null: nullpx
Salud y Mujer

Dieron pecho sin cubrirse y alguien llamó a la policía; ahora defienden su derecho a amamantar en público

Estaban en una piscina pública cuando una señora les pidió que se taparan al dar pecho. Indignadas, hicieron caso omiso de la solicitud que pronto se convirtió en lo que sintieron como un mandato por parte de las autoridades. Como señal de protesta, organizaron una protesta a la que se unieron decenas de madres, y ahora no descartan introducir una demanda por discriminación.
24 Jul 2018 – 7:01 PM EDT

Las madres que amamantan no tienen por qué esconderse. Ese es el mensaje que quieren transmitir dos mujeres de Minnesota que se negaron a retirarse de una piscina pública cuando un policía les solicitó que lo hicieran o que al menos se cubrieran mientras daban de comer a sus bebés.

Ahora, según lo reportado por CBS, ambas se plantean introducir una demanda por discriminación aupadas por la solidaridad de decenas de madres que, en su indignación por lo ocurrido, días después decidieron dan pecho sin taparse a las afueras de la misma alberca.

Todo comenzó el miércoles pasado cuando Stephanie Buchanan y Mary Davis estaban con sus respectivos hijos (seis en total) en la piscina pública del Centro Acuático de Mora, a 60 millas de Minneapolis. Roman, el hijo de tres meses de Buchanan, empezó a llorar por hambre, y ella con toda naturalidad decidió amamantarlo sin imaginar lo que vendría después.

"Una señora se me acercó y me dijo que debía cubrirme porque sus hijos estaban nadando cerca", relató a CBS. Fue entonces cuando Davis, en solidaridad, empezó a darle pecho a su bebé de seis meses también. Poco después, un trabajador del centro les preguntó si podían cubrirse o ir a un cuarto cerrado. Ambas mamás se negaron y decidieron retirarse del lugar, pero justo cuando iban a hacerlo, llegó la policía.


"Le expliqué que la ley de Minnesota me protege para alimentar a mi hijo en cualquier lugar, él me respondió que entendía y le informaría a los encargados del centro, pero que ellos se reservaban el derecho a pedirme que me fuera", cuenta.

En efecto, la ley de ese estado establece que "una mamá puede dar pecho en cualquier lugar, público o privado, en el que la madre y el niño estén autorizados a estar, independientemente de si el pezón de la madre está cubierto o no".

Ambas mujeres confensaron sentirse avergonzadas al principio, pero luego al ver que no había motivos para ello y comprobarlo con el apoyo que recibieron en las redes sociales, decidieron organizar una 'amamantada pública' a las afueras del lugar durante el fin de semana. Docenas de mamás las acompañaron en la protesta por el derecho a alimentar a sus hijos cómo, cuándo y dónde deseen.

De hecho, los 50 estados del país, así como el Distrito de Columbia, Puerto Rico y las islas vírgenes tienen leyes que explícitamente protegen el derecho de las mujeres a dar pecho en cualquier lugar público o privado.

No hay motivos para esconderse

Las autoridades de la ciudad y los oficiales del Centro Acuático emitieron un comunicado pidiendo disculpas. "Aunque siempre hemos apoyado a las madres que amamantan, la situación que se presentó en la piscina infantil hizo que algunas personas se sintieran incómodas", dicen y agregan que jamás se le pidió a las mujeres que se retiraran.

"Se quedaron cortos", declaró Davis a CBS con relación a esa respuesta. Por, eso han decidido organizar otra amamantada pública el mes que viene. La idea es apoyar a las madres para que éstas defiendan sus derechos y no se dejen llevar ni por la presión, ni por los prejuicios sociales.

Está científicamente comprobado que la leche materna es el mejor alimento para los bebés. La Organización Mundial de la Salud recomienda amamantar durante al menos los 2 primeros años de vida (complementando con otros alimentos a partir de los seis meses).


Uno de los factores que atenta contra la lactancia es la falta de apoyo a las madres que muchas veces son víctimas de críticas por alimentar a sus hijos en púbico. La OMS recomienda la alimentación a libre demanda, es decir: cada vez que el bebé lo pida.

La sexualización de los senos es algo intrínseco a la cultura occidental, argumenta Jen Davis en un artículo para la Liga de la Leche, una organización que promueve la lactancia. La razón de ser, biológica, de ellos es justamente alimentar a los hijos. En muchas otras culturas no está mal visto dar pecho en público, ni siquiera si el bebé tiene más de 1 año de edad.


Madres defienden su derecho a amamantar en público

Loading
Cargando galería
Publicidad