null: nullpx
Abortos

La actriz Alyssa Milano propone una huelga de sexo en protesta por las leyes antiaborto

La celebridad, quien ahora vive en Georgia debido al rodaje de una serie de Netflix, reaccionó así a la ley antiaborto firmada por el gobernador de ese estado esta semana, pero advierte que la situación es "extrema"en todo el país. Su llamado recibió el apoyo de algunos de sus seguidores y otras colegas de la industria, pero no todos reaccionaron de la misma manera. Sin importar el resultado, el hashtag de su propuesta, #SexStrike, ya es tendencia.
12 May 2019 – 11:10 PM EDT

Desde que Georgia debatía si aprobar o no una polémica ley antiaborto, muchos alzaron su voz para boicotear al llamado Hollywood del sur, pues allí se realizan muchas producciones cinematográficas y televisivas por las exenciones fiscales a los estudios. Una de las más vocales en hacerlo fue la actriz Alyssa Milano, quien hizo un llamado y amenazó con irse si la norma pasaba.

Milano está en Georgia obligada por contrato a realizar el rodaje de una serie para Netflix, pero aseguró estar dispuesta a dejar el programa si la producción no se muda a otro estado.

Pero el gobernador Brian Kemp hizo oídos sordos a la presión de las estrellas y promulgó este martes el texto, convirtiendo el estado sureño en uno de los que más restringen el aborto en el país.

Esta polémica ley prohíbe la mayoría de los abortos una vez que se haya detectado "un latido fetal en el vientre", algo que puede ocurrir tan pronto como a las seis semanas de embarazo, es decir, antes de que muchas mujeres siquiera sepan que están esperando un bebé.

La reacción de Milano, quien ha actuado en series como 'Charmed' y 'Melrose Place', fue mucho más allá de boicotear las producciones en Georgia: este viernes propuso una huelga de sexo. A través de Twitter instó a las mujeres a unirse en protesta por las estrictas leyes antiaborto.

"Nuestros derechos reproductivos están siendo borrados. Hasta que las mujeres tengamos control legal sobre nuestros propios cuerpos no podemos arriesgar el embarazo. Únanse a no tener sexo hasta que recuperemos la autonomía del cuerpo", escribió en su cuenta Milano.

#SexStrike (Huelga de sexo), el hashtag que usó para promover su llamado era tendencia este sábado en la red social.

"Tenemos que entender lo extrema que es esta situación en todo el país", le dijo la actriz a la agencia AP. Y es que con la aprobación de esta ley, Georgia se convierte en el cuarto estado en castigar los abortos cuando ya hay latido del corazón detectable. Estas prohibiciones ya han sido promulgadas en Mississippi, Kentucky y Ohio, y otros estados están considerando acciones similares.


"Es un recordatorio a las personas de que tenemos control sobre nuestros propios cuerpos y sobre cómo usarlos", afirmó Milano y añadió que históricamente las huelgas de sexo se han usado en protesta por reformas políticas.

Puso como ejemplo como las mujeres de la tribu indígena nativa de los Iroqueses se negaron a tener sexo en los años 1600 como una manera de parar la guerra sin control. También mencionó que, más recientemente, las mujeres de Liberia usaron esa misma estrategia en 2003 para exigir el fin de una larga guerra civil.

Su propuesta recibió el apoyo de algunos de sus seguidores y otras colegas de la industria, pero no todos reaccionaron de la misma manera. Muchos se burlaron de su idea, tanto conservadores como liberales, estos últimos diciendo que Milano estaba promoviendo una falsa narrativa de que las mujeres solo tenían sexo como un favor a los hombres.

"Sobornar a los hombres por igualdad de derechos con el acceso a nuestros cuerpos no es cómo funciona el feminismo", dijo una de las usuarias.

Otras le recordaron que eso era un llamado a la abstinencia, lo que justamente quieren los conservadores.

Pero Milano dijo que no le importaban las críticas que estaba recibiendo, pues había logrado el efecto que quería con su mensaje: "que la gente hable de la guerra contra las mujeres".

Ella insiste en que su mayor temor es que una de esas leyes antiaborto sea eventualmente decidida por la Suprema Corte de Justicia, que ahora tiene mayoría conservadora, con lo que los republicanos esperan que se anule el fallo emitido en 1973 que afirmó el derecho de cada mujer a decidir legalizando el aborto en el país.

Y es que leyes similares en Ohio, Mississippi, Kentucky, Iowa y Dakota del Norte fueron, de hecho, bloqueadas por la justicia, pero republicanos y activistas antiaborto esperan que medidas como esta precipiten batallas legales que con el tiempo llegarán a la Corte Suprema de Justicia.

"Eso me aterroriza absolutamente", expresó la actriz y agregó: "Cualquiera que no esté completamente indignado con esto y no vea hacia dónde va, creo que no está tomando esta amenaza seriamente".

La mayor agrupación de defensa de derechos humanos del país, la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), ya prometió entablar una demanda contra la legislación, que considera inconstitucional.

No es la primera vez que se llama a un boicot en Georgia. Pasó el año pasado cuando se impulsó un proyecto que prohibía a parejas del mismo sexo adoptar niños. Pero lejos de parar, las producciones crecieron.

El aborto es legal en EEUU, pero cada vez hay más obstáculos que restringen el acceso (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad