null: nullpx
Pandemia

Esta región hispana en la frontera se volvió un ejemplo de la lucha contra la pandemia

Imperial, un condado en la frontera entre California y México, tiene una de las tasas de vacunación más altas del estado, a pesar del rezago de dosis que reportó a principios del año y a la gran cantidad de campesinos que todos los días cruzan las garitas para trabajar allí.
Publicado 13 Dic 2021 – 03:37 PM EST | Actualizado 13 Dic 2021 – 03:37 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Todos los 36,867 habitantes del código postal 92231 que tienen cinco años o más han sido vacunados contra el covid-19. Se trata de la zona de Calexico, California, que colinda con México. Su tasa del 100% contrasta con áreas rurales en los condados de Trinity y Kern, donde menos del 30% de su población ha recibido las dosis para inmunizarse, de acuerdo con cifras del gobierno estatal.

El condado Imperial, donde se encuentra Calexico, tiene uno de los mayores niveles de vacunación de California. Hasta este lunes, más de 320,000 personas o alrededor del 74% de sus residentes estaban completamente inmunizados, en comparación con el 64% en todo el estado.

Esta comunidad agrícola, hispana (80% de sus pobladores) y con alta pobreza lo ha hecho a pesar de las personas que a diario cruzan la frontera para trabajar en su territorio (que no están incluidos en los datos oficiales). Incluso se han unido a los esfuerzos del gobierno mexicano ofreciendo a las familias vecinas de Mexicali que vayan a su municipio para que sus hijos menores reciban la vacunación infantil contra el coronavirus.

Mientras otras regiones del estado siguen teniendo problemas para que sus residentes se acercan a los sitios de vacunación, las autoridades del condado Imperial afirman que su historia de éxito está ligada a su confiable red de clínicas y hospitales, y la efectiva participación de organizaciones sin fines de lucro.

“En nuestro mundo aprendemos de los demás. Creo que en comunidades pequeñas estamos acostumbrados a trabajar en estrecha colaboración y eso se ha traducido en nuestros esfuerzos y nuestra respuesta”, dijo Rosyo Ramírez, subdirectora del Departamento de Salud Pública del condado de Imperial, a CalMatters, el primero en informar al respecto.

Otros creen que es posible que la respuesta de la gente se deba a que la pandemia los impactó con dureza. A la fecha, allí se han registrado 781 fallecimientos por complicaciones del covid-19 y van más de 39,000 contagios.

A principios de 2021, cuando había una disputa por la distribución de las vacunas, la junta de supervisores del condado envió un par de cartas al gobernador Gavin Newsom señalando que los condados de tamaño similar, pero con tasas de pobreza más bajas, ingresos familiares más altos y menos casos positivos y muertes, habían recibido más dosis.

“¿Dónde está la equidad en la distribución de la asignación de vacunas a los condados?", preguntaba una carta que redactó ese cuerpo gubernamental el 11 de febrero.

Uno de cada cinco habitantes de Imperial dio positivo durante la pandemia, la mayoría hispanos. Los fallecimientos también afectaron a ese grupo en particular. El 2020 fue un año crítico para esa región, que en parte depende económicamente de los visitantes de Mexicali, la capital de Baja California.

"Fueron golpeados temprano y fueron duramente golpeados, y es posible que debido a eso la gente reconozca la importancia de vacunarse", dijo Timothy Brewer, un experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), al diario New York Times.

Los esfuerzos de vacunación

El mapa de vacunación elaborado por el gobierno de California señala que en dos códigos postales de San Diego, el condado vecino, hay tasas tan bajas como el 53% (91906) y del 59% (91901). Otras zonas del sur de California, como el 92860 de Riverside, solo el 47.8% de sus habitantes de cinco años y más edad están completamente inmunizados. Y en algunos lugares del norte del estado el reto es aún mayor: la zona postal 93252 de Kern apenas registra el 23%, al igual que la 95552 de Trinity.

Además de su zona fronteriza con un 100% de vacunación, Calexico tiene una tasa del 88% entre sus residentes del código postal 92249, según datos del gobierno actualizados hasta el 29 de noviembre.

Han sido las organizaciones no lucrativas las que se han enfocado en los territorios rurales del condado Imperial, como Ocotillo, Bombay Beach, Niland, donde no hay más de 1,000 habitantes. También estuvieron centrados en las campañas de vacunación para agricultores, varios de ellos mexicanos que cruzan la frontera todos los días.

“Tenías estos autobuses llenos de trabajadores del campo que se presentaban a las clínicas de vacunación”, dijo hace unas semanas a CalMatters Shelby Trimm, directora ejecutiva de la Asociación de Productores de Vegetales del Valle Imperial.

Otro aliado importante ha sido el consulado de México de Calexico, que un tiempo convirtió la llamada ‘Ventanilla de Salud’ en eventos de inmunización para campesinos.


“No hay forma de que hubiéramos podido hacer eso por nuestra cuenta”, dijo Ramírez, la funcionaria del Departamento de Salud Pública del condado, refiriéndose a las decenas de miles de dosis ya aplicadas.

Pero Imperial aún no declara ganada la pelea contra el coronavirus. La cantidad de pacientes que necesitaron hospitalización aumentó de 14 en octubre a 61 el 1 de diciembre. En tanto, ha bajado el número de casos positivos y de muertes: hubo seis fallecimientos en octubre y cuatro en noviembre.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés