null: nullpx

Kendall Jenner muestra sus cicatrices de acné sin complejos y anima a otros jóvenes a hacerlo

El 85% de los jóvenes estadounidenses tienen este problema dermatológico que puede afectar la autoestima y generar depresión. El que la modelo y personalidad televisiva haya desfilado por la alfombra roja de los Globos de Oro teniendo un brote es un buen ejemplo para ellos.
9 Ene 2018 – 06:11 PM EST
Comparte
Las marcas en el rostro no impidieron que Kendall Jenner posara con plena confianza en sí misma. Crédito: Frederick M. Brown/Getty Images

A todos esos jóvenes que se esconden en casa cuando tienen un brote de acné, la modelo Kendall Jenner les tiene un mensaje: “No dejes que eso te detenga”.

Eso fue lo que respondió a una fan que aplaudió en Twitter el hecho de que la estrella hubiera asistido a la ceremonia y posado ante las cámaras durante la alfombra roja sin ningún complejo pese a tener marcas en su rostro que el maquillaje no logró ocultar por completo.

Sin duda es una buena lección de autoestima porque si hay algo que puede socavarla es el acné. Varios estudios han demostrado que incluso en casos en los que no es tan severo, este problema dermatológico puede afectar la imagen propia y hasta generar depresión o ansiedad. A su vez, el estrés empeora el acné, lo que genera un círculo vicioso.

“El acné es un gran problema: no solo afecta cómo las personas se perciben a sí mismas, sino también la forma en la que creen que los percibe el resto. De ahí que cause más depresión, por eso es importante mantenerlo controlado”, dijo a Science Daily el dermatólogo Steve Feldman, quien revisó 16 estudios que analizaban impacto del acné sobre la calidad de vida y su asociación con desórdenes psicológicos.

La propia Kendall Jenner ha contado cómo esta afección dermatológica que en Estados Unidos afecta en mayor o menor medida al 85% de los adolescentes, la acechó durante toda su adolescencia. “Ni siquiera me atrevía a ver a la gente a la cara cuando les hablaba”, contó.

Pero claramente ha demostrado que esos días quedaron atrás.


La Asociación Estadounidense de Dermatología ofrece algunos consejos para ayudar a los adolescentes a lograrlo:

  • Tómalo en serio. Decirle a un joven que esas espinillas y brotes desaparecerán eventualmente por sí solos no es recomendable, ni le servirá de consuelo. Esperar a que el problema se solucione sin hacer nada podría perjudicar más su autoestima e incluso hacerlo víctima del bullying. Por eso, lo mejor es buscar un tratamiento que evite que el acné deje cicatrices visibles (e invisibles) de por vida.
  • Motívalo a seguir el tratamiento, pero sin atosigarlo. Algunos estudios han comprobado que la insistencia de los padres puede hacer que por rebeldía el joven relegue la terapia.
  • Intenta aminorar el estrés: suele empeorar el acné y es muy frecuente que exista durante la adolescencia, etapa en la que a veces se magnifican los problemas.
  • Está atento a si da señales de estar deprimido (tristeza generalizada por muchos días, falta de interés en actividades que antes eran de su agrado, etc).
  • Deja que hable con el dermatólogo a solas. El poder consultar directamente y con libertad sus dudas con un especialista lo ayudará.

Loading
Cargando galería
Comparte
Publicidad