null: nullpx
Relaciones Internacionales

Maduro denuncia que el Citibank bloqueará la cuenta de pagos internacionales de Venezuela

El gobernante venezolano acusó al gobierno de Barack Obama de urdir un complot contra el país suramericano, que definió como una "inquisición".
12 Jul 2016 – 2:55 AM EDT

El presidente venezolano Nicolás Maduro aseguró este lunes que el Citibank notificó que en un mes cerrará la cuenta que utiliza el Banco Central de Venezuela (BCV) para sus pagos internacionales, lo que atribuyó a un boicot financiero.

"El Citibank, sin aviso y sin protesta, dice que en 30 días le va a cerrar la cuenta al Banco Central y al Banco de Venezuela. Bloqueo financiero se llama eso", expresó el mandatario en una transmisión de radio y televisión.

Según Maduro, a través de esa cuenta el país petrolero paga "en 24 horas todas las cuentas (...) en Estados Unidos y en el mundo"

El gobernante señaló que detrás de ese complot, que definió como una "inquisición", se encuentra el gobierno de Barack Obama.

En el pasado, el jefe de Estado aseguró que Venezuela -sumida en una severa crisis económica- enfrenta un "boicot financiero" para impedirle el acceso al financiamiento internacional.

Añadió que al caso del Citibank se suma la paralización de operaciones de la empresa estadounidense Kimberly-Clark, que cesó su producción de artículos de higiene personal alegando deterioro de las condiciones económicas.

Las instalaciones de Kimberly-Clark fueron ocupadas este lunes por orden del gobierno venezolano, que las entregó a los trabajadores de la compañía, cumpliéndose una amenaza hecha hace dos meses por Maduro: "Planta parada, planta tomada por la clase obrera".

"¿Ustedes creen que nos van a detener activando un bloqueo financiero? No, señores, a Venezuela no la detiene nadie. Con Citibank o sin Citibank, nosotros vamos. Con Kimberly o sin Kimberly, Venezuela va", advirtió el presidente socialista.

"Lo triste es que todos estos ataques son producto de un llamado que hace la derecha a la intervención de Venezuela", agregó Maduro refiriéndose a la oposición, que impulsa un referendo revocatorio en su contra.

El Congresode Estados Unidos aprobó el pasado 6 de julio la extensión por tres años más de las sanciones impuestas en 2014 contra algunos funcionarios del Gobierno de Venezuela vinculados con violaciones a los derechos humanos o corrupción.

Mientras la pugnacidad política cobra protagonismo en el escenario político venezolano, una comisión encabezada por el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero y el exmandatario panameño Martín Torrijos se reunió el lunes con diputados venezolanos opositores con el propósito de allanar camino a un diálogo entre el gobierno de Maduro y la Mesa de la Unidad Nacional.

Losparlamentarios de oposición han mostrado su negativa a reunirse con voceros del gobierno, a menos que se admita la celebración del referendo revocatorio del mandato de Nicolás Maduro y se proceda a la liberación de dirigentes y activistas.

El diputado Luis Florido, presidente de la comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, dijo que la reunión con Zapatero y Torrijos fue "cordial" y "clara" y que se conversó sobre las exigencias de la coalición opositora para ir a un diálogo.

El gobierno de Maduro ha expresado varias veces su disposición a un diálogo "sin condiciones".


Lea también:


Más contenido de tu interés