo al covid-19?

En Florida, Texas, Washington, California y otros estados se está viendo este cambio en la tendencia de contagios del covid-19. ¿Qué significa y qué implicaciones podría tener? Te lo explicamos.
25 Jun 2020 – 09:42 AM EDT
Comparte

Con la reapertura de EEUU, cada vez más adultos jóvenes -en sus veinte o treinta años- están dando positivo el covid-19, un cambio en la tendencia que se venía observando a comienzos de la pandemia y que se palpa por igual en muchas regiones del país.

Si bien el viraje es más evidente en estados como Texas o Florida, que están viendo un preocupante repunte de casos, otros como Washington, California, Carolina del Norte, Arizona, Wisconsin y Colorado también están reportando brotes donde la mayoría de los contagiados son jóvenes adultos, explica un artículo de NPR.

¿A qué se debe este cambio? Varias podrían ser las razones. La más obvia sería el aumento en la capacidad de hacer pruebas del coronavirus, lo que abre el espectro a que personas con síntomas leves o asintomáticas puedan hacérsela -algo que no ocurría meses atrás cuando el criterio para suministrar el test era bastante restringido-.

“O hay un cambio y se están contagiando más o es que fue así todo el tiempo y simplemente no lo veíamos. Quizá es un poco de ambos, pero es la mayor tendencia que estamos viendo”, dijo Ron DeSantis, gobernador de Florida, donde la edad media de los casos reportados la semana pasada fue de 35 años, según reportes de ABC News.

Pero por sí solo, no es preciso decir que el aumento en la capacidad de testing explique totalmente los números.

Helmut Albrecht, experto en enfermedades infecciosas y director de un centro de salud en Carolina del Sur, cuenta a ese canal que el número de casos de personas en sus menosres de 30 años infectadas con covid-19 en ese estado se ha duplicado entre mayo y junio.

En California, hasta el 44% de los nuevos casos positivos corresponden a menores de 35 años, indica un memo interno de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) obtenido por ABC News que además se corresponde con un análisis hecho por el epidemiólogo George Lemp en función de la data estadal.

Peligrosos portadores

Muchos expertos consideran que la actitud más laxa de este grupo demográfico, acaso menos temeroso del contagio por tener un menor riesgo de enfermedad severa, está impulsando los notables repuntes.

Muestra de ello, las fotos de jóvenes sin distanciamiento social o máscaras en playas y bares. “He visto bares y restaurants que parecen la víspera de Ano Nuevo en 1999. Sin ningún tipo de cuidados, nadie con máscaras y hombro a hombro”, dice a NBC News James McDeavitt, vicepresidente de asuntos clínicos del Baylor College of Medicine de Houston.

En una conferencia de prensa la semana pasada, el gobernador de Texas, Greg Abbott alertó que en muchos condados los menores de 30 representan la mayoría de los casos. “Hemos encontrado que muchos bares no están acatando las reglas de distanciamiento social y están repletos como ocurría antes de la pandemia”, dijo el gobernador anunciando que ya han cerrado muchos por un mes para “intentar enviar un mensaje”.



Se podría argumentar que el contagio de este grupo demográfico no tendrá un impacto preocupante en la carga de hospitales y unidades de cuidados intensivos ya que son menos propensos a sufrir una enfermedad severa, pero no es así. Estos jóvenes con infecciones suaves o asintomáticos (aunque que también pueden terminar en el hospital) son portadores que contagian a sus padres y abuelos, mucho más vulnerables.

“Esto crea un reservorio de enfermedad que se desplaza en la población (…) lo que puede subir a niveles incontrolables en los más vulnerables bastante rápido”, explica a NPR Judith Malmgren, epidemióloga de la Universidad de Washington.

“La clave para controlar el virus y que no esté regándose de forma rampante es ver a las personas que son más activas y tienen más contacto con el público”, dice.

Y, en efecto, los jóvenes también constituyen una buena parte de los trabajadores que están en contacto con el público sea en tiendas, restaurantes o en Uber.

“Estamos viendo un repunte de la trasmisión y está siendo impulsado por los más jóvenes”, indica a NPR Joseph Mc Cormick, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Texas. “Esto es relativamente nuevo y creo que es porque este segmento de la población dijo: ‘ok soy libre’, mientras que los mayores piensan: ‘sigo estando en riesgo’”.

Crear mensajes públicos especialmente dirigidos a este grupo de la población debe ser el próximo esfuerzo de salud pública. “Debemos cambiar todo nuestro pensamiento sobre el covid-19 en este estadio de la pandemia. Es difícil contener el virus físicamente porque los jóvenes, que pueden ser presintomáticos o con síntomas leves, están haciendo sus vidas como si nada y revinculándose con la sociedad”, recalca a NPR Thomas Tsai, profesor de la Escuela de Salud Pública T.H Chan de Harvard.


De ciudades desoladas a multitudes: se relajan las medidas de confinamiento y miles toman las calles (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:CoronavirusTexasFloridaCalifornia
Comparte

Más contenido de tu interés