null: nullpx
Salud Infantil

Autoridades sanitarias siguen en alerta por aumento de casos de enfermedad parecida a la polio: "Sabemos que los padres quieren respuestas"

Se han reportado al menos 252 en lo que va de año y de esos, 90 han sido confirmados. La causa sigue siendo un misterio.
13 Nov 2018 – 3:47 PM EST

La cifra de niños afectados por una misteriosa enfermedad que causa parálisis continúa aumentando. Van 250 casos en lo que va de año reportados en 27 estados y, de esos, 90 ya fueron confirmados, advirtieron voceros de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) este martes durante una rueda de prensa.

La enfermedad, conocida como mielitis flácida aguda, afecta a niños de 2 a 8 años y comienza con fiebre y síntomas respiratorios, pero de tres a diez días después, comienzan síntomas repentinos de parálisis.

Aunque aun no han logrado confirmar la causa, una teoría apunta a que es producto de un virus llamado enterovirus, que afecta el sistema digestivo, aunque no se descarta que los virus que ocasionan el resfriado común generen este problema. Otra posible explicación es que el sistema inmune desarrolle una reacción excesiva a la infección.

“Como madre sé lo que es temer por tu hijo. Y sé que los padres quieren respuestas”, declaró Nancy Messonnier, directora del área de Enfermedades Respiratorias y Vacunas de los CDC. “Hemos aprendido mucho del AFM, pero hay cosas que todavía no entendemos”, insistió y recalcó que siguen investigando.

Aclaró que ningún niño ha muerto por la enfermedad y que se trata de una condición atípica. En promedio la mitad de los pacientes logrará recuperarse por completo, pero la otra mitad puede sufrir consecuencias de por vida.

Las autoridades descartan que las vacunas sean la causa y hacen énfasis en la importancia de continuar aplicándolas.


Se ha visto que hay brotes de la enfermedad cada dos años y que los casos suelen aumentar entre el verano y el otoño, como ocurre ahora, cuando las cifras son similares a las de otros años, explicó Messonnier.

¿Qué es?

Los CDC describen la enfermedad como una condición rara pero seria, que afecta el sistema nervioso central, específicamente el área de la médula espinal llamada materia gris, lo que hace que los nervios y músculos del cuerpo se debiliten.

¿A qué síntomas debo estar atento?

La mielitis flácida aguda por lo general ocasiona debilidad y pérdida del tono y reflejo muscular en los brazos y las piernas, flacidez o debilidad en la cara, dificultad para mover los ojos, párpados caídos, dificultad para tragar o dificultad para hablar o pronunciar las palabras.

El síntoma más severo de la AFM es dificultad respiratoria, lo que ocurre cuando los músculos involucrados en la respiración se debilitan.

¿Quiénes pueden contraerla?

Afecta sobre todo a los niños menores de 10 años. Sin embargo, es poco frecuente: se presenta en una persona entre un millón, advierten los CDC. “No hay necesidad de entrar en pánico, es una condición muy rara y poco común”, dijo a BuzzFeed Marcelo Malakooti, director de la unidad de cuidados intensivos del Hospital Lurie de Chicago, donde trataron a una niña que sufrió esta enfermedad y que se encuentra en proceso de recuperación.

¿Cómo se diagnostica?

El médico evalúa el sistema nervioso central del paciente y puede realizar una resonancia magnética para observar la médula espinal. También se hacen pruebas del fluido espinal. A veces es difícil dar con el diagnóstico porque los síntomas son similares a los de otras condiciones neurológicas como el Síndrome de Guillain Barré.

¿Tiene cura?

No hay un tratamiento específico y por lo general la enfermedad debe seguir su curso, como ocurre con los virus, pero sí se pueden realizar distintos procedimientos para ayudar al paciente dependiendo del caso. La terapia ocupacional puede mitigar la debilidad en brazos y piernas.

“Todavía no sabemos el pronóstico de los pacientes con AFM”, aclaran los CDC.

“Hay un espectro: algunos niños van a volver a la normalidad y otros tendrán secuelas a largo plazo”, explica el neurólogo Carlos Ramírez en conversación con el doctor Juan Rivera. Aclara que la enfermedad no afecta las facultades mentales. “El cerebro permanece intacto, por lo que su capacidad cognitiva no se ve afectada. Es solamente algo motor”.

La Asociación Estadounidense de la Mielitis aconseja que se comience con la terapia ocupacional y física tan pronto como sea posible, para favorecer la recuperación.

¿Cómo protejo a mi hijo?


Las autoridades sanitarias recomiendan seguir los pasos habituales para prevenir las enfermedades y mantenerse saludable: estar al día con las vacunas, lavarse las manos con frecuencia, taparse la boca al estornudar o toser o quedarse en casa cuando uno se siente mal.

En vista de que el virus de la poliomielitis puede ocasionar esta enfermedad es importante que se reciba la vacuna.

Otra medida útil es evitar la picadura de mosquitos, ya que el Virus del Nilo Occidental también puede inducirla y es transmitido por estos insectos.

En fotos: la lucha de una niña de 2 años diagnosticada con mielitis flácida aguda

Loading
Cargando galería
Publicidad