null: nullpx
Covid-19 enfermedad

Covid-19 y RSV a la vez: el preocupante diagnóstico que están detectando algunos hospitales pediátricos

Son dos virus que pueden ocasionar dificultad respiratoria en niños pequeños. A las salas de cuidados intensivos están llegando pacientes que dan positivo para ambos.
4 Sep 2021 – 10:57 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Como si no bastara con el repunte de la variante delta que está afectado a los niños en mayor medida y ocasionando una cifra récord de hospitalizaciones por coronavirus en ese grupo, otro peligroso virus respiratorio está circulando este verano en un patrón atípico: el Virus Respiratorio Sincitial (RSV por sus siglas en inglés).

Camas en unidades de cuidados intensivos pediátricos de hospitales en varios estados se están agotando ante el incremento de estos dos diagnósticos y pediatras han comenzado a identificar algo acaso más preocupante: niños que dan positivo para ambos virus a la vez.

“Estamos viendo el desbordamiento de nuestras unidades de cuidados intensivos debido al covid-19 y al RSV de forma independiente, pero también como coinfecciones que generan una enfermedad más severa”, dijo a USA Today Marcos Mestre, vicepresidente y jefe médico del Nicklaus Children’s Hospital de Miami, Florida.

“Estaba en la sala de emergencias pediátrica hace unas semanas cuando recibí una consulta por un niño con dificultad respiratoria. Al mirar la información vi que decía RSV+Covid-19. Era la primera vez que veía esa combinación”, cuenta en un artículo de opinión la doctora Susannah Hills, quien alerta que tan solo en el hospital de Texas Children’s hace dos semanas registraron 30 casos como estos.

Pediatras como ella todavía intentan dilucidar cómo afecta esta combinación a los niños y si los hace más propensos a estar conectados a un respirador artificial o a ser hospitalizados. Todavía no hay muchas respuestas. Pero para los padres claramente es una situación angustiosa.

“No puedo creer que escribo esto. Pero nuestra dulce bebé de tres meses necesita todos los buenos deseos y oraciones que tengan. Ahora está entubada y aislada en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales batallando con covid-19 y RSV”, contó Lauryn Warnick en su cuenta de Twitter.

Afortunadamente, la pequeña logró ser desconectada del respirador artificial y se está recuperando.

Difíciles de diferenciar

Si bien para los adultos por lo general el Virus Respiratorio Sincitial (RSV por sus siglas en inglés), por lo general no pasa de un resfriado (una simple congestión con tos o, si acaso, fiebre), puede causar dificultad respiratoria severa en algunos niños.

Es la primera causa de bronquiolitis y neumonía en bebés. Cada año, 58,0000 menores de cinco años son hospitalizados por RSV y entre 100 y 500 mueren.

El RSV suele circular durante el otoño y el invierno, pero durante el primer año de la pandemia prácticamente se esfumó. Ahora parece haber vuelto con más fuerza.


“Debido a su circulación reducida durante el invierno 2020-2021, los bebés mayores y niños pequeños ahora pueden tener un mayor riesgo de enfermedad grave asociada a él, pues no han tenido los niveles típicos de exposición al RSV durante los últimos 15 meses”, se lee en una advertencia emitida por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades que ya en junio comenzaron a detectar un aumento.

En Texas, por ejemplo, se han diagnosticado más de 1,600 casos de RSV en los últimos tres meses, una cifra que palidece frente a los 30 casos que se suelen diagnosticar típicamente durante el verano.

¿Implica esto que no habrá el típico repunte del invierno, época en la que suele aumentar su transmisión? No se sabe. El repunte bien podría continuar a medida que más niños antes no expuestos al virus debido al distanciamiento físico, lo contraen por primera vez.

Ahora prácticamente parece estar 'compitiendo' con el covid-19 que, debido al regreso a clases, el hecho de que los niños menores de 12 años no sean elegibles a la vacuna y el relajamiento de medidas de mitigación, también se ha hecho más prevalente en este grupo demográfico. Los casos positivos en niños se quintuplicaron en el último mes en Estados Unidos.

Ambos virus tienen síntomas similares como congestión nasal, fiebre, tos o dificultad respiratoria, por lo que la mejor forma de distinguirlos es mediante pruebas diagnósticas que a veces dan positivo para ambos.

Todavía no hay un tratamiento específico ni para el covid-19 ni para el RSV en niños, aunque sí hay formas de ayudar con los síntomas. La mayoría de los niños se recupera de ambos sin problemas, pero un grupo reducido enfrenta complicaciones.

En casos de severa dificultad respiratoria como consecuencia de neumonía o bronquiolitis secundaria, la persona puede requerir suplementación de oxígeno o ser conectada a un respirador artificial.

¿Cómo saber si hay dificultad respiratoria en niños? Si hunden mucho la barriga al respirar (retractaciones intercostales) o si sus fosas nasales se inflan mucho. También si respiran más rápido de lo normal (para ello, puedes revisar cuántas respiraciones por minuto son las adecuadas por edad).

Ante cualquier duda lo mejor siempre es consultar de inmediato al pediatra.


Las medidas de prevención del covid-19, como lavado frecuente de manos, uso de máscara y distanciamiento físico también evitan la transmisión del RSV.

Se espera que para finales de año o comienzos del 2022 haya una vacuna disponible para los niños menores de 12 años. Todavía no hay una vacuna contra el RSV, aunque Pfizer anunció que está comenzando con la fase III de los ensayos clínicos para una.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés