null: nullpx
Salud Mental

Miedo, ansiedad y temor: el impacto de las nuevas políticas en las familias de inmigrantes de EEUU

Un nuevo reporte elaborado por la Kaiser Family Foundation revela los devastadores efectos que las políticas migratorias están generando en la salud y en la vida diaria de estas personas, independientemente de su origen o de su status legal.
14 Dic 2017 – 02:53 PM EST

Miedo a la separación, acoso escolar, racismo, encierro… La lista de secuelas que está dejando la política migratoria en los integrantes de las familias de inmigrantes (especialmente en los niños), independientemente de su origen e incluso de su estatus legal, es larga y desgarradora. Ya varios estudios han advertido sobre el fenómeno, pero ahora una nueva investigación de la Kaiser Family Foundation lo revela, acaso, aún con más crudeza, pues aglutina citas textuales de sus protagonistas.

100 padres o madres inmigrantes provenientes de 15 países y radicados en 8 ciudades estadounidenses (Chicago, Illinois, Boston, Massachusetts; and Anaheim, Fresno, Los Angeles, Oakland and San Diego, California) participaron en focus groups realizados en cinco idiomas y conducidos por la organización que, para complementar el análisis, realizó entrevistas telefónicas a 13 pediatras que atienden a comunidades de inmigrantes en varios estados. Los resultados se recopilaron en el informe Living in an Immigrant Family in America: How Fear and Toxic Stress Are Affecting Daily Life, Well-Being, & Health.

23 millones de personas que no tienen la ciudadanía estadounidense residen en el país, lo que equivale aproximadamente al 7% de la población, indica un análisis de la Fundación Kaiser. Más de 12 millones de niños (de los cuales unos 10 millones nacieron en Estados Unidos) viven con un padre que no es ciudadano estadounidense.

Paternidad según el status legal
Más del 40% de los inmigrantes legales o indocumentados que residen en Estados Unidos tienen hijos.
Padres
Niños
Sin hijos
FUENTE: Kaiser Family Foundation (marzo, 2017) | UNIVISION

De los diez focus group que se hicieron, seis fueron en español con personas provenientes de México, el Caribe, Centroamérica y América del Sur.

Samantha Artiga, quien estuvo a cargo del estudio y es directora del Proyecto de Políticas de Disparidad de la Kaiser Family Foundation explica a Univision Noticias que no notaron variaciones específicas según la nacionalidad de origen, sino más bien en función de otros factores como el status migratorio, tiempo que llevan viviendo en EEUU, apoyo comunitario y exposición a redadas o deportaciones.

Estos son los principales hallazgos de la investigación:

Miedo e incertidumbre, incluso si se tiene status legal

Fuere cual fuere el status legal, el origen o la ciudad de residencia de la persona, el miedo está presente. Aquellos padres indocumentados temen ser deportados y alejados de sus hijos; mientras que a los residentes permanentes les inquieta el perder su permiso para permanecer en el país o que les nieguen la ciudadanía si usan algún servicio de ayuda federal, explica el informe. “Algunos dijeron que incluso con la green card no se sienten seguros al viajar fuera del país y les preocupa que tengan problemas de ingreso al regresar”, dijo Artiga a Univision Noticias.

“... Despertamos cada día con el miedo de ser deportados, de la separación familiar, de tener que dejar a nuestros hijos”. Padre hispano. Boston, Massachusetts.

“Las nuevas leyes que se aprueban nos dejan con una sensación de incertidumbre. TPS, DACA... ¿ qué pasará dentro de seis meses?”. Padre hispano. Bethesda, Maryland.

“Me siento inquieto. Aunque tenemos la green card, si no aplicamos a la ciudadanía, no creo que estaremos tranquilos”. Padre coreano. Chicago, Illinois.

La sensación de incertidumbre escaló después de la suspensión de DACA en septiembre de este año.

“Sé de alguien con DACA y con el permiso de trabajo se le abrieron muchas puertas. Sus sueños eran enormes, pero ahora con la suspensión de DACA, se siente muy asustado”. Padre hispano. Bethesda, Maryland.

Por más que los padres intentan que sus hijos no perciban su ansiedad, muchos alumnos escuchan sobre el tema en la escuela o los medios, lo que está afectando su salud mental.

“Todos los niños tienen miedo, incluso los que nacieron aquí. Temen que en cualquier momento llegarán de la escuela y no encontrarán a sus padres allí”. Padre hispano. Chicago, Illinois.

“Mis hijos tienen miedo por mí. Cuando ganó Donald Trump el más pequeño me abrazó y me dijo: mamá tú no tienes ningún documento”. Padre hispano, L.A, California.


Acoso escolar, racismo y discriminación

Tanto los padres, como los pediatras consultados para el estudio aseguraron que la discriminación ha aumentado desde las elecciones presidenciales, con un especial impacto en los hispanos y musulmanes. En el informe, también destacan que el aumento del acoso escolar en las escuelas va más allá de los inmigrantes y también está afectando a los niños afroamericanos.

“Trabajo en jardinería y uno está trabajando y te ven trabajando… y simplemente empiezan a gritarte cosas”. Padre hispano. Fresno, California.

“Mi cuñada estaba en el trabajo y le prohibieron hablar en español”. Padre hispano. San Diego, California.

“Les hicieron bullying… le dijeron cosas como: ‘Ahora tú y tu familia tendrán que irse’. Y así, incluso esos niños que no tienen que preocuparse por su status legal, como son niños, no tienen detalles sobre cómo funciona el sistema”. Pediatra, Pennsylvania.

La vida cotidiana se ha hecho difícil

A los inmigrantes les está costando más encontrar trabajo, lo que hace que enfrenten dificultades financieras. El miedo ha afectado su rutina diaria. “Algunos padres, particularmente aquellos que son indocumentados o tienen a algún familiar indocumentado, aseguran que sólo salen de casa cuando es necesario (...), limitan el manejar y ya no participan en actividades recreativas como ir al parque local”, se lee en el informe. En consecuencia “sus hijos pasan muchas horas frente al televisor encerrados en casa”.

“Antes había niños en los parques… pero ahora los niños pasan más tiempo adentro estos días porque tememos ser deportados” . Padre hispano. Boston, Massachusetts.

“Tenemos miedo de abrir la puerta o de ver por el hoyo de la puerta quién está tocando”. Padre hispano, Boston, Massachusetts.

“Cuando en la comunidad hispana hay el mensaje de que ICE está haciendo redadas, entonces todos se detienen, dejan de llevar a sus hijos a la escuela y de ir a la clínica”. Pediatra, California.

“Mi esposa no sale de casa. Lo último que quiere es que la detengan y le empiecen a hacer preguntas”. Padre hispano, San Diego, California.

Los padres no han dejado de usar los servicios de salud para sus hijos

Según el informe, la mayoría de las familias continúa consu cobertura de Medicaid o CHIP, pero sí hubo algunos reportes de cambios en el uso. Por lo general ven los hospitales como un sitio seguro y no relegan la salud de sus hijos, no obstante, hubo personas que sí han reducido el uso de estos programas por miedo.

“Tienes que buscar un médico que sea más hispano, por como están ahora las cosas con inmigración”. Padre hispano. Fresno, California.

“Intento hacer las citas temprano en la mañana para no pasar mucho tiempo afuera”. Padre hispano. Padre hispano. Boston, Massachusetts.

“Lo más impactante es que nuestros trabajadores sociales se han dado cuenta de que cuando tocan a las puertas, nadie les responde”. Pediatra, Minnesota.

“Te piden toda tu información y así el ICE irá a tu casa y por eso no aplicamos todavía”, padre hispano. San Diego, California.

“Desde que me hice residente me dijeron que no pida nada al gobierno porque el día que vaya a solicitarla ciudadanía puedo tener problemas. Eso es lo que siempre he escuchado” . Padre hispano. San Diego, California.

Niños muy afectados

Padres y pediatras reportan manifestaciones del miedo en los niños que lo somatizan a través de problemas de sueño, regresión, agitación y retraimiento.

“Si íbamos a la biblioteca, lo hacíamos en el autobús. Pero ella me decía: si vamos a la biblioteca inmigración te va a llevar, mejor no vayamos. Así que eso me mostró que su miedo es tan grande,que prefiere no ir”. Padre hispano. Bethesda, Maryland.

“Llegan con una queja física y cuando buscamos la causa, la causa es ansiedad”. Pediatra, California.

“Cuando todo el día te preocupas de que se vayan a llevar a tus padres o de que tu familia será separada, esa es una forma de estrés tóxico. Sabemos que tendrá implicaciones a largo plazo en su salud cardiovascular y otros problemas en la adultez” . Pediatra, Minnesota.

“Puedes ver regresiones en el desarrollo. Quizá ya sabían ir al baño solitos y ahora no, o no mojaban la cama de noche y vuelven a hacerlo repentinamente…”. Pediatra, Texas.

El desempeño académico también ha presentado cambios.

“Sus notas bajan, no van a la escuela con el mismo entusiasmo. Van con miedo de no encontrar a sus padres al volver”. Padre hispano. Boston, Massachusetts.


Entre el shock y las lágrimas: así reaccionaron los dreamers al anuncio del fin de DACA (FOTOS)

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.