EEUU cierra su oficina consular en Playa del Carmen tras el hallazgo de explosivos en ferrys turísticos

Washington prohibió además a sus funcionarios viajar a ese balneario turístico y recomendó a los ciudadanos estadounidenses que lo hagan que eviten el uso de transbordadores. En las últimas semanas, hubo una explosión en un ferry turístico y se encontraron explosivos sin detonar en otra embarcación.

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobierno de Estados Unidos anunció el miércoles por la noche el cierre de su agencia consular en Playa del Carmen y alertó a sus ciudadanos a que eviten el uso de transbordadores, luego de que se hallaron explosivos sin detonar en un barco de turistas en el Caribe mexicano.

"El 1 de marzo, artefactos explosivos sin detonar fueron encontrados por autoridades mexicanas en un transbordador turístico que opera entre Cozumel y Playa del Carmen", señaló la embajada en su portal.

Destacó que este incidente se suma al del 21 de febrero cuando otro artefacto explosivo detonó en un transbordador turístico en Playa del Carmen, dejando un saldo de numerosos heridos, entre ellos algunos estadounidenses que fueron dados de alta el mismo día.


La embajada puntualizó que los empleados del Gobierno de su país "tienen prohibido utilizar todos los transbordadores turísticos en esta ruta hasta nuevo aviso" y mientras las autoridades mexicanas ya investigan los hechos.

Además, recomendó a los ciudadanos estar alerta y ser precavidos y les sugirió obtener un seguro de viaje con especial cobertura en México que incluya evaluación médica.


La Secretaría de Marina recibió un aviso sobre estos artefactos explosivos en el barco Caribe III, el cual se encuentra a unos 500 metros del muelle en la isla de Cozumel, de acuerdo con fuentes del Gobierno mexicano que pidieron no ser identificadas.

Una embarcación de la Marina se acercó a la embarcación para verificar el reporte, sin que al momento las autoridades federales se hayan pronunciado oficialmente al respecto.

Las instalaciones del muelle de Cozumel continuaron sus operaciones bajo la estricta vigilancia de la Marina y la Policía Federal.

A su vez, el Gobierno estatal de Quintana Roo emitió un comunicado en que señaló que aclaró que las actividades turísticas y económicas en la entidad transcurren de manera normal. Además asegura que desconoce las razones de la decisión de Estados Unidos de prohibir los viajes a Playa del Carmen.

Indicó que se mantiene atento para colaborar y para brindar seguridad a los ciudadanos estadounidenses que visitan las playas.


"Un informe preliminar de la Administración Portuaria Integral del Estado dio a conocer que lo comentado en redes sociales relativo a la embarcación de Barcos Caribe, señalada como portadora de un supuesto artefacto explosivo, solo se usaba para transportar refacciones", detalló comunicado del gobierno.

La embarcación, añadió, se encontraba ubicada a 500 metros de la costa de Cozumel y tiene 10 meses sin operar, pues no cuenta con la concesión de navegación respectiva.


"La embarcación señalada de Barcos Caribe no representó, ni representa, ningún peligro para los pasajeros cotidianos de Cozumel ni para los turistas que visitan nuestros destinos turísticos", aseguró el comunicado.

Playa del Carmen es uno de los principales puntos turísticos del estado de Quintana Roo, en el sur de México. De acuerdo con el último reporte de la Secretaría de Turismo local, actualmente la ocupación hotelera registra el 80%.

RELACIONADOS:EmbajadasEEUUMéxicoAmérica Latina