null: nullpx
Relaciones Internacionales

Estados Unidos lanza las sanciones a Irán entre críticas de sus socios internacionales

Las medidas contra Teherán entran en vigor este martes y apuntan hacia las transacciones financieras, importación de materias primas y compra de automóviles y aviones. La Unión Europea no comparte la iniciativa y tratará de proteger a las empresas europeas de los efectos de esas medidas.
6 Ago 2018 – 12:36 AM EDT

Estados Unidos anunció este lunes que a medianoche reimpondrá una serie de sanciones que había levantado a Irán tras el acuerdo nuclear de 2015 con el objetivo de "cambiar el comportamiento" de los ayatolás y forzarles a negociar un nuevo pacto "más amplio".

El paso dado por Washington ha contado con el rechazo tanto de la Unión Europea (EU), del propio Irán e incluso de la ONU, que ha llamado a proteger ell pacto nuclear.

La reanudación de sanciones busca aislar económicamente al Ejecutivo iraní, forzando a compañías extranjeras a cerrar sus negocios en el país persa; aunque al mismo tiempo amenaza con profundizar la brecha entre EEUU y la UE, ya que las sanciones afectarán a empresas europeas.

"Estados Unidos está completamente comprometido a hacer cumplir nuestras sanciones", afirmó el presidente estadounidense, Donald Trump, según recoge la Casa Blanca en un comunicado.

Trump avisó de que "los individuos o entidades que no cancelen sus actividades con Irán corren el riesgo de sufrir graves consecuencias" y aseguró que Estados Unidos ha estado trabajando con otras naciones para implementar una "campaña de máxima presión económica" contra el Ejecutivo iraní.

A pesar de esa campaña, el mandatario reiteró su deseo de negociar un acuerdo más amplio, que no se limite al programa nuclear de Irán y englobe sus actividades en países como Yemen y Siria.

"Estoy abierto a alcanzar un acuerdo más amplio que aborde toda la gama de actividades malignas del régimen, incluido su programa de misiles balísticos y su apoyo al terrorismo", aseveró Trump.

Para reanudar las sanciones, Trump firmó hoy una orden ejecutiva en la que se establece que, a partir de las 00.01 hora local del martes (04.00 GMT), estará prohibido el comercio de oro, metales preciosos y materiales como el aluminio y el acero, así como la venta de automóviles fabricados en Irán.

Asimismo, Washington rechazará las transacciones financieras relacionadas con el sistema de ferrocarriles, impondrá sanciones a quienes compren o faciliten la emisión de deuda soberana iraní y prohibirá a Irán usar dólares estadounidenses.

Esta noche Washington también revocará los permisos que permiten la importación de alfombras y alimentos iraníes, como los pistachos.

Las sanciones

Este domingo, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, ya había anunciado la medida. Las medidas abarcarán el bloqueo a transacciones financieras y las importaciones de materias primas, así como las compras en el sector de automóviles y aviación comercial.

Estados Unidos también prohibió las importaciones de productos iraníes como las alfombras y pistachos, y también revocó las licencias que le permitían a Irán comprar aeronaves estadounidenses y europeas. Irán compró cinco aviones comerciales europeos el domingo, antes de que entraran en vigor las medidas.

Las sanciones más importantes, aquellas dirigidas al sector petrolero y al banco central iraní, serán reimpuestas el 4 de noviembre. Las ventas de petróleo de Irán son una fuente crucial de divisas.

Según el jefe de la diplomacia estadounidense la población de la república islámica "está descontenta con el fracaso de sus líderes en cumplir las promesas económicas que le habían prometido".

“Son el patrocinador más grande de terrorismo en el mundo”, dijo Pompeo en una entrevista a una televisora de Indonesia al referirse al régimen iraní.


Estados Unidos se retiró en mayo del acuerdo internacional alcanzado en 2015 sobre el asunto nuclear iraní y acordó nuevas sanciones económicas para aplicar una "presión máxima" sobre Teherán.

Muchos de los aliados de Estados Unidos creen que lo que Washington realmente quiere es un cambio de régimen en Irán, de acuerdo con dos diplomáticos europeos citados por AP que están al tanto de las negociaciones con el gobierno de Trump sobre cómo reimpondrán las sanciones.

El acuerdo nuclear levantaba las sanciones internacionales a cambio de que Irán restringiera su programa nuclear. Los inspectores de las Naciones Unidas dijeron que Irán estaba cumpliendo con su parte del trato, pero Trump alegó que no estaba haciendo lo suficiente para reducir la actividad maligna de Irán en la región.

Los funcionarios del gobierno de Trump también alegaron que debido a que Estados Unidos tuvo que levantar las sanciones contra Irán como parte del acuerdo, Washington quedó despojado de una de sus herramientas más poderosas para penalizar a Teherán.

Solo "propaganda"

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, tachó este lunes de "espectáculo de propaganda" la propuesta de Trump de volver a negociar con Irán.

En una recepción con periodistas en Teherán, Zarif se preguntó si "alguien cree que el señor Trump es serio para negociar". "Al menos demuestren que negociar con ustedes no es una pérdida de tiempo", continuó el jefe de la diplomacia iraní.

Por su parte, la Unión Europe (UE), que se opuso a la retirada de Washington del pacto nuclear, lamentó el restablecimiento de sanciones y recordó que el martes entrará en vigor la respuesta de la UE para proteger a las empresas europeas de los efectos de esas medidas.

Así lo indicaron en un comunicado conjunto la alta representante de la UE para Política Exterior, Federica Mogherini, y los ministros de Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian; de Alemania, Heiko Maas, y de Reino Unido, Jeremy Hunt.

La legislación (conocida como "estatuto de bloqueo"), que busca limitar el impacto de las sanciones estadounidenses, se centrará en la conservación y mantenimiento de los canales financieros comunitarios con Irán y en asegurar la exportación de gas y petróleo iraní.

La nueva normativa, inicialmente encaminada a apoyar la implementación del acuerdo, incluirá la posibilidad de que las empresas europeas puedan recibir compensaciones por los potenciales perjuicios provocados por las sanciones extraterritoriales de Estados Unidos.

En fotos: En Irán marchan por la Revolución Islámica y en contra de Donald Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés