null: nullpx
Relaciones Internacionales

De los insultos a la Iglesia al "hijo de p..." de Obama: las barbaridades dichas por el presidente filipino

Su estilo deslenguado le jugó una mala pasada tan reciente como este martes, cuando la Casa Blanca canceló su encuentro con Barack Obama al margen de la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), luego de que el gobernante filipino tildó de "hijo de puta" a su par estadounidense.
6 Sep 2016 – 6:32 PM EDT

Ha dicho que el presidente Barack Obama y el Papa son unos "hijos de puta", que el embajador estadounidense en Manila es gay y que le daría un "premio" a la farmacéutica Pfizer por haber "extendido la vida" de los hombres con su Viagra: todas son declaraciones del mandatario filipino, Rodrigo Duterte, que han impactado a propios y extraños alrededor del mundo.

Su estilo deslenguado le jugó una mala pasada tan reciente como este martes, cuando la Casa Blanca canceló el encuentro previsto entre Obama y Duterte al margen de la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) que se realizó en la capital de Vietnam, luego de que el gobernante filipino tildó de "hijo de puta" a su par estadounidense.

A Duterte le molestó que Obama se refiriera a una polémica lucha contra las drogas que él lleva adelante en Filipinas y que ha dejado más de 2,000 muertos desde que asumió el poder el pasado 30 de junio. "Debe ser respetuoso y no solo lanzar preguntas (sobre la campaña antidrogas). Hijo de puta, te voy a insultar en ese foro", dijo un encolerizado presidente poco antes de salir para Laos.

Duterte se desdijo poco después. Sin embargo, no es la primera vez que genera controversia por insultar a una figura reconocida. A continuación otros episodios en los que ha sorprendido con sus dichos:

Para Duterte, el papa Francisco también es un "hijo de puta":
Al presidente le irritó en noviembre pasado, cuando era candidato a la presidencia, que una visita del Pontífice recrudeciera el congestionado tráfico que usualmente registra Manila...y por eso le espetó el que parece ser su insulto favorito.

Tras arremeter contra el Papa, y como sucedió con Obama, Duterte dio marcha atrás. "Ha dicho en varias ocasiones que quiere ir al Vaticano, gane o pierda (las elecciones), no solo para honrar al Papa sino porque quiere realmente explicarle lo sucedido y ofrecerle una disculpa", dijo su portavoz en ese momento, Peter Lavina.

El embajador de Estados Unidos en Manila es otro "gay, hijo de puta" para el gobernante:
Duterte también la emprendió en contra de alguien que defendió al Pontífice tras sus insultos: el embajador estadounidense en Manila, Philip Goldberg.

"Como usted sabe, me peleo con el embajador. Su embajador gay, hijo de puta. Me jode", dijo Duterte en tagalo, un dialecto filipino, hablando en televisión sobre sus encuentros con el diplomático. Poco antes, cuando era embajador en Australia, Goldberg había reprochado públicamente al presidente por sus epítetos contra el papa Francisco.

El encontronazo tensó la relación con Washington, que en ese momento convocó al agregado de negocios de Filipinas en Estados Unidos, Patrick Chuasoto, para que "aclarara esos comentarios".

Y a los obispos católicos les dijo: "no jodan conmigo":
En un país donde el 80% es católico, el mandatario también catalogó a los obispos de "corruptos, hijos de puta" responsables por el rápido crecimiento poblacional de su nación, reportó el Deccan Chronicle.

También los amenazó con ampliar los servicios de planificación familiar, porque la cómoda victoria que obtuvo en los comicios demostró, según él, que tiene más poder que los obispos, agregó este medio.

Indignó al bromear con la violación y asesinato de la australiana Jacqueline Hamill:
En un evento de campaña, Duterte habló sobre el abuso sexual sufrido por Hamill, quien también fue asesinada en un disturbio registrado en 1989 en la cárcel donde trabajaba en la sureña ciudad de Davao. En ese entonces, Duterte era el alcalde de esa localidad.

"Violaron a todas las mujeres (...) Estaba esta ministra australiana (...) Vi su cara y pensé: 'Hijo de puta, qué lástima, la violaron'. Me molestó que la hubiesen violado porque era tan hermosa. Pensé que el alcalde debió haber sido el primero", dijo a una multitud de acuerdo a la agencia AFP.

Si pudiera, le daría un premio a Pfizer por inventar la Viagra:
"Antes, cuando nuestros padres y hermanos llegaban a los 50, solo se paraban hasta aquí. Pero ahora, incluso cuando alcanzan los 60 o 70, gracias a la inteligencia de Pfizer se ha extendido al vida", dijo sobre la farmacéutica que fabrica este fármaco.

Lea también:

Más contenido de tu interés