null: nullpx
Abusos

Iglesia católica en Francia habría cometido al menos 10,000 abusos sexuales contra menores desde 1950

La Comisión Independiente sobre Abuso Sexual en la Iglesia (CIASE) indicó que en una estimación generada en junio de 2020 se hablaba de 3,000 víctimas -de 6,500 llamadas recibidas para denunciar abusos-, una cifra que “es ciertamente una subestimación” y que hoy queda muy lejos del hallazgo notificado el pasado lunes.
2 Mar 2021 – 10:32 PM EST
Comparte
Cargando Video...

La iglesia católica francesa podría haber abusado sexualmente de al menos 10,000 menores de edad y algunas otras personas vulnerables desde 1950, de acuerdo con un comunicado de la Comisión Independiente sobre Abuso Sexual en la Iglesia (CIASE) citado por la agencia AFP.

Jean-Marc Sauvé, presidente de la CIASE, indicó que en una estimación generada en junio de 2020 se hablaba de 3,000 víctimas -de 6,500 llamadas recibidas para denunciar abusos-, una cifra que “es ciertamente una subestimación” y que hoy queda muy lejos del hallazgo notificado el pasado lunes.


Asimismo, Sauvé comentó que no sabe a ciencia cierta cuántas personas de todas las víctimas estimadas han testificado ante la comisión y que la investigación que sigue en curso podrá determinar un número concreto. Está previsto que la CIASE entregue un informe final en el próximo otoño.

La CIASE fue creada en noviembre de 2018, financiada por la conferencia de obispos católicos franceses y con acceso a archivos religiosos, luego de que diversos casos de abuso infantil sacudieron a la iglesia católica tanto en Francia como en muchas partes del mundo.


La creación de esta comisión, conformada por más de una veintena de personas, provocó diversas reacciones en asociaciones de víctimas porque no creen que la justicia francesa pueda presentar cargos contra los abusadores.

En mayo de 2019, el Papa Francisco aprobó una nueva medida histórica que obliga a cualquier persona de la iglesia católica que tenga conocimiento de algún abuso sexual a denunciarlo a sus superiores y a todas las diócesis del mundo a tener un mecanismo público y accesible para lograr este cometido.

A finales de ese año, el Papa indicó que si bien los líderes religiosos deben proteger la información en casos de abusos para garantizar su "integridad y confidencialidad" pero que ese "secreto pontificio" ya no aplica a acusaciones y juicios de la Iglesia católica en casos de abusos.

Sin embargo, este procedimiento no involucra el hecho de reportar los abusos a las autoridades civiles.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés