null: nullpx
Depresión

FDA aprueba un antidepresivo vía nasal que puede ayudar a millones de pacientes

La esketamina será comercializada con el nombre de Spravato y podría significar una esperanza para pacientes adultos que no reaccionan a fármacos como el Prozac. Solo puede ser administrada bajo supervisión médica y utilizada en un consultorio certificado o clínica
6 Mar 2019 – 2:09 AM EST

Dieciséis millones de adultos en Estados Unidos sufren depresión, una enfermedad a menudo minimizada pero muy devastadora para quienes la padecen. Muchos de ellos obtienen poco o ningún beneficio de los tratamientos disponibles, ya sean medicamentos o terapia conversacional. Pero un nuevo fármaco de acción rápida que se administra por vía nasal podría significar un alivio a su padecimiento.

Se trata de la esketamina, un anestésico antiguo y ampliamente utilizado que aprobó este martes la Administración de Drogas y Alimentos ( FDA) en forma de spray nasal, y será comercializada bajo el nombre de Spravato, por Janssen, la unidad farmacéutica de Johnson & Johnson's.

La esketamina daría una nueva esperanza a los pacientes adultos con depresión diagnosticada resistentes a otros fármacos actualmente disponibles, como el Prozac.

La aprobación de la FDA da pie al primer mecanismo en 30 años para "tratar esta debilitante enfermedad mental", dijo Janssen en un comunicado.

El medicamento ha sido recomendado con entusiasmo por psiquiatras y grupos de pacientes como una nueva y poderosa herramienta para combatir la depresión intratable.

El aerosol actúa en cuestión de horas, en lugar de semanas o meses, como es típico de los antidepresivos actuales, y podría ofrecer una línea de vida a cerca de 5 millones de personas en Estados Unidos con trastorno depresivo mayor que no han sido ayudadas por los tratamientos actuales, indica una reseña de The Washington Post.

"Este es sin duda un gran avance", dijo Jeffrey Lieberman, psiquiatra de la Universidad de Columbia, citado por el Post.

Lieberman advierte, sin embargo, que aún se desconoce mucho sobre el medicamento, sobre todo en lo que respecta a su uso a largo plazo. "Los médicos tendrán que ser muy juiciosos y sentir el camino", dijo.

En efecto, el empaque del medicamento llevará una advertencia emitida por la FDA sobre efectos secundarios como sedación y problemas con la atención, el juicio y el pensamiento, y que existe la posibilidad de abuso y pensamientos suicidas, aunque en el laboratorio afirman que se ha demostrado que la molécula presente en la droga, al contrario, combate esos pensamientos.

Las personas que tomen esketamina tendrán que ser vigiladas durante al menos dos horas después de recibir una dosis para protegerse contra algunos de estos efectos secundarios.

La esketamina está relacionada con la ketamina, que es usada como un anestésico en humanos y animales, pero que también es un narcótico. A menudo causa sensaciones alucinógenas y fuera del cuerpo cuando se administra; en las décadas de 1980 y 1990 la ketamina era una droga popular conocida como Special K, indica el diario The New York Times.

La esketamina debe ser administrada bajo supervisión médica y utilizada solo en un consultorio certificado o clínica, de acuerdo con las condiciones impuestas por la FDA.

Pierre de Maricourt, médico del hospital Sainte-Anne en París, quien ha participado en dos de las pruebas clínicas de fase 3 de la droga, elogió la aprobación por las autoridades como "una gran evolución en el tratamiento de la depresión".

Enfatizó la "significativa efectividad y la velocidad de acción" de la esketamina "en unos pocos días, cuando toma de seis a ocho semanas para un antidepresivo convencional".

"Nuestro muy completo programa de investigación sobre la esketamina en forma de spray nasal demuestra una relación riesgos-beneficios positiva para los adultos que sufren de una depresión resistente a los tratamientos" actuales, indicó Husseini K. Manji, responsable de terapias en el campo de las neurociencias en Janssen.

Kim Witczak, que representa a los consumidores en el panel de la FDA y quien denuncia los efectos secundarios de los antidepresivos tras la muerte de su esposo, votó contra la autorización de la venta, estimando que las pruebas pudieron haber sido insuficientes.

Según la Organización Mundial de la Salud, unos 300 millones de personas en el mundo sufren de depresión, una enfermedad que limita enormemente la capacidad de llevar la vida cotidiana normal pero cuya gravedad es con frecuencia subestimada o confundida con una depresión pasajera. Los casos más graves pueden empujar al suicidio, subraya la agencia de la ONU.

¿Tristeza o depresión? Explicamos los síntomas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:DepresiónFDA
Publicidad